Viernes, 19 de enero de 2018

Semana Santa

Buena muerte

Dentro de poco las calles de España se llenarán de pasos dedicados a todos los episodios posibles de la pasión y muerte de Cristo, a sus advocaciones más diversas, y entre ellas una que en todo tiempo, y hoy más, no deja de levantar en nosotros un cierto repunte de disconformidad, de rebeldía: Buena Muerte. ¿Es buena alguna muerte? ¿Pudo ser buena la muerte de Cristo? La respuesta sencilla nos habla de la serenidad que sigue al padecimiento y esa es la que parece haberse impuesto en la iconografía habitual de la Buena Muerte, poblada de maravillosos crucificados -sirvan sólo de recuerdo el sublime sevillano de Juan de Mesa y el anónimo y portentoso gaditano-, pero la más cierta y de más honda raíz teológica es que la muerte atroz de Jesús fue buena porque sólo por ella nos vino y fue posible nuestra salvación. Suena fuerte, pero ya dijera Gómez Dávila que lo que le seducía en el cristianismo era la maravillosa insolencia de sus doctrinas.

Philippe Ariès fue el primer historiador que se adentró en el territorio de los sentimientos que suscitaba la muerte y de las distintas formas en que los hombres se han enfrentado a ella cuando la hora llega. Sentimientos y actitudes cambiantes hasta lo inimaginable. Hoy se entiende por una buena muerte aquella que, ante todo, suprime el sufrimiento, incluso si ello supone la inconsciencia, circunstancia ésta la más temida durante muchos siglos por cuanto imposibilita la preparación para ese momento decisivo. La forma en que se vive la muerte dice mucho, pues, de una civilización.

Hace un par de días ha sido aprobada en el Congreso una propuesta de Ciudadanos que se ha presentado como el primer paso hacia lo que será una "ley de muerte digna". Lo que no puede la vida lo hace la muerte y, ¡oh, milagro!, votaron juntos y a favor el PP, PSOE, Podemos y, por supuesto, los de naranja. Lo que se pretende en esta positiva y equilibrada iniciativa es que los servicios de cuidados paliativos, hoy restringidos a algunas regiones, se extiendan a todo el país, incluso de forma domiciliaria, y que se aseguren derechos de tanta importancia para el enfermo terminal como la posible sedación, que no debe confundirse con la eutanasia, la intimidad y el acompañamiento de familiares o amigos. Ojalá este consenso político sobre la muerte, que recuerda un poco a tregua de funeral, se extienda a otras parcelas de esta, digamos, vida.


Comentarios

Por Get A Loan 2018-01-19 04:06:25

fast cash loans no credit payday loan lenders online online loan online loan


Por Online Lenders 2018-01-15 08:03:15

online loan online loan online loan online loan


Por My Thesis 2018-01-15 03:44:11

college essays college essays college essay help college essay prompts


Comentar

Columnistas

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Elecciones, el premio a los golpistas

El inexorable paso del tiempo ha permitido que, por fin, llegara el día de las precipitadas y rocambolescas  elecciones catalanas. En estas elecciones autonómicas no ha habido nada normal.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Feliz Navidad 2017

Feliz Navidad, casi nadie pensaría que a estas alturas seguiríamos aquí para desearles un año más Feliz Navidad, pero la realidad es que aquí estamos.

Por Editorial Leer columna

El sueño de Pere

Quiso dormir de nuevo arrullado por la calidez de aquel pasado nunca valorado, que procuraba no revivir Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Por qué ya no tenemos niños (y cuáles serán las consecuencias)

Los hijos atan mucho. La generación que abrazó esa visión del mundo va previsiblemente a ser castigada con una Europa-geriátrico de pensiones insostenibles, empobrecimiento, vejez solitaria y calles sin juegos de niños Publicado en la pagina web de la Fundación Valores y Sociedad

Por Francisco J Contreras Leer columna

PARTITOCRACIA  E IDEOCRACIA

(permítaseme el neologismo "si es que lo es-  versus  RAZÓN  Y  ÉTICA

Por Juan J. RubioLeer columna

Seres vivos dotados de sensibilidad

De nuevo nos encontramos con una antigua paradoja; los hombres pueden razonar  pero han decidido no hacerlo. La voluntad, sin duda, puede más que la razón.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Ambigüedades de la Constitución y el fracaso de las autonomías

Según una encuesta de octubre de este año, un 62% de los españoles desearía la recentralización de las competencias educativas y el 64% la de las de orden público. Pero el porcentaje de partidos con representación parlamentaria dispuestos a proponerla es del 0%. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo