Viernes, 19 de enero de 2018

Podemitas totalitarios

Causas secuestradas

Sí, estuve allí, en la ya tristemente famosa Facultad de Derecho de la Hispalense la tarde en que, ante la pasividad de las autoridades académicas, más de cincuenta pacíficos ciudadanos vimos pisoteados nuestros derechos constitucionales, fuimos insultados y vejados durante cerca de dos horas por una banda de delincuentes organizados al más puro estilo bolivariano. Se podía palpar la indignación, pero el sentimiento predominante me parece era la tristeza que, como universitarios, muchos de los allí congregados experimentábamos. Los jóvenes llenos de odio que nos amenazaban e insultaban no se distinguían en nada, más allá de su estado en algunos momentos próximo a la histeria colectiva, de los alumnos con los que cotidianamente compartimos nuestras vidas; pero en ellos, especialmente en ellas, era patente el daño infligido por la monstruosa ideología que precisamente nos disponíamos a criticar como un universitario sabe y enseña: debatiendo libremente con todo aquel que crea que puede aportar algo a lo tratado. El feminismo ha sido secuestrado, cuando ya acariciaba el triunfo histórico de obtener para la mujer la plenitud de derechos y posibilidades, por una mezcla de radicalidad política y marginalidad existencial que, sin más base que el odio y la rabia, pretende someternos a todos a una clase de opresión hasta hoy inimaginable: la de impedirnos ser los hombres y mujeres que necesaria y gozosamente somos.

No muchas horas después, una multitud ululante se manifestaba en Barcelona para mostrar su solidaridad con los inmigrantes de países no europeos. El grito más coreado, según las crónicas, resultó ser "refugiados sí, españoles no". Reconozco mi estupefacción, mi desbordamiento moral ante tanta perversión, y no por español sino por la pericia de los monstruos para corromper de raíz todo lo que tocan, incluso las causas más nobles, sea la ayuda a los refugiados allí, la promoción de los derechos de la mujer aquí. En estas gentes no queda nada con lo que se pueda deliberar, discutir, ni siquiera contender.

¿Cómo luchar, cómo sobrevivir en este pantano de odio y vileza en que se hunde la sociedad española? Maritain, siguiendo a Gandhi y a Tomás de Aquino, recomendaba una al parecer infalible técnica de acción política: no atacar, resistir, soportar, sufrir con constancia. Pero, ¿tenemos hoy la fe que para ello se precisa?


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Elecciones, el premio a los golpistas

El inexorable paso del tiempo ha permitido que, por fin, llegara el día de las precipitadas y rocambolescas  elecciones catalanas. En estas elecciones autonómicas no ha habido nada normal.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Feliz Navidad 2017

Feliz Navidad, casi nadie pensaría que a estas alturas seguiríamos aquí para desearles un año más Feliz Navidad, pero la realidad es que aquí estamos.

Por Editorial Leer columna

El sueño de Pere

Quiso dormir de nuevo arrullado por la calidez de aquel pasado nunca valorado, que procuraba no revivir Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Por qué ya no tenemos niños (y cuáles serán las consecuencias)

Los hijos atan mucho. La generación que abrazó esa visión del mundo va previsiblemente a ser castigada con una Europa-geriátrico de pensiones insostenibles, empobrecimiento, vejez solitaria y calles sin juegos de niños Publicado en la pagina web de la Fundación Valores y Sociedad

Por Francisco J Contreras Leer columna

PARTITOCRACIA  E IDEOCRACIA

(permítaseme el neologismo "si es que lo es-  versus  RAZÓN  Y  ÉTICA

Por Juan J. RubioLeer columna

Seres vivos dotados de sensibilidad

De nuevo nos encontramos con una antigua paradoja; los hombres pueden razonar  pero han decidido no hacerlo. La voluntad, sin duda, puede más que la razón.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Ambigüedades de la Constitución y el fracaso de las autonomías

Según una encuesta de octubre de este año, un 62% de los españoles desearía la recentralización de las competencias educativas y el 64% la de las de orden público. Pero el porcentaje de partidos con representación parlamentaria dispuestos a proponerla es del 0%. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo