Jueves, 22 de abril de 2021

Defendamos la unidad de España

Cataluña

No hará falta insistir en la falsedad de las excusas de los políticos nacionalistas  catalanes – nunca diré del pueblo catalán-, a la hora de exigir eso tan antiguo y reaccionario de su independencia. Un vistazo objetivo a la historia de Cataluña, demuestra la falaz manipulación de sus discursos, pero me temo que tal como responden los españoles, en general, la intención separatista de Mas y sus compañeros marche paso a paso hasta la secesión final. Lo malo de todo esto es que no hay patriotismo en el resto de los ciudadanos del país; es más, si nos paramos a pensar, hablar de patria, o más aún, ser patriota, casi siempre puede ser calificado como un defecto propio de gentes conservadora, extremistas de derecha, fachas o algo así. Franquistas, por ejemplo.         

      Una lástima. Pero es verdad en demasiadas ocasiones. Así que declararse sincera y profundamente español y por tanto defender la unidad de España no parece que tenga entre nosotros, en la sociedad actual, ningún predicamento, ninguna buena prensa. Hoy declararse español, fuera del fútbol, puede ser pasaporte para enviarte al mundo de la exclusión y la marginalidad. Resulta hasta feo e inoportuno. Y sin embargo, la situación a que nos lleva el órdago independentista de la Generalitat catalana, nos debería inducir a expresar con rotundidad nuestra fe y adhesión a la patria común, España, que no se puede perder a causa de cualquier comportamiento pusilánime, débil, inseguro y hasta traidor.            

         Para mí que el pueblo españolo ha perdido, en su olvido de valores morales y sociales, incluso su sentido de Patria; ha sucumbido a la mal hallada dualidad dicha por el ex presidente socialista Zapatero, de España como concepto discutido y discutible, que llegó a su máxima estupidez de “ aceptaré cualquier Estatuto que venga de Cataluña”, con lo que además de que los dos partidos en el poder han permitido el incumplimiento de varias sentencias de Tribunal Constitucional, no es de extrañar que estemos en esta situación de ilegal rebeldía. Las apelaciones a Escocia y Quebec y no digamos de los Estados balcánicos, no es jamás comparable a la realidad de nuestra nación. Escocia fue reino hasta hace 300 años. Irlanda fue territorio ocupado, los países  ex yugoeslavos fueron  muchas veces independientes mientras que Cataluña nunca fue reino no territorio propio.              

    Cataluña es Iberia, Hispania, España desde siempre, y nos compete a nosotros defender una historia común, pero la pregunta hace daño, ¿Existe entre los españoles el afán de una unidad de siglos?. Saldrían los demás españoles a una llamada común para una patria común?. Me temo que el vacío moral a que nos han sumido los nuevos responsables políticos, no ayudarán a que los españoles se manifiesten de forma clara y contundente en favor de la unidad de España, no vaya a ser que se les tachen de fachas. Cuando el partido Comunista (IV-Cataluña), o el PS catalán, de la Chacón y Pere Navarro, ya apuestan por un separatismo tramposo, nada sorprendente por otra parte; a nosotros nos queda clamar alto y claro por esta deriva antidemocrática, que tenemos todo el derecho a denunciar. Se tendría que salir a la calle y gritar con todas nuestras fuerza, ¡España una¡ Y esto porque amamos a Cataluña, que es España. Pero francamente, no confío en que nuestra gente quiera hacerlo, se ha perdido el orgullo de ser español.

Eduardo López Pascual


Comentarios

Por Lancia de Latarce 2012-10-10 18:17:00

Estupendo artículo que pone de manifiesto lo que muchos españoles pensamos y tememos pero ante lo que permanecemos como anestesiados, como si fueramos incapaces de hacer oir nuestra voz y manifestar nuestra contundente presencia. El partido socialista tiene algún lider sensato como Javier Fernandez, nuestro presidente autonómico quien declaró que no sabía como se podía ir a donde ya se estaba: un estado federal. Lo que sucede es que el propio PSOE está dividido y sin liderazgo salvo para apropiarse de lo ajeno


Por Lena 2012-10-07 18:03:00

El partido socialista suele ser cuando menos ambíguo en esto de la unidad nacional. En el caso catalán no es que sea ambíguo, es que juega a catalanista en competencia con CiU. Y casi sin competencia en Mallorca y Valencia, con éxito en la primera y con fracaso en la segunda. Engaña a su electorado que no es separatista.


Por Zureda 2012-10-07 17:12:00

Buen artículo de López Pascual. esperemos que todo se arrgle y la sangre no llegue al río. Me han gustado las declaraciones de Felipe gonzález. si los socialistas, todos los socilistas, sigue el camino marcado por el ex presidente, pero si juegan, como dice el articulista, a un separatismo tramposo, vamos a tener muchos problemas y el riesgo que corremos los que creemos en la unidad de España, lo vamos a pasar muy mal.


Comentar

Columnistas

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Los mozárabes a escena

Una historia triste que poco tiene que ver con el desgastado mito de las Tres Culturas Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El catolicismo ante la pandemia

La respuesta de la Iglesia al tremendo desafío espiritual ha sido social e institucionalmente irrelevante. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La doctora Soh y el fin de la mujer

No es sólo que los trans-activistas hayan superado la intolerancia de las feministas: es que han llevado al extremo la lógica feminista de deconstrucción. No, la ciencia no nos protegerá: está siendo asaltada por los fanáticos. Tendremos que defendernos nosotros. Publicado en Aktual

Por Francisco J Contreras Leer columna

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Quien ganará las elecciones en Madrid?

a) La Derecha
b) El conglomerado de izquierdas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo