Sabado, 19 de enero de 2019

LA  ESTRATEGIA  DEL  MIEDO

Lo vivimos en las últimas elecciones generales. El PP nos había sacado de la tremenda crisis económica en la que nos había metido el PSOE, pero al mismo tiempo había mantenido toda la ideología progre impulsada por Zapatero, como el aborto libre, la ideología de género, el matrimonio homosexual, el apoyo a colectivo LGTBI y la dejación de funciones contra el nacionalismo independentista, que pretende romper España. Ante esta situación, la estrategia electoral del PP fue ponerse medallas con respecto a la recuperación económica y advertirnos de las graves consecuencias que podrían producirse de votar a otros partidos, como Podemos, partido con el que, según dicen muchos analistas políticos, habían colaborado para su implantación y expansión, con el fin de dividir a la izquierda y reducir el número de votantes del PSOE.

Hoy vuelve esta estrategia del miedo, pero ahora son los partidos de izquierda y extrema izquierda quienes la utilizan: ¡cuidado con Vox!, ¡vienen los fascistas!, ¡la ultraderecha!, ¡los nazis!, ¡los nostálgicos del régimen de Franco! Eslóganes que son coreados y amplificados por los medios de comunicación, la mayoría de los cuales están en sus manos. Periódicos locales, nacionales, emisoras de radio y cadenas de televisión nos recuerdan, una y otra vez, que Vox es un partido anticonstitucional, antieuropeo, xenófobo, homófobo, que está en contra de las mujeres y está bendecido por la ultraderecha europea . Todo lo cual resulta un insulto contra sus votantes, por lo que, es de suponer, que les seguirán votando, aún con más ganas. Pero esta estrategia no acaba ahí; justifican la violencia contra Vox, porque hay que «frenar al fascismo en las calles», y alientan a sus organizaciones terroristas a boicotear los actos de Vox y a agredir a sus afiliados y simpatizantes. Cualquiera que tenga un poco de sentido común se da cuenta de que la demonización y la violencia contra Vox favorece a este partido y multiplica a sus votantes; ¡hasta Íñigo Errejón lo ha visto y ha dicho que «Vox no es el problema, sino un síntoma» y que «en Andalucía no hay 400.000 fascistas». Entonces, ¿por quépersisten en esta actitud? Creía que era solo por el odio visceral que les mueve contra todo aquel que no piense como ellos; pero hay algo más que me ha dado que pensar después de leer un artículo publicado el 7 de diciembre en El Confidencial, titulado «Abascal sacude los pueblos rojos: No es por los inmigrantes, sino por la caza y los toros» nos relata el éxito que ha tenido Vox, en las recientes elecciones andaluzas en pueblos donde casi toda la corporación municipal es de izquierdas, y cita a Monda, un pueblo de la provincia de Málaga, con unos 2.000 habitantes (en el que se conocen todos), cuyo alcalde ha advertido que «una cosa es ir a votar y otra es señalarte en una lista con 14 personas más y hacer campaña en un pueblo en favor de la ultraderecha». Queda bastante clara la amenaza que esconden estas palabras; y así,  sin lista electoral, no hay votos para Vox en las municipales y siguen gobernando ellos. Una estrategia del miedo en la que yo no había pensado, pero que más que del miedo es una estrategia terrorista. La única manera de vencer esa estrategia es sacudiéndose ese miedo y haciéndoles frente. Los votantes de Vox van a tener que armarse de valor y «salir del armario». ¡Ánimo y adelante!

Francisco Mexía


Comentarios

Por Ana Mª Velasco Plaza 2018-12-09 21:34:11

Efectivamente la izquierda y ultraizquierda han empleado antes de las elecciones andaluzas la estrategia del miedo ante la posible aparición de Vox en el Parlamento regional. Pero cuando a pesar de la campaña difamatoria sufrida por este partido ha logrado un éxito incuestionable, se ha puesto en evidencia algo mucho mas peligroso que una estrategia electoral, que es un odio visceral característico de los partidos totalitarios, que no consienten ni admiten-los que van dando lecciones de demócratas-que otros que no comparten sus ideas y tienen la osadía de enfrentarse a ellos-algo a lo que no están acostumbrados-saquen nada menos que doce diputados. Por eso, ahora la estrategia del miedo se les queda pequeña y tienen que ir mas lejos, con agresiones y declararlos inconstitucionales (sic). A lo que se sumarán muy gustosos los separatistas. Pero el problema no solamente viene de estos partidos de izquierda chavista e independentistas. Es que tenemos una supuesta derecha, que ya antes de las elecciones- estos por la estrategia del miedo propio a perder votantes, cosa que ya habían perdido-vertían toda clase de descalificativos a Vox. No hay mas que recordar las declaraciones, por ejemplo de Maroto y Moreno Bonilla. Pero es que una vez Vox obtuvo escaños, le ha faltado tiempo a Feijóo para ser el portavoz de la mala bilis que queda en el PP. De Cs es mejor no comentar porque depende del momento y el lugar que hagan su perorata. Creo que a todos ellos les une básicamente una cosa, que es no solamente defender su chiringuito de las autonomías, sino que estás tengan mas autogobierno y claro Vox es el enemigo común a batir.


Comentar

Columnistas

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo