Lunes, 27 de mayo de 2019

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

Aquellos caminos que Dios frecuentó

   No nos envió un mensajero cualquiera. Era Él mismo que se hizo mensaje y mensajero a la vez. Y nos contó que venía a pasear nuestros senderos, por torcidos y altivos que fueran. Pero nos advirtió a través del Bautista que tendríamos que colaborar para ese encuentro: no sólo frecuentando los caminos que Dios frecuentó, sino prepararlos debidamente. Algo así como haciendo camino al andar, nos encontramos en este 2º domingo de Adviento que viene a completar el del domingo anterior. Porque entonces se nos daba un toque de atención: “levantaos, alzad la cabeza, tened cuidado, estad siempre despiertos...” (Lc 21, 34-36). Era una honda invitación a la vigilancia, que este domingo se explicita más aún.        

El mensajero es Juan Bautista (que junto con Isaías y María, forma parte de la tríada que nos acompañará en todo este tiempo litúrgico). Fue un profeta querido y temido, porque cantaba las verdades sin pose ni ficción. Pagó caro su amor a la verdad. Pero no sólo la decía, sino que sobre todo la vivía, la decía viviéndola.        

Su mensaje se allega hoy hasta nosotros haciéndonos la misma invitación que hace 2000 años hizo a otra gente: está por venir otro, alguien especial, por quien el corazón de todos los hombres ha estado siempre en vilo; avivad, pues, vuestra espera, encended vuestra esperanza, y cambiad, convertíos, porque Él, el esperado por todos y por ti... está para llegar.        

Hay que pensar que el mensaje del Bautista no era de palabras de seda para entretener piadosamente a gentes aburridas, para las que el único cambio posible era sólo el cambio de horario. Juan Bautista, entrará a saco para ir al grano en otro cambio y preguntar sin ambages a los de entonces y a nosotros los de acá: ¿qué caminos andas tú? Porque el Mesías no viene por todos los caminos. A saber: el camino de la injusticia, el camino de la violencia, de la inmisericordia, de la dureza, del olvido, de la idolatría, de la tibieza... por ahí no vendrá Él. Es imposible caminar por estos andurriales creyendo que nos llevan a Belén.        

En el cruce de caminos de mi vida con la suya, en las sendas allanadas y las colinas descendidas, quiere el Señor mostrar a cuantos quieran ver, su Bondad y su Ternura, sin distinción de raza, lengua y nación. Y así termina este Evangelio: “todos verán la salvación de Dios” (Lc 3,6). Tremendo misterio, que Dios haya querido en buena parte supeditar el que esa salvación sea vista, a que yo no tenga, no ande, los caminos indebidos que ofenden a Dios y manchan al hombre.       

Sólo queda enderezar lo torcido, allanar lo altanero, igualar lo escabroso. Dios nos quiere camineros y caminantes para que nuestros pies frecuenten las sendas por las que Dios vino, viene y vendrá; caminos que huelen a tomillo de paz, gracia y comunión, caminos de horizontes largos donde la gente se ve de lejos y los rostros como son, caminos llenos de la misericordia y lo entrañable, caminos propios del Buen Dios.   

  + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL REGISTRO HORARIO Y SUS FINES

Entra en vigor la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral de los trabajadores

Por José Luis LafuenteLeer columna

DE  ELECCIONES  Y  REVOLUCIONES

Ya  la semana pasada escribí acerca de las elecciones. Como hay, a lo largo de la historia sucesos revolucionarios no ajenos a convocatorias y resultados electorales,  me permito en esta ocasión, algunos comentarios en torno a aquellos.

Por Juan J. RubioLeer columna

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

El autor de Comunistas, judíos y demás ralea, Pío Baroja, en su otro libro que tituló Desde el exilio, dice, refiriéndose a Pilar Primo de Rivera: «esta mujer admirable».

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

A  PROPÓSITO DE ESTAS ELECCIONES

… Ya "creo recordar- que el gran dramaturgo nórdico H. Ibsen ponía en boca de su protagonista en El Enemigo del Pueblo, aquella frase de  <<…la mayoría nunca tiene razón>>.  Incluso llegó a apuntar don Henrik en boca su alter ego, el protagonista doctor Stockman, que la misma podría atentar contra la propia razón y la mismísima democracia.

Por Juan J. RubioLeer columna

Vox y las expectativas

Llega la hora de consolidar los éxitos en un ámbito tan fundamental en España como es el poder municipal Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Eutanasia para el PP

Probablemente no caben tres partidos en la derecha, y al menos uno de ellos va a desaparecer a medio plazo. Debería ser el PP, su tiempo se ha cumplido   Publicado en Libertaddigital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sonrisa verdadera es el lenguaje de la seguridad

Comprendo y comparto el cabreo y temores del autor del último artículo aquí publicado, por haber  ganado las elecciones el personaje más mentiroso del escaparate, tan manipulador y suertudo como indigente intelectual, ambicioso y dañino para la unidad de España y para la libertad de los españoles.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Encuesta
¿Cree como circulas por las redes de que hubo pucherazo?

a) Si el PSOE ya demostró que es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder
b) No el pueblo español tiene unas miras muy cortas y es incapaz de preever lo que le espera

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo