Lunes, 21 de enero de 2019

la indignidad se apodera de la política española

11M: Año XIV del Tiempo Nuevo

. Increíble en un periódico tan independiente con tan buenas firmas y capaz de tan buenos editoriales. Silencio que no se compensa con la referencia que hoy sí se hace al apresurado y deslucido show protocolario, más bien en memoria de la sorprendente unanimidad y no menos sorprendente alianza de la clase política en torno a un relato y a un cierre de un asunto tan curiosamente incómodo para todos los protagonistas. Los ciento noventa y tres muertos y mas de dos mil afectados física y psicológicamente, no han merecido ni un mísero recordatorio, ni un par de líneas por gran parte de esa prensa tan humanitaria, tan implicada en las causas nobles, tan dispuesta a dar voz a todos aquellos que -con todo su derecho- desean homenajear a las víctimas de su bando en la guerra civil. Ya no es que se quiera abrir tumbas de hace ochenta años, es que se imponen pesadas lápidas de olvido sobre víctimas recientes que encontraron su fatal destino sin existir una contienda, sin señalarse por pertenecer a un partido u otro, sino simplemente porque eran las victimas propiciatorias para llevar a cabo el oscuro y complejo fin que se perseguía con la masacre.

Los capítulos más próximos de este objetivo los estamos viviendo, la desestructuración de España como Nación, de la familia como entidad fundamental de una sociedad con valores cristianos, de la libertad del individuo. Disgregación y caos primero para luego recomponer una sociedad adiestrada, domada, uniformizada, controlada y dependiente de estructuras paternalistas y tiránicas, asesinas si te sales del carril. Es decir el cambio de régimen y el "tiempo nuevo" que anunciaran, con la sangre de los muertos aún caliente, los mismos que sabían de las "dobles capas de calzoncillos ", de "la mochila que no explotó" y de la composición química del explosivo, entre otros dogmas unánimemente compartidos luego por quienes tan pocas otras cosas comparten.

Para lograr este fin era preciso encubrir a los que diseñaron el atentado y a los ejecutares de la masacre, proporcionándolos la cobertura necesaria para su ocultación. En ello se empeñaron a fondo todos los partidos parlamentarios-quizás con algo de retraso el que entonces estaba en el gobierno-, la mayor parte de los medios de comunicación difundiendo incluso falsas noticias, miembros destacados de los Cuerpos de Seguridad del Estado y finalmente los tribunales de justicia que dictaron sentencia en base a una instrucción repleta de pruebas falsas una vez hechas desaparecer las verdaderas, falsos testimonios y perjurios. Pero claro, como dijo el juez, los ciudadanos "no estábamos -ni debemos de estar aún- preparados para saber la verdad", somos simplemente una manada de borregos dispuestos a asumir todas las mentiras y manipulaciones emitidas por quienes siguiendo ordenes superiores siguen colaborando con el golpe de Estado cruento dado el 11M. Y es que una vez que se ha logrado ocultar quienes fueron los ideólogos de la masacre y los ejecutores de la misma -resultando así impunes a la barbarie cometida-, una vez que la sentencia ha dictaminado "caso cerrado" con condenas a muy dudosos culpables, una vez que ya todas las instituciones, medios y partidos políticos han compartido la mentira y la manipulación, es necesario el silencio sobre aquel lejanísimo atentado, como mortaja definitiva para alcanzar el objetivo planificado. Inconcebible en ningún país del mundo civilizado, en el que las víctimas del atentado tendrían siempre el homenaje y reconocimiento debidos, por parte de todas las instituciones y representantes políticos, sin falsarios homenajes de aniversario y regocijada unidad en tal vez algo inconfesable, sabido o sospechado. Es mas fácil y cómodo transportar unas coronas de laurel o unos ramos de flores que facilitar y reconocer que se oculta a sus asesinos. Nunca se ha rendido el verdadero homenaje a las víctimas: que todo el peso de la ley caiga sobre los auténticos culpables de la masacre y sobre sus encubridores.

Ana María Velasco Plaza


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo