Sabado, 28 de noviembre de 2020

¡ESTOY  HARTO,  ESTAMOS HARTOS!!!

   A PROPÓSITO   DE… ...

Estas noticias publicaban 1) que la alcaldesa Colau y el Ayuntamiento de Barcelona habían aprobado la propuesta de despojar al Rey Emérito de la medalla de oro de la ciudad condal; 2) dos chicas podemitas "una ministra en el Gobierno de la Nación y la otra portavoz de una confluencia escindida del partido germinal- se habían cruzado unos twits bastante guerreros que ponían de manifiesto la escasa o nula preparación de ambas

para llevar a cabo cuestiones que competan a la gobernanza del Estado; y 3)

El viaje a Bolivia del Jefe del Estado, su Majestad el Rey, acompañado por el Vice-Presidente (uno de ellos/as, vaya), señor Iglesias, a la toma de posesión del representante de MAS reciente vencedor en las elecciones de aquel País hermano de Iberoamérica… Todo ello un sinsentido y una muestra más que patente de la falta de peso en personajes, actos y decisiones que, siendo gubernamentales, dejan a las claras la inmadurez y carencia de sentido común y de Estado, de los que más que deben, tienen que ser responsables en el menester de gobernar en todos los niveles y estamentos que ocupen, con seriedad y a favor de sus conciudadanos que les han elegido depositando su voto en las urnas,

Los tres hechos arriba señalados, además de dejar en evidencia conductas y pronunciamientos pueriles e inútiles a los efectos de los fines de un gobierno serio, solvente y en lo posible eficaz para la buena administración de los servicios públicos, retrata casi a la perfección el deteriorado estado de cosas a que se ha llegado en este País como consecuencia de gobiernos inútiles en la gestión y alimentados de ideologías ya grises para los tiempos que corren y que, si alguna vez fueron eficaces para ciertos segmentos de la población, hoy ya han pasado al baúl de los recuerdos más o menos históricos y más o menos dignos de ser recordados. No sé hasta que punto venimos en darnos cuenta que tecnologías, pandemias, cracks financieros, hundimiento económico de familias y estados…,etc., han dado al traste con los períodos anteriores que albergaban idiosincrasias de pueblos que eran predecibles y continuistas en cierta manera, pero hoy y ahora, mucho me temo que vamos a desembocar en nuevos ciclos, y digo ciclos, de comportamientos y experiencias de personas y pueblos enteros.


Retomando el rebobinar de mi mente a que hacía alusión en el primer párrafo de este artículo, me topé de buenas a primeras con las imágenes de un filme que se titulaba Network, protagonizado (aunque no en cuanto al orden del casting se refiere) por el actor británico Peter Finch.  En él, Finch, desempeñaba una tarea de presentador de un programa televisivo de gran audiencia  que se nutría de escándalos y fake news, cuanto más agudos e intensos y dañinos, mejor, pues se trataba en definitiva de mantener el mayor caudal de tele-audiencia en la dura competición con las demás cadenas de TV, ya que ello se contabilizaba en más spots publicitarios y más ingresos para los dueños de las mismas. Es decir; el duro y salvaje asesinato de lo cierto y la promoción de la inmoralidad sin límites de todo aquello que produjese importantes  revenues.  Más o menos y en síntesis de esto trataba el argumento de la película.  Ahora bien, al mismo tiempo que se sucedían las escenas relatando la trama, el personaje interpretado por Finch, iba entrando en un abismo sicótico que entrañaba un  grave peligro para la empresa y los empresarios (ya que creo recordar que moría ante las cámaras), pues su presentador-estrella, se revolvió contra todo y todos por la asquerosa utilización que de él hacían para atraer a las masas hacia un redil de esclavos del engaño y la mendacidad más repugnante y odiosa, como es manipular al común de los individuos que conforman una polis socialmente organizada y con ciertas creencias y pilares, aunque un tanto desgastados. Y es entonces, en algún momento del clímax de la película, cuando el Finch actor se denueda desgañitándose en el balcón a gritos y llamando a la multitud para que gritase con él: ¡ESTOY  HARTO,  ESTAMOS HARTOS!!! (… o algo así). Sí. Hartos todos de ser juguetes del engaño en beneficio del maquiavelismo imperante en las clases dominantes apoyadas en el poder: el poder del dinero y el poder político que les permite gobernar y conducir a las masas a su antojo y pro domo sua,  aunque bien mirado y bajo el prisma de la esencialidad del ser humano, tiene poco que ver con lo trascendente y permanente de la HUMANIDAD

 Como epílogo permítaseme traer aquí una anécdota que escuché en su día a mis mayores, que viene al pelo para retratar ciertas conductas de los pueblos y sus moradores en determinadas épocas o situaciones del discurrir por la senda de su historia; una senda en la que no faltan accidentes y quiebros de todo tipo pero que, en esta ocasión y al hilo de la anécdota de marras, resulta ilustrativa…  Allá por los albores del siglo XX, había en mi pueblo un gaitero muy famoso, tanto por la gaita, como por su afición al vino tinto. Pues bien, el hombre recalaba  largo y tendido en el chigre del pueblo y, a menudo, tenía su mujer que ir a buscarlo. Ya, cayendo el anochecer, lo llevaba a casa un tanto "pimplao",cuando en el recorrido por la caleya hacia el hogar, se encontraban con algún vecino al que nuestro personaje le espetaba la siguiente frase exclamatoria…: "cada animal lleva consigo el castigo que se merez". De aquí se puede inferir algún que otro análisis sociológico y coyuntural que dejo al criterio e inteligencia de los lectores.


         Juan J. Rubio


Corolario.-  Haciéndome eco de las últimas noticias referentes al proceso electoral de los Estados Unidos de América y las maniobras que tienen lugar durante el mismo

                   por los candidatos y sus equipos, que no son ajenas a otros procesos y actores similares, no dejo de reflexionar sobre el paralelismo que ofrecen al observador,

                   las derivas de desgaste y obsolescencia en las que incurren con el uso y el paso de los tiempos, toda suerte de mecanismos; sean estos materiales y físicos o

                   sociales y humanos, con el consiguiente deterioro, en unos puramente mecánico y, en otros ya, ético y de marginación moral.






                                                                                                                                                                                   Juan J. Rubio



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

BREVE  LEXICOGRAFÍA  SUI GENERIS          

ESPAÑA,  ESPAÑOL,  PANOLI…(Del diccionario particular de A. de Nebrigis- Molinero).

Por Juan J. RubioLeer columna

España, el español y los españoles

(Romance melancólico de tintes heroicos)

Por Juglar GasparLeer columna

Históricas concesiones

"No debes dar nunca la mano a alguien que pueda cogerte también el pie"(Interpretación libre del refranero)

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

   A PROPÓSITO   DE… ...

Pues sí.  A propósito de tres noticias aparecidas en distintos medios estos días, mi mente rebobinó hacia el pasado próximo y no tan cercano.

Por Juan J. RubioLeer columna

Cuando los héroes se mueren

Nuestros héroes, aquellos de cuyas aventuras, suertes y desgracias de toda clase tanto disfrutamos en nuestros años ya lejanos de cinéfilos apasionados, se fueron muriendo. Algunos, en sus películas, a pesar de enfrentarse a grandes peligros parecían inmortales: eran los buenos. Otros no, otros nos tenían acostumbrados a morirse y casi siempre de forma violenta: eran los malos. Pero tanto unos como otros se iban muriendo de verdad.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Y ahora...estado de alarma

Nada nuevo ciertamente pues en estado de alarma nos encontramos desde que el doctor Sánchez alcanzó el poder de una forma tan brillante y formó el gobierno más inútil e ignorante de toda la historia patria, gobierno además multitudinario con un desbarajuste de competencias que raya en lo "babélico", valga la expresión que vds. entenderán y que no me detengo a investigar si está  incluída o no, en el DLE.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

APROVECHAR LAS ENSEÑANZAS DEL PAPA

No debe dudarse que, depués de la visita a Francisco I, la benéfica influencia de las enseñanzas papales se manifestará en la actividad política del Presidente Sánchez 

Por José Luis LafuenteLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad V

Sin duda el virus chino tan versátil en sus ataques debió afectar al cerebro del señor Casado ya que en su actuación en las Cortes con motivo de la última moción de censura llevo a cabo las siguientes fazañas:

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Inepto, ineficaz, absurdo y ridículo… 

Así aparece a los ojos de un humilde aldeano, el conjunto de las personas que forman "no componen (más bien descomponen)-, el gobierno de la Nación española en "estado" de descomposición.

Por Juan J. RubioLeer columna

Oportunismo miserable

Una vez escrito mi parecer franco y espontáneo sobre el comportamiento de Casado en la moción de censura, leo en la prensa cantidad de opiniones de sesudos periodista y analistas políticos muy contrarias a las mías, alabando la postura del presidente del PP, exceptuando un atinadísimo artículo de Juan Carlo Girauta en ABC.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

TRUMP

He de confesar que conforme avanza la campaña crece más y más mi admiración por Donald Trump Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Cres qué se ha hecho trampa en las elecciones norteamericanas?

a) Si los demócratas nunca aceptaron su vixtoria
b) No es que el sistema alectoral americano es muy lento y complicado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo