Miercoles, 19 de febrero de 2020

La investigación ha permitido a la ONG constatar que muchas mujeres se encuentran con actitudes de desprecio, culpabilización de la víctima y prejuicios durante el proceso para denunciar lo que les ha ocurrido

Amnistía denuncia la "impunidad endémica" frente a la violación en Dinamarca

En un nuevo informe, '"¡Queremos respeto y justicia!". Superar los obstáculos de las supervivientes de violación a la justicia en Dinamarca', la ONG denuncia que mujeres y niñas se encuentran desprotegidas debido a las "leyes desfasadas" vigentes en el país. Asimismo, pone de manifiesto que muchas de ellas no denuncian las agresiones sufridas por temor a que no las crean o a sufrir estigma social o por falta de confianza en el sistema de justicia.

El informe es el resultado de entrevistas con 18 mujeres y niñas de más de 15 años que han sufrido violación, así como con ONG, especialistas y autoridades pertinentes. Según ha podido constatar Amnistía, en Dinamarca se denuncian muchas menos violaciones de las que realmente se comenten y la probabilidad de condena de los culpables es "muy pequeña".

En 2017, se produjeron entre 5.100 violaciones, según los datos del Ministerio de Justicia, y 24.000, según un estudio reciente, sin embargo solo 890 mujeres denunciaron violación ante la Policía. De estas denuncias, aunque 535 dieron lugar a procesamiento solo 94 terminaron con una sentencia y sólo 94 se resolvieron con sentencia condenatoria.

"A pesar de la imagen de Dinamarca como país con igualdad de género, la realidad es muy distinta para las mujeres, debido al grado terriblemente alto de impunidad de la violencia sexual y a anticuadas leyes sobre la violación que no cumplen las normas internacionales", ha lamentado el secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo.

NO SE TIENE EN CUENTA SI HUBO CONSENTIMIENTO

Aunque Dinamarca ratificó el Convenio de Estambul en 2014, el cual sostiene que la violación y todos los demás actos de naturaleza sexual no consentidos deben ser calificados como delitos, la legislación danesa no se basa aún en la falta de consentimiento para definir la violación sino que lo hace en base a si hubo violencia física, amenazas o coacción y en si se puede determinar que la víctima no pudo resistirse.

"Lo cierto es que el sexo sin consentimiento es violación", ha defendido Naidoo. "No reconocerlo así en la ley deja a las mujeres expuestas a sufrir violencia sexual y fomenta una peligrosa cultura de culpabilización de la víctima e impunidad, que se ve reforzada por mitos y estereotipos muy extendidos en la sociedad danesa, desde el terreno de juego hasta el vestuario, y desde la comisaría de Policía hasta al banquillo de los testigos", ha subrayado.

Según Amnistía, la existencia de prejuicios profundamente arraigados en el sistema de justicia es una de las razones del bajo índice de condenas en el país, unido a la desconfianza en el sistema junto con el miedo a no ser creídas o a ser culpadas de quienes han sufrido una violación y que las lleva a no denunciar.

La investigación ha permitido a la ONG constatar que muchas mujeres se encuentran con actitudes de desprecio, culpabilización de la víctima y prejuicios durante el proceso para denunciar lo que les ha ocurrido. Kristine, una periodista de 39 años, ha asegurado a Amnistía que el proceso de denuncia supuso "soportar más miedo, vergüenza y humillación". "Si hubiera tenido 20 años, no habría seguido tras el primer intento", ha añadido.

Amnistía considera que el hecho de centrarse en la resistencia y la violencia en vez de en el consentimiento de la víctima ha afectado no sólo a la denuncia de las violaciones, sino también a la sensibilización en general sobre la violencia sexual, aspectos, ambos, que "son clave para prevenir las violaciones y abordar la impunidad".

HACEN FALTA MEDIDAS MÁS AUDACES

En este sentido, la ONG ha celebrado que el Gobierno danés haya puesto en marcha un grupo de expertos para que recomienden iniciativas que puedan ayudar a las víctimas de violación a recibir apoyo adecuado y tratamiento profesional cuando accedan al sistema, si bien ha sostenido que el Ejecutivo "tiene que tomar medidas mucho más audaces y modificar la legislación para que esté basada en el consentimiento".

Además, ha subrayado que aunque reformar las leyes actuales sobre la violación "sería un paso esencial para cambiar las actitudes y conseguir justicia", hace falta "hacer aún mucho más para generar un cambio social e institucional".

Esto pasa, según Amnistía, por adoptar medidas legales que garanticen que "los mitos sobre la violación y los estereotipos de género son cuestionados en todos los niveles de la sociedad y que los profesionales que trabajan con supervivientes de violación reciben formación adecuada y continua". También hacen falta programas de sensibilización y educación sexual en general a edad temprana.

"Reformando sus anticuadas leyes y poniendo fin a la perniciosa cultura de culpabilización de la víctima y aplicación de estereotipos negativos existente actualmente en los procedimientos judiciales, Dinamarca tiene la oportunidad de sumarse a la oleada de cambio que está recorriendo Europa", ha incidido Naidoo.

"Esta oleada, encabezada por mujeres valientes, ha llevado a ocho países de Europa a adoptar definiciones de la violación basadas en el consentimiento", ha añadido el secretario general de Amnistía. Según la ONG, estos países son Suecia, Reino Unido, Irlanda, Luxemburgo, Alemania, Chipre, Islandia y Bélgica.

"Esta oleada de cambio de Dinamarca y otras partes de Europa puede ayudar a garantizar que las mujeres están mejor protegidas y supondrá que las generaciones futuras de mujeres y niñas no tengan nunca que preguntarse si la violación es culpa suya ni que dudar de que los violadores sean castigados", ha remachado Naidoo.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

GISTÁU

Mi relación con el recientemente fallecido periodista David Gistáu, fué simplemente la de lector. No voy ahora a dármelas de ser amigo personal ni asiduo seguidor de sus artículos ni de su obra en general.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 "Historias ocultadas del nacionalismo catalán"

Así se intitula el libro de Javier Barraycoa, Editorial LIBROSLIBRES, 2.011, 365 páginas, incluido el índice Onomástico.Este libro la verdad es que no tiene desperdicio.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Auténticas entrevistas falsas

Tal era el título de un programa radiofónico de humor que allá por la década de los 50 se emitía, no recuerdo en este momento por qué emisora nacional, en una época en que la televisión no tenía el protagonismo que disfruta actualmente y la radio dominaba el medio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Los demagogos

De lo que casi nadie habla es de la demagogia que campa por sus respetos en los sistemas "democráticos", demagogia que ya aparecía en la antigua Grecia.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Obstetricia y ministerios

También sería de gran interés conocer el "curriculum" personal de algunos de los nuevos titulares de los diversos cargos, cuyos méritos para acceder a puestos de tanta responsabilidad y en cuyas manos están, en estos momentos, nuestro presente y futuro, quizá nos harían palidecer y no precisamente de esperanzada confianza  y entusiástica ilusión.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ni criterio, ni ideología

Lo que le importa a esta casta es descabalgar del poder a los "enemigos", importándole un bledo, dos cominos y tres dídimos el bienestar de los españoles. Para eso está el pacto de la duerna, oiga.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Política aeronáutica

Entre las grandes novedades que nos está ofreciendo nuestro actual presidente de gobierno, está el utilizar el vuelo en los varios desplazamientos necesarios y no tan necesarios para sus labores presidenciales y otras no tan presidenciales.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Ilustres corregidores

Aunque el término más simple y adecuado a la idea que pretendo exponer sería "correctores", de corregir, no de co-regir, utilizo el que figura en el título por considerarlo más sonoro y llamativo, esperando disculpen la licencia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Es progreso la eutanasia?

Toda sociedad envejecida debe decidir si invierte en atención a los ancianos o si impulsa la eutanasia. Nuestro Gobierno social-comunista parece haber decidido que lo progresista es lo segundo. Publicado en el Debate

Por Francisco J Contreras Leer columna

El gran debate por la vida

El aborto, que aquí se considera un asunto cerrado, es hoy en los Estados Unidos el primer debate social Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soldados de plomo

Vanidad viene de vano y vano significa vacío.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo