Lunes, 18 de enero de 2021

Inepto, ineficaz, absurdo y ridículo… 

¿Es que soy muy ácido opinando y expresándome así? No.

Desde una óptica  personal debo admitir que, estamos ante individuos de cierta valía profesional; es decir, que no son cortos intelectualmente. Otrosí, es cuando observamos conductas y escuchamos declaraciones de los mismos en el desempeño de sus funciones administrativas y de gestión.  Aquí, no encuentro otra explicación que yéndome a la órbita planetaria de la Política con minúscula, aunque la escriba con mayúscula. Y es que, deviene sencillo lo que aparentemente debiera ser complejo, cuando situamos sujetos y procederes "no procedimientos-, en un observatorio focalizado hacia un planeta que se sale constantemente del cosmos más básico y elemental, el de la Humanidad, irrumpiendo grotescamente en la más espuria demagogia con la coreografía colorida y falsa de una vulgar y rastrera lucha "eso sí, dialéctica- de poderes fácticos que más tienen que ver con bienestares propios, léanse partidos políticos y militancias gregarias, que con el bien común…o sea, la Justicia troceada y sometida a un constante ruido de sables.

                   ……………………………

Pero bien, dejémonos de apreciaciones que, como todas, llevan intrínseca una cierta carga subjetiva y vayamos a lo mollar. ¿Cómo demonios se supone que se puede salir de esta enorme galería de fracasos y engaños múltiples y en todas las direcciones en el seno de una sociedad supuestamente bien organizada…? Pues no iba a ser fácil si dependiese exclusivamente de actitudes y acciones proactivas a partir de los núcleos de poder que, podrían alterar a su voluntad, las claves de dirección y comportamiento de las sociedades civiles y sus gestores.


Entonces… ¿qué nos puede deparar un futuro incierto al que suponemos que debiera aportar la carga regenerativa necesaria para conseguir de una vez por todas, la despensa moral  y la dosis de epiqueya, necesarias ambas, para conseguir sociedades más justas y menos infelices y desgraciadas? Y, sobre todo, menos lanares y libres de pensar y actuar motu proprio y no teledirigidas por los mass media y diversos aparatos de propaganda, siempre, todo ello, al servicio de castas y élites de poder que son financiera e ideológicamente autárquicas por definición más que por naturaleza, quiero creer; ya que, en principio y desde la perspectiva cristiana, estarían unidos al mismo nivel humano todos los individuos que conformaren las sociedades, sean ellas las que fueren.


 Creo recordar que Unamuno escribió algo así sobre que las civilizaciones y sus culturas se sucedían unas a otras  después de haber cumplido su ciclo histórico-vital. Bien a esto me gustaría añadir una reflexión un tanto atrevida y personal y, es que, las civilizaciones subsiguientes se retroalimentan al inicio de sus ciclos e incluso a lo largo de  los mismos, de eschata  de las anteriores que le precedieron.

Retomando el enfoque analítico que se pueda desprender del título de este artículo, confieso que en teoría las fórmulas aplicables para solucionar la patología política que está alterando nuestro convivir como sociedad y pueblo, que no son lo mismo, aunque una se comprenda en el otro,  reitero, las fórmulas aplicables son, en teoría,  directas y sencillas, incluso de una comprobación epistemológica relativamente fácil…pero, esto en teoría; porque resultaría harto difícil por el momento y, dadas las herramientas de análisis idóneas que disponemos para calibrar, prever y conducir, o mejor, reconducir todo un inmenso aparato social y político, hacia la consecución de resultados y fines más encomiables para el buen funcionamiento, que nos llevase a todos al satisfactorio ejercicio del bien común y de la libertad de los individuos, sin alterar para nada el cuadro político de gestión con el que nos encontremos en cada momentum histórico por el que transitemos como pueblo y sociedad constituida.

………………………………………

Cómo evitar pues el engaño, la mentira y los egoísmos y arbitrariedades del poder que casi siempre actúa de forma gregaria a favor de los intereses propios y no generales, sin reparar en los daños físicos y morales que pueda causar al ámbito y moradores en que se desenvuelve  y convive…?


No cabe duda que el control de masas es fundamental para gobernar desde los estados y que en democracias heterodoxas (por definirlas de alguna manera) y enfermas, se apoya en gran medida, en el control de la actividad de los medios de comunicación, merced a la influencia que ejercen en la tarea de homogeneización en el pensamiento y las acciones de los pueblos o, parafraseando a Gustave Le Bon, en la psicología de las multitudes, pues así se titula su libro (en diversas traducciones) "La Psichologie des fouls- que vio la luz ya en 1895, y en el que se pone de manifiesto la alteración de la personalidad cuando está sometida a las presiones grupales y mediáticas en según qué circunstancias. De ahí se entiende como hasta un individuo de señalada preponderancia social o intelectual y que en círculos aislados del ruido de la multitud, se comporta con criterios de seriedad y sensatez en ocasiones -por qué no- alegres y festivos, se trastorne su habitual personalidad en espectáculos de masas: sean estos deportivos, ideológicos, o de otro tenor… (Otra vez La Psicologie des fouls ; es decir, de los idiotas, según expresión "fílmica").

Resumiendo: poder más control o viceversa, más sociedades civiles organizadas desde o entorno a un Estado,  conforman el sumatorio que va produciendo los resultados sociopolíticos que conocemos y estudiamos a lo largo de nuestras pequeñas historias que, finalmente, van tejiendo el gran bordado de la Historia con mayúsculas y en todas sus dimensiones y significados.

                                          Juan J. Rubio


Comentarios

Por prednKr 2021-01-18 02:20:17

cadista vs prednisone prednisone for sale prednisone tylenol pm


Comentar

Columnistas

EL RESULTADO DE 40 AÑOS DE INESTABILIDAD FAMILIAR

Se hicieron públicos hace unas semanas los datos demográficos definitivos de 2019: más terroríficos que nunca, tan desatendidos como siempre. Ofrecen la imagen de un país en rápido despeñamiento hacia el suicidio poblacional. Publicado en La Gaceta de la Iberosfera

Por Francisco J Contreras Leer columna

La vida no sigue igual

A la sombra de la pandemia se van recortando los logros conseguidos en ochenta años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Herodes y los intelectuales

Los Magos buscaban la Verdad y para encontrarla se embarcan en un largo e incierto viaje Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Qué nos tocará después?

Esta nación todavía llamada España, nombre que, dadas los últimos acontecimientos y el modo de pensar de los dichos regidores, nos tememos que pueda desaparecer por sus, sin duda, connotaciones franquistas

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Feliz Navidad

Siguiendo una tradición de nuestro periódico también este año les felicitamos la Navidad a pesar de que quizá sea la más negra para la inmensa mayoría de nosotros.

Por Editorial Leer columna

 Desde el observatorio de lo absurdo…

Vengo observando el espectáculo marxiano (de los hermanos Marx, entendámonos) que a nuestros ojos desempeñan y ofrecen los titulares de la compañía vodevilesca que conforman dos de los tres elencos que responden a las denominaciones de Moncloa y Congreso&Etc…el tercero ya actúa en otros estadios de seriedad y dramatismo más consistentes.

Por Juan J. RubioLeer columna

En Navidad, pandemia y eutanasia

¿Por qué se prefiere avanzar en la eutanasia en vez de, como claman los médicos, promover los cuidados paliativos?Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Desde las arrimadas de Inés a las lágrimas de Irene

Reconozco que acabo de poner un título que puede resultar al menos un tanto intrigante y perdón por ello pero no me apetece cambiarlo y ahora veo lo más difícil: salir adelante y que no sea por peteneras.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

España, el español y los españoles II

Nuestro juglar  continúa con su repaso de los grandes hombres que hicieron España

Por Juglar GasparLeer columna

Contra pandemia, sentido común

El riesgo cero no existe en nada que merezca la pena intentar, empezando por el mero hecho de vivir Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Cres qué se ha hecho trampa en las elecciones norteamericanas?

a) Si los demócratas nunca aceptaron su vixtoria
b) No es que el sistema alectoral americano es muy lento y complicado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo