Domingo, 25 de septiembre de 2022

A su llegada se reunió con la reina Isabel en su residencia oficial en Escocia

Benedicto XVI inicia su viaje al Reino Unido recordando sus profundas raíces cristianas

Ciudad del Vaticano, 16 sept 2010 (VIS).- El Papa salió del aeropuerto romano de Ciampino a las 8,10 (hora local) y aterrizó a las 11,30 en Edimburgo, capital de Escocia, donde fue recibido por el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo y consorte de Su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra.

Desde el aeropuerto, el Santo Padre se desplazó en automóvil al palacio de Holyroodhouse (Casa de la Santa Cruz) residencia oficial de la reina en Escocia durante el verano. El palacio fue construido en 1128 como monasterio agustino y dedicado a la Santa Cruz por el rey David I de Escocia, que tuvo la visión de un crucifijo entre la cornamenta de un ciervo que lo atacaba. En el siglo XVI se transformó en residencia real y en el siglo XX, con el rey Jorge V, pasó a ser residencia real estival.

A su llegada a Holyroodhouse el Santo Padre fue acogido por la Reina Isabel II y el Duque de Edimburgo y tras los honores militares y la interpretación de los himnos nacionales, el Papa se encontró en privado con la reina en la Morning Room.

Al final del encuentro, el pontífice fue acompañado al palco situado detrás del palacio, donde lo esperaban 400 huéspedes ilustres, entre ellos políticos, representantes de las Iglesias Católica y  Anglicana y algunos representantes del Parlamento Escocés.

Después de una breve exhibición de los gaiteros escoceses, la Reina Isabel II pronunció un discurso y después lo hizo Benedicto XVI.

"El nombre de Holyroodhouse, recuerda la "Santa Cruz" y evoca las profundas raíces cristianas que aún están presentes en todos los ámbitos de la vida británica. Los reyes de Inglaterra y Escocia han sido cristianos desde tiempos muy antiguos y cuentan con destacados santos, como Eduardo el Confesor y Margarita de Escocia. Muchos de ellos ejercieron conscientemente sus tareas de gobierno a la luz del Evangelio, y de esta manera modelaron profundamente la nación en torno al bien. Resultó así que el mensaje cristiano ha sido una parte integral de la lengua, el pensamiento y la cultura de los pueblos de estas islas durante más de mil años. El respeto de sus antepasados por la verdad y la justicia, la misericordia y la caridad, os llegan desde una fe que sigue siendo una fuerza poderosa para el bien de vuestro reino y el mayor beneficio de cristianos y no cristianos por igual."

Entre los numerosos ejemplos de esa "fuerza del bien" que jalonan toda la historia de Gran Bretaña, el Papa citó a William Wilberforce y a David Livingstone, que contrastaron firmemente el tráfico internacional de esclavos, a Florence Nightingale,  que al servicio de los pobres y enfermos, estableció nuevos modelos de asistencia sanitaria, al cardenal John Henry Newman, "cuya bondad, elocuencia y quehacer honraron a sus compatriotas.

"Todos ellos, y como éstos muchos más -subrayó- se inspiraron en una recia fe, que germinó y se alimentó en estas islas".

Benedicto XVI recordó después que en nuestra época, "Gran Bretaña y sus dirigentes se enfrentaron a la tiranía nazi que deseaba erradicar a Dios de la sociedad y negaba a muchos nuestra humanidad común, especialmente a los judíos, a quienes no consideraban dignos de vivir".

En este ámbito, el Papa habló también del trato que reservó el nazismo a los  pastores cristianos y religiosos que "proclamaron la verdad en el amor" y pagaron con su vida la oposición  a la ideología nazi. "Al reflexionar sobre las enseñanzas aleccionadoras del extremismo ateo del siglo XX, jamás olvidemos -subrayó- cómo la exclusión de Dios, la religión y la virtud de la vida pública conduce finalmente a una visión sesgada del hombre y de la sociedad".

El Santo Padre citó a continuación el papel clave que jugó hace sesenta y cinco años Gran Bretaña "en la forja del consenso internacional de posguerra, que favoreció la creación de las Naciones Unidas y marcó el comienzo de un período de paz y prosperidad en Europa hasta entonces desconocido".

Y recordando el Acuerdo de Viernes Santo, que restituyó sus competencias a la Asamblea de Irlanda del Norte, afirmó: "El Gobierno de Vuestra Majestad y el de Gobierno Irlanda, junto a los líderes políticos, religiosos y  civiles en Irlanda del Norte ayudaron al alumbramiento de una solución pacífica del conflicto. Animo a  todos  a seguir recorriendo juntos con valentía, el camino trazado hacia una paz justa y duradera".

"El Reino Unido sigue siendo, política y económicamente, una figura clave en el ámbito internacional. Vuestro Gobierno y vuestro pueblo son los forjadores de ideas que influyen mucho más allá de las Islas británicas. Esto les impone una especial obligación de actuar con sabiduría en aras del bien común. Del mismo modo, dado que sus opiniones tienen una audiencia tan amplia, los medios de comunicación británicos tienen una responsabilidad más grave que la mayoría y una mayor oportunidad para promover la paz de las naciones, el desarrollo integral de los pueblos y la difusión de los auténticos derechos humanos. Que todos los británicos sigan viviendo en consonancia con los valores de honestidad, respeto e imparcialidad que les han merecido la estima y admiración de muchos"

"En la actualidad, el Reino Unido se esfuerza por ser una sociedad moderna y multicultural", concluyó el pontífice. "Que en esta exigente empresa mantenga siempre su respeto por esos valores tradicionales y expresiones culturales que formas más agresivas de secularismo ya no aprecian o siquiera toleran. Que esto no debilite la raíz cristiana que sustenta sus libertades; y que este patrimonio, que siempre ha buscado el bien de la nación, sirva constantemente de ejemplo a vuestro Gobierno y a vuestro pueblo de cara a los dos mil millones de miembros de la Commonwealth y a la gran familia de naciones de habla inglesa de todo el mundo".

Finalizado el discurso, la Reina Isabel acompañó al Papa, siguiendo la tradición, y le presentó a los invitados ilustres de la primera fila. Después, en el patio interno del palacio, los esperaban un grupo de jóvenes escoceses vestidos con trajes tradicionales.

Al final el Santo Padre se despidió de la Reina y del Duque de Edimburgo en la puerta principal Holyroodhouse, y desde allí se traladó a la residencia del cardenal Michael Patrick O’Brien, arzobispo de Saint Andrews y Edimburgo, donde almorzó.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

 Feijóo ya se ve en la Moncloa

Tras el aplastante triunfo del PP en las elecciones autonómicas andaluzas, donde su candidato Juan Manuel Moreno Bonilla trapasó la mayoría absoluta con holgura, seguro que el presidente nacional de la formación ve inminente la repetición de este fenómeno en la generales con él  como  protagonista.

Por María Alú Leer columna

 Lindezas de Feijóo

A pesar de que la inmensa mayoría de los españoles son conocedores de la trayectoria ideológica y política del nuevo líder del reseteado PP, por si aún alguien alberga todavía alguna duda sobre la misma-incluso después de las soflamas sobre "el rumbo claro" a raíz de su unción- paso de forma somera a señalar algunos de sus hitos más destacables:

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿QUÉ Y A QUIÉN REPRESENTAN HOY LOS SINDICATOS MAYORITARIOS?

  El fracaso de asistencia a la manifestación convocada por UGT y CC.OO el pasado 23 de marzo y la laxitud de sus pretensiones, protestar contra las alzas de precios pero dejando bien claro que, no sólo las quejas no se dirigían al Gobierno sino antes bien que le pedían que no se redujesen los impuestos, me han llevado a reflexionar para responder a la pregunta planteada en el encabezamiento, plasmarlo por escrito, esperando que la consideración de plantee por los propios Sindicatos.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Una sociedad enemiga de los niños

Gabriele Kuby ha escrito un libro titulado “La generación abandonada”, y su tesis es que hemos sacrificado la felicidad de varias generaciones de niños a la libertad amorosa ilimitada de los adultos. Los niños son los grandes perdedores de la revolución sexual de los 60 y 70, convertida desde entonces en cimiento moral de nuestra sociedad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ideología e impotencia

  El abuso ideológico sustentado en la buena fe de las gentes lleva siempre a excesos de poder Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¡Qué verde era mi valle!

?La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas añadidos a posteriori pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero no niego que tiene "su aquél", aquel tinte nostálgico y amargo que hoy acompaña a los que ya nos pesan los años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ya no quedan jueces en Berlín

Esta sociedad envilecida que se refugia bajo la "sacralidad" de la palabra democracia para perpetrar las mayores felonías impunemente y digo sociedad porque los políticos y los jueces salen de la sociedad no llegaron aquí desde Saturno, está derivando con pasos de "siete leguas" hacia una tiranía plutocrática

Por Teresa SalamancaLeer columna

¿Qué pasa realmente en Ucrania?

Este modesto periódico dispone de pocos medios, solo una agencia de noticias, nuestra observación de diversas cadenas de televisión y distintos periódicos.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El PP y sus tradicionales incumplimientos

José Luis Martínez Almeida, algunos empiezan a llamarlo Carmeida, nos ha regalado una magnífica "perla de la factoria" del PP y no precisamente una perla de lluvia venida de un pais donde no llueve como dice la canción de Jaques Brel sino de la mendacidad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El ocaso del cristianismo

  Desde hace tiempo, el cristianismo se va debilitando en la conciencia de Occidente. Es un completo desastre desde el punto de vista religioso, pero creo que cada vez más gente se irá dando cuenta de que, a la larga, prescindir de Jesucristo no trae sino calamidades. Algunas ya son patentes, como la pérdida de patrimonio cultural por el cierre de iglesias y catedrales, otras son fáciles de detectar como el preocupante descenso de la moralidad pública, otras, en fin, irán aflorando con el paso del tiempo.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

¿UN REY SECUESTRADO?

El mensaje de Navidad del Rey ¿es suyo o está constreñido por el Ejecutivo? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿derribaran la Cruz del Valle de los Caídos y expulsarán a los monjes?

a) Si porque la Iglesia no los va a defender
b) No porque el poder de la oración es invencible

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo