Martes, 21 de enero de 2020

Asturias ingobernada, ¿Asturias ingobernable? (Reflexiones de un peatón).

   Los mandatos de Rafael Fernández, Pedro de Silva, Juan Luis Rodríguez Vigil, Antonio Trevín, fueron es cierto cómodos y tranquilos salvo un sonado "tocomocho" que no pasó a muy mayores aparte las dimisiones pertinentes. A continuación, Sergio Marqués logró poner una pica en Flandes, pero aquello acabó más mal que bien, vaya vd. a saber por qué (ya, ya sé que lo sabe). Transcurrió seguidamente lo que fué una especie de paseo triunfal, tónica de los gobiernos de Vicente Álvarez Areces, un largo período de "yo me lo guiso, yo me lo como", sin oposición ni real ni aparente sino todo lo contrario, como diría Ricardo Vázquez Prada, adornado con algún ¡cómo no! monumental proyecto (nuevo Hospital Central, nuevo puerto de El Musel, Museo o lo que sea Niemeyer, etc.) y rematado todo ello para más desgracia con el "caso Marea", muy vivo y para vivir todavía. A partir de ahí, la situación derivó hacia una especie de farsa.

  Lo cierto es que esta farsa no empezó como tal pues hubo algo muy serio en su origen, tan serio como puede considerarse, ante la celebración de unas elecciones autonómicas, el lógico deseo de un peso pesado de la política española, de encabezar unas listas electorales, las del PP, considerando además que esta aspiración era bien vista indudablemente por gran número de votantes asturianos. A raíz de aquí comienza a vislumbrarse la farsa o broma pesada, acompañada, como va siendo habitual, para más desgracia, de una falta absoluta de respeto de los políticos responsables hacia una buena parte del electorado asturiano por no decir hacia toda. La citada lógica aspiración política fué segada aún sin flor por voluntad del hermético y dictatorial aparato del partido en Madrid que, inmediatamente se movilizó para esa necesaria siega, rechazando de plano aquella lógica pretensión o imponiendo unas condiciones imposibles. Pese a todo y sin tardar mucho se demostró que la citada propuesta no era ninguna quimera, capricho ni disparate pues aquella falta de entendimiento, forzó la creación de un nuevo partido que, en una trayectoria de cinco meses de organización y trabajo, obtuvo en los comicios un triunfo electoral indudable.

  Como parece que es lógico en estos tiempos, en que la falta de entendimiento y el egoísmo son tónica de la partitocracia que padecemos, este éxito electoral, avivó los peores sentimientos de orgullo mezclado con una no precisamente santa envidia de aquellos que habían despreciado y rechazado el proyecto. Por ello, de inmediato, se puso en marcha un plan destructivo para no dejar gobernar a los que habían conseguido mayoritariamente la confianza del pueblo: no hubo acuerdos para pactos de gobierno; los "agraviados", en una actuación vergonzosa y "contra natura", pusieron toda clase de trabas a los proyectos del nuevo gobierno en minoría, aliándose en las votaciones, una y otra vez, con los que hacía solamente unos días, mantenían una pugna de ideas contrarias a lo largo de toda la campaña electoral y forzando, por fin, ante la imposibilidad del gobierno de ejercer como tal, la disolución del parlamento y la convocatoria de nuevas elecciones.  

 Parece que no es lo mío la síntesis y quizá me esté extendiendo demasiado, repitiendo una historia de todos conocida pero me parece oportuno refrescar un poco la memoria. 

 La nueva consulta electoral, muy desgastado el partido que gobernaba y muy atacado como pieza a abatir desde todos los frentes, dió un resultado que propició una considerable confusión para formar gobierno, confusión que se resolvió mediante un pacto tripartito y formación bipartita al no querer participar en el nuevo ejecutivo el diputado que, con su voto, había inclinado la balanza a su voluntad (o a la de Rosa Díez, mejor dicho), supongo que para desenvolverse con más libertad e independencia a pesar del pacto primero. Acertada postura, creo yo.  

 Y ahora, situados en el presente, somos testigos de algo quizá no inesperado puesto que es bien sabido que los partidos ¡qué dolor! priorizan sus conveniencias e intereses al bien común o al bien de sus propios electores: UPyD e IU, rompen sus acuerdos con el PSOE al no aceptar éste la propuesta para un plan de cambio en la ley electoral que distribuya los puestos de forma más favorable a los partidos minoritarios, aspiración sin duda lógica pero en este caso, de un oportunismo manifiesto.  

 Ante esta realidad: ¿Cuál será la actuación del PSOE con un gobierno cuya actuación va a contar solamente con acuerdos puntuales y abundantes desacuerdos? Podemos suponer que estará preso y encadenado en una situación que tan bien supo aprovechar cuando eran otros los protagonistas.

   Y también: ¿qué hará el PP en unas condiciones semejantes a aquellas que hemos recordado en las que con tanto entusiasmo se sumaba a las propuestas del PSOE contra FORO intentando trabar todas las iniciativas de esta formación? ¿Volverá a ejercer una oposición tan “impalpable e intangible” al PSOE como hizo en tiempos recientemente pasados?  

 La actuación de IU, será más previsible; suele ser así porque acostumbra a mantener posturas y modos a conveniencia, situándose en cada momento adecuadamente, con una flexibilidad a veces sorprendente dentro de lo esperado, aunque lo que digo sea una especie de juego de palabras en contradicción.

  Y ¿el partido bisagra UPyD? Acaba de celebrar su jubiloso y triunfal congreso nacional que también resultó "magentuoso" por gracia de ese nuevo color que ha irrumpido en el mundo cibernético y que es una de sus señas de identidad, junto con una considerable ausencia de ideas claras en asuntos de importancia, un oportuno, muy positivo y rentable populismo defendiendo con ardor la unidad de España, la urgente necesidad de una drástica reducción del aparato estatal, la austeridad y otros asuntos claros y llamativos que eclipsan, tapan y disimulan una ideología hasta ahora, bastante dudosa. Demagogia, que se dice. Es de esperar que siga manteniendo su independencia.  

 De FORO ASTURIAS, no sé qué decir después de su voluntaria inmolación. Su esfuerzo fué encomiable. Supongo que se mantendrá a la expectativa con libertad de movimientos, luchando por tantas causas perdidas e intentando hacer méritos para el futuro, de cara a una hipotética vuelta al poder, aunque, lamentablemente en este caso, de no contar con mayoría absoluta, se repetiría la historia posiblemente. En estos momentos me da la impresión de que es el partido que más cerca está de la realidad asturiana como demuestra día a día.

  Volviendo al título y al principio, en Asturias es general la impresión de que somos una región desgobernada, sujeta en grado sumo a los caprichos de las minorías que tienen prisionero al ejecutivo, cuya salida digna ahora sería una nueva disolución del parlamento pero… ¿quién le pone ese cascabel a semejante gato? Nos daríamos todos a las voces solamente ante la idea pues esa decisión, aunque es viable, parece que está agotada.

  En todas las facetas de la vida y sobremanera en política, existe una cualidad positiva e imprescindible que se llama coherencia; tristemente, ante nuestra vista aparecen diariamente posturas y actuaciones que nos demuestran la general ausencia de esta cualidad que merecería la categoría de virtud, siendo en gran parte esa ausencia, la culpable de nuestra situación.

  Pidamos, roguemos, supliquemos a nuestros políticos que sean coherentes, que sean realistas, que abandonen sus poltronas en las que no hacen más que defender "sus" intereses, "sus" conveniencias o desde las que no hacen más que cumplir órdenes de los altos mandos, muchas veces reñidas con los intereses de la región. Que observen a su alrededor las consecuencias de sus deficientes actuaciones, de su falta de interés por lo más próximo y obligado y que actúen consecuentemente.  

 Nos resistimos a creer que nuestra Asturias es ingobernable. El pueblo está dando pruebas de una respetuosa e ilimitada paciencia, esperando, a cambio, una respuesta generosa y adecuada. Si los responsables no son capaces de dárnosla, tendremos que implorar:

  “De tanto egoísmo, ruindad, oportunismo, mentira, servilismo, en resumen, incapacidad: ¡liberanos Domine!”

  Amén.

Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

Por León Leonardo 2013-12-15 01:09:00

¡Qué agradable debe resultar el no poder aprobar unos presupuestos! Como era de esperar al PSOE le están pagando con la misma moneda que él manejó en su momento. Duele ¿no? Lo malo es que esto constituye una verdadera catástrofe para la religión: intolerancia tras intolerancia y el perjudicado, el pueblo que no sale de su estupor.


Por Arcadio F. 2013-12-14 16:58:00

Más bien desguazada por los paletos de siempre, nunca ingobernable


Por Casariego 2013-12-13 12:33:00

Don Paco resulta la mar de sensato. No espero nada del actual régimen, que es una oligarquía de partidos con la disidencia justa para que el festín mantenga las apariencias. En el caso asturiano, el concubinato PPSOE es algo más evidente. Se aceptan sugerencias de alternativa total, no de apuntalamiento, igual que una gangrena en la pierna no se combate con un jarabe.


Por JMGP 2013-12-12 14:59:00

Esos pequeños faraones no se lo que harán para no dejar el lugar que están ocupando en la politica, lo que si sé es que no van a dejar sus puestos con facilidad. Hay un razón muy sencilla, les pasa como a los sindicatos, llevan demasiado tiempo gobernando (casi tanto como Franco), con mucho que ocultar. Por otro lado estan tan acostumbrado y tan confiados que no creen posible ser descubietos. Todo se andará


Por McLauglin 2013-12-12 08:25:00

No hay por qué preocuparse, Paco. Asturias sera "la Alemania de España". Mayor displasia cerebral no cabe. Un saludo


Comentar

Columnistas

A lomos del Phantom viene(Romance)

A lomos del Phantom viene Pedro Sánchez el doctor y a su grupa sonriente Begoña cantando un son.

Por Juglar GasparLeer columna

El conservadurismo de Roger Scruton

Espero que Scruton haya entendido ya que su combate por la verdad, la belleza y la justicia era algo más que un aplazamiento salisburyano de la victoria final de la nada Publicado en Libertad digital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La tormenta del celibato

"El celibato de los sacerdotes es indispensable, no puedo callar", ha escrito el gran Benedicto XVI Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El castellano y el bable

Como ya saben, algunos pretenden imponer el bable como "llingua oficial ya".

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Estrellita

Un relato infantil, como remanso de paz ante tanto disparate generalizado.

Por Covadonga Garcia-Herrero PrietoLeer columna

Puros e impuros

Ver la paja en el ojo ajeno...

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Anne Applebaum, Pablo Iglesias y los crímenes del comunismo

Ya hubo dos ministros del PCE en 1936-39: Vicente Uribe y Jesús Hernández Tomás, sin contar que el PSOE de Largo Caballero era prácticamente comunista. Pero se trataba de una España en guerra y dividida. Ahora será la primera vez que participen en un gobierno con autoridad sobre todo el territorio nacional. La ocasión merece una reflexión sobre lo que ha representado históricamente el comunismo. Publicado en Actall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Llamamiento a la acción

Hay mimbres para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Políticos ignorantes, o mentirosos

Como ya sabrán, Ángel Víctor Torres Pérez, secretario general del PSOE canario, y actual presidente de la comunidad desde julio del pasado año 2019, refiriéndose a unas declaraciones de Santiago Abascal en el Congreso de Diputados sobre Juan Negrín López, dijo que tales palabras de Abascal eran "irritantes"

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

 La noche de Pedro, ¿qué noche será?

"Felices fiestas de invierno y que paséis una feliz noche con vuestros seres queridos, mascotas, hijos y familias inclusivas, igualitarias y feministas".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

SER COMO DIOS

El hombre siempre ha tenido la tentación de ser como dios.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo