Viernes, 22 de junio de 2018

la realidad nacional

Cataluña y la Justicia

Hay cosas que no tiene que prohibirnos el médico para saber que nos sientan fatal y que, de no eliminarlas de la dieta y de la vida, pueden acabar teniendo malas consecuencias. Un día servidor comprendió que sin leer ni escuchar nada del llamado procés, e incluso de Cataluña, uno puede vivir tan ricamente y que con ello se ahorra un buen cesto de penosos y contradictorios sentimientos. Hasta entonces creía que el tedio dorsiano o el enervamiento, pasando por la irritación continua y la cólera explosiva, eran lacras de mi carácter agravadas con la edad, pero el ayuno catalán ha propiciado un cambio de humor que mi familia, mis amigos y mis alumnos me agradecen.

Me veo tan recuperado que tal vez pueda hacer hoy una excepción. Juan María del Pino, gerente de La Revuelta, la mejor sala de actividades culturales de Sevilla, me envía con jugoso comentario la noticia de este mismo diario que cuenta cómo en la cercana Sanlúcar la Mayor ha sido inhabilitado durante cuatro años un ex alcalde por haber tolerado que una casa de hermandad se elevara dos metros sobre lo permitido en las ordenanzas para que cupiera por la puerta el palio de la Soledad. Bien condenado está, pensarán muchos, si se ha probado que hubo prevaricación, y todos estaremos de acuerdo en ello. Pero debemos confesar que nuestra gravedad justiciera se nos convierte en mueca si acudimos a las primeras de los periódicos del martes en toda España y ahí damos con el corrupto y desafiante Artur Mas, condenado a dos malos años de inhabilitación por haber desobedecido expresamente al Tribunal Constitucional y haber organizado y celebrado el falso referéndum del 9 de noviembre de 2014, pecadillo que el editorial de este diario calificaba ese día como "uno de los hechos políticos más graves ocurridos en España desde el inicio de la democracia". Saquen ustedes mismos, estimados lectores, las oportunas conclusiones. Tras ellas tendrán dos opciones y una enseñanza: olvidarse de que existe algo que por resumir llamamos Cataluña o buscar el pasaporte; recordar por qué es conocida en España como Cachondeo, la que en todas partes se llama Justicia.

Nota: A fecha de hoy sigue colgado en la web de la Universidad de Sevilla el vil comunicado del Cadus en el que se difama por motivos ideológicos a uno de sus catedráticos. El rector Castro y los otros rehenes del sóviet, bien, gracias.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Epitafio para un traidor

En noviembre del 16, me publicaban en estas mismas páginas la carta "Réquiem por la Constitución", en la que denunciaba "la forma encubierta en la que el gobierno de Rajoy, apoyado por la mayoría de los partidos parlamentarios, estaba llevando a cabo las negocio-cesiones con los nacionalistas, para desembocar en el final ya escrito en alguna parte".

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Carmen Calvo contra el romanticismo

Pedro Sánchez ha sorprendido con un gabinete aseado, sin estridencias frentepopulistas para calmar a los mercados. Pero ese "giro a la derecha” económico lo compensará con un giro a la izquierda que sólo podrá ser moral-cultural. Preparémonos a una lluvia de medidas feministas, homosexualistas y laicistas.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lágrimas negras

Usted, señor Rajoy, ha supeditado el interés de España a la conveniencia de su pútrido partido

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El largo 68, de la ETA a las aulas

El mayo del 68 derivó en varios movimientos que han perdurado hasta nuestra época y cambiado nuestra sociedad. Algunos miembros se quedaron en el activismo armado, otros treparon a las cumbres de la política y los últimos transformaron la educación y la cultura.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo