Sabado, 21 de julio de 2018

Victor Láinez

¡Asesinos!

El asesinato de Víctor Láinez en Zaragoza es uno de esos acontecimientos que debieran hacernos pensar, tantas son las circunstancias y detalles que permiten interpretarlo como mucho más que un aislado crimen de odio. La víctima fue agredida por la espalda por un grupo de personas que le siguieron cuando abandonó el bar donde habían coincidido. Fue golpeada en la cabeza con una barra de hierro y luego pateada hasta quedar agonizante. El motivo de la brutal agresión, el llevar unos simples tirantes rojigualdas, algo menos común pero no menos trivial que haber lucido una corbata o una pulsera con esos colores. Que en España tal cosa haya podido llevar a la muerte a alguien es un índice del odio generado criminalmente por mucha gente de apariencia respetable que podemos encontrar sentada en el Congreso, en los cabildos municipales, en los estudios de televisión y en las redacciones. Personas que no se recatan de mostrar sus fobias contra la nación y proyectarlas a través de los innumerables medios de que disponen. Gentes que hoy hubieran puesto el país patas arriba si Víctor Láinez hubiera sido uno de los suyos. Pero el suyo es el otro.

Rodrigo Lanza, el señalado como autor del mortal y traicionero ataque, podrá ser una escoria pero no es un cualquiera. Nieto de un almirante chileno, ha dado charlas en universidades, concedido entrevistas, protagonizado duros debates entre políticos de alto nivel en Barcelona y Zaragoza - la alcaldesa Colau, entre ellos-, que se reprochaban recíprocamente no haber hecho bastante por él. Su hazaña, que le valió la fama en los medios izquierdistas y antisistema, fue dejar tetrapléjico a un guardia durante unos disturbios en Barcelona. Ello le costó cinco años de prisión a pesar de los apoyos con que entonces contó, presidenta Bachelet incluida, pero al salir de la cárcel pudo instalarse en Zaragoza gracias al entorno podemita que hoy gobierna la ciudad. El alcalde Santisteve ha sido ahora incapaz de condenar el asesinato de Víctor Laínez, refugiado en una repulsa genérica de la violencia.

Este país, hay que decirlo, rebosa de asesinos en potencia y de cómplices intelectuales de Rodrigo Lanza. El Rodri, como se le llama en las redes sociales y entre los antifas, un movimiento terrorista de extrema izquierda al que pertenece, cuyas acciones son habitualmente silenciadas por los medios, no ha estado nunca solo.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Jordan Peterson y la batalla de los pronombres

Peterson es un liberal clásico que conoce bien la historia de los sistemas totalitarios y sabe que la batalla lingüística es decisiva. Es uno de los francotiradores intelectuales que ha surgido en Canadá y que, asumiendo el riesgo de muerte civil, mantienen enhiesta la bandera de la resistencia. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

La eutanasia que viene

La eutanasia es la salida fácil al problema del envejecimiento de la población Publicado en ele diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Atrocidades racistas: el gran ajuste de cuentas a Occidente

Se está produciendo un genocidio de blancos en sudáfrica ante el silencio general de la prensa Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

'Traslatio sedis'

Alfonso X proyectaba desde Cádiz nada menos que la conquista militar y espiritual de África Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Feminista no, feminoide

Desde que Sánchez llegó al poder, todo han sido anuncios que sólo pretenden distraer la atención del respetable

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Rémi Brague y la legitimidad del hombre

Nuestra ética y nuestra política se basan en la libertad individual, absolutizándola hasta extremos inéditos en la historia. Sin embargo, este individualismo convive con una filosofía materialista que concibe al individuo como el producto caprichoso del azar evolutivo en un universo sin sentido.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Epitafio para un traidor

En noviembre del 16, me publicaban en estas mismas páginas la carta "Réquiem por la Constitución", en la que denunciaba "la forma encubierta en la que el gobierno de Rajoy, apoyado por la mayoría de los partidos parlamentarios, estaba llevando a cabo las negocio-cesiones con los nacionalistas, para desembocar en el final ya escrito en alguna parte".

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Carmen Calvo contra el romanticismo

Pedro Sánchez ha sorprendido con un gabinete aseado, sin estridencias frentepopulistas para calmar a los mercados. Pero ese "giro a la derecha” económico lo compensará con un giro a la izquierda que sólo podrá ser moral-cultural. Preparémonos a una lluvia de medidas feministas, homosexualistas y laicistas.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lágrimas negras

Usted, señor Rajoy, ha supeditado el interés de España a la conveniencia de su pútrido partido

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El largo 68, de la ETA a las aulas

El mayo del 68 derivó en varios movimientos que han perdurado hasta nuestra época y cambiado nuestra sociedad. Algunos miembros se quedaron en el activismo armado, otros treparon a las cumbres de la política y los últimos transformaron la educación y la cultura.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo