Sabado, 19 de enero de 2019

más sobre VOX

Entre revulsivo y detonante: estimulante

¿Somos un país de chichinabo, y tenemos los gobernantes que nos merecemos por fatalidad genómica, o somos un país normal y corriente, con una clase política desafortunadamente extraída de nuestros peores percentiles? ¿Somos, quizá, un pueblo elegido por los dioses como chivo expiatorio de no se sabe qué, o tal vez estamos siendo secuestrados en una esquina del bioterio por los mismísimos demonios, o por alguna de sus franquicias, como Spectre, THRUSH, Kaos o clubs con nombres de reminiscencias cerveceras? ¿Somos una infeliz nación que ha entrado en barrena acelerada al rebufo de un 11M o será -como algún experto ha dicho- la maldición de un Frankoamón desde su tumba, haciéndose cumplir la profecía vizcaíno-casera de que "no se nos puede dejar solos"?

      Realmente ¿nos estamos parando a pensar en qué otra cosa que no sean rozamientos internos estamos dilapidando nuestras ya magras energías desde hace más de una década? ¿Nos damos cuenta de que, cumplidamente superadas las fases de fricción y erosión, estamos de nuevo al borde de la fisuración y la quiebra? ¿Nos estamos dando cuenta de cómo nos están viendo desde la barandilla del zoo nuestros más entrañables amigos y enemigos, esos de quienes internacionalmente somos dependientes? ¿Es todo un mal sueño, un mix repetitivo de los peores momentos de nuestra tan encarrilable y teledirigible desmemoriada Historia, o se trata de una irresponsable mascarada para que unos y otros pastores - canallas sodomitas - saquen tajada a costa de un rebaño de borregos (y borregas) ordeñado, esquilado, esquilmado y amodorrado?

      ¿O será todo una farsa, incluida la indignación de los ingenuos o desavisados, como el que esto escribe?

      Pero si este entremés de corrala va realmente en serio, y si cabía alguna duda de cómo nos estamos deslizando realmente por la rampa del vertedero, toca llorar desde ya mismo nuestras mejores lágrimas boabdilianas: Ha bastado la reciente entrada en el aprisco -con paso firme y marcial- del nuevo aspirante a una vacante de pastor para que en el chamizo " con el rebaño asustado, revuelto y expectante- se haya alcanzado un paroxismo de mayorales, rehaleros y zagales superando sus propias cotas de estulticia, amoralidad, cinismo, sectarismo, mezquindad, incoherencia, osadía, despropósito, y frentepopulismo, lanzándose en tromba, vaguada abajo, hacia el más patético (aunque elocuente e ilustrativo) ridículo pecuario. En estos días hemos visto a nuestros sedicentes líderes políticos enloquecidos: Gobernantes -entronizados gracias a "independentistas, golpistas y amigos de terroristas" - escandalizados por la presunta irrupción de panzerdivisionen "anticonstitucionalistas"; hemos contemplado a confesos comunistas lloriqueando por la peligrosidad de presuntos fascistas; hemos disfrutado a empecinados y marrulleros jugadores de la banda ultraizquierda ando lecciones de democracia llamando a rebato a sus hooligans para invadir abruptamente el campo ante la mera posibilidad de que, dentro del juego, también haya lugar a algo de juego por la banda simétrica; hemos padecido arcadas de vergüenza ajena oyendo a ministros, ministras y ministres cogiendo sus viscosos apéndices con papel de filtro, pontificando sin pudor o arengando con lengua viperina contra pajas en ojos ajenos; nos ha podido dar la risa floja disfrutando a sedicentes varones de partidos chaqueteros o defraudadores de su ideología predicando, modulando su discurso de valores heroicos y virginidad herida e impostando extemporáneamente pendones al viento. (Este tipo de histerias, como casi todo en este perro mundo, ya están descritas en las antologías: Por ejemplo, en "La guerra de los mundos", en "1941" y en "¡Que vienen los rusos!").

        Y para llevar tan increíble espectáculo al absurdo más peligroso por su capacidad de inseminación social, estamos viendo a gurús, tertulianos, plumíferos y tribuletes enloquecidos impostando mercadotécnicamente obsesiones alarmistas ante una inminente irrupción de las camisas pardas y negras en una tendencia de temporada ya marcada por los influencers en un estilo cool que combina txapelas con capuchas y barretinas y patagios con lazos y pañuelos, dispuestos tales libertadores mercenarios a sacar al supuesto enemigo del escenario por la chimenea, persiguiendo a votantes incómodos, señalando sus puertas ahora con estrellas de cinco puntas. Eso sí, con las consabidas bulas de legitimidad ética y patentes de corso político autoexpedidas en sus chiringuitos y con sus privilegiados salvoconductos de emergencia para tratar de escabullirse de rositas si la pifian, amonestándonos encima, desde la megafonía, con su inveterado  y condescendiente tonillo magistral.

 La verdad es que el innovador producto VOX® - con kelesdenato® forte- ha levantado expectación: incomoda a los envenenadores y da yuyu a los pacientes susceptibles, con bajas defensas y dieta rica en tele y likes. A los que nos alimentamos de papel y radio independientes y recelamos de las güiquipedias, se nos brindan más posibilidades de tener cierta idea acerca de por qué muchos medicamentos conllevan efectos vomitivos, y de que, a falta de eficientes lavados de estómago, los eméticos han sido específicos prescribibles en circunstancias extremas para tratar intoxicaciones en sus estadios no muy avanzados.

         Con el teléfono de emergencias a mano, una estampa de Santa Rita a la vista, y el aseo libre, sigamos prudentemente nuestra evolución ante esta terapia rompedora y emergente.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo