Lunes, 01 de mayo de 2017

Podemitas totalitarios

Causas secuestradas

Sí, estuve allí, en la ya tristemente famosa Facultad de Derecho de la Hispalense la tarde en que, ante la pasividad de las autoridades académicas, más de cincuenta pacíficos ciudadanos vimos pisoteados nuestros derechos constitucionales, fuimos insultados y vejados durante cerca de dos horas por una banda de delincuentes organizados al más puro estilo bolivariano. Se podía palpar la indignación, pero el sentimiento predominante me parece era la tristeza que, como universitarios, muchos de los allí congregados experimentábamos. Los jóvenes llenos de odio que nos amenazaban e insultaban no se distinguían en nada, más allá de su estado en algunos momentos próximo a la histeria colectiva, de los alumnos con los que cotidianamente compartimos nuestras vidas; pero en ellos, especialmente en ellas, era patente el daño infligido por la monstruosa ideología que precisamente nos disponíamos a criticar como un universitario sabe y enseña: debatiendo libremente con todo aquel que crea que puede aportar algo a lo tratado. El feminismo ha sido secuestrado, cuando ya acariciaba el triunfo histórico de obtener para la mujer la plenitud de derechos y posibilidades, por una mezcla de radicalidad política y marginalidad existencial que, sin más base que el odio y la rabia, pretende someternos a todos a una clase de opresión hasta hoy inimaginable: la de impedirnos ser los hombres y mujeres que necesaria y gozosamente somos.

No muchas horas después, una multitud ululante se manifestaba en Barcelona para mostrar su solidaridad con los inmigrantes de países no europeos. El grito más coreado, según las crónicas, resultó ser "refugiados sí, españoles no". Reconozco mi estupefacción, mi desbordamiento moral ante tanta perversión, y no por español sino por la pericia de los monstruos para corromper de raíz todo lo que tocan, incluso las causas más nobles, sea la ayuda a los refugiados allí, la promoción de los derechos de la mujer aquí. En estas gentes no queda nada con lo que se pueda deliberar, discutir, ni siquiera contender.

¿Cómo luchar, cómo sobrevivir en este pantano de odio y vileza en que se hunde la sociedad española? Maritain, siguiendo a Gandhi y a Tomás de Aquino, recomendaba una al parecer infalible técnica de acción política: no atacar, resistir, soportar, sufrir con constancia. Pero, ¿tenemos hoy la fe que para ello se precisa?


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Esperanza Aguirre víctima de sus dudas

En política no hay nada más letal que no tomar decisiones aunque sean equivocadas ya que la falta de las mismas lleva inevitablemente a la inanidad

Por Togas y Dignidad Leer columna

¿Se equivoca Trump?

Todos los servicios informativos recogen el ataque de dos destructores americanos a una base del ejército sirio como represalia  por el supuesto empleo de armas químicas en un bombardeo por parte de El Assad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Samuel Huntington, el trumpismo y la identidad norteamericana

¿Ha supuesto el triunfo de Trump el último coletazo de la América de Norman Rockwell, el país homogéneo de mediados del siglo XX? ¿Se resiste EE.UU. a dejar de ser una nación?   Publicado en Actuall  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Dudas sirias

Queda por dilucidar el asunto nada menor de si el bombardeo químico es de verdad imputable a Al Assad   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Justicia  hipotecada

Pasa el tiempo y cada vez está más claro que no se  puede confiar que la Justicia aclare lo que ocurrio en la masacre del 11 M   Publicado en la Nueva España

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Buena muerte

Hoy se entiende por una buena muerte aquella que, ante todo, suprime el sufrimiento

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La presencia femenina

En el pasado el papel de la mujer ha variado bastante de unas culturas a otras. De otro lado, siempre ha habido mujeres plenamente conscientes de su valia que han ejercido una influencia efectiva en su entorno.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Paz, piedad, perdón

Sin ese "pucherazo" no hubiera habido Gobierno del Frente Popular y la historia de España hubiera sido distinta

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

España, entre la desmemoria y el adoctrinamiento

Sería un logro generacional si, enterrados en paz todos los bisabuelos, acabamos de una maldita vez de ajustar las interminables y realimentadas cuentas pendientes y nos dedicamos a avanzar pisando terreno firme y algo más seguro. Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

¿Es innata la orientación sexual?

El famoso "niño atrapado en un cuerpo del sexo opuesto" es un mito. ¿Se han parado a pensar nuestros entusiastas transgeneristas que están dando por buena una antropología dualista, cartesiana?   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Cataluña y la Justicia

Hay dos opciones: olvidarse de que existe algo que por resumir llamamos Cataluña o buscar el pasaporte Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Nuestros politicos seran capaces de traicionar a las victimas de ETA aceptando su ficticia rendición?

a) Si no les importan los ciudadanos sólo su interés
b) No sería su fin

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo