Lunes, 01 de mayo de 2017

La deriva del PP

Comprometidos con el vacío

El congreso del PP terminó como se esperaba: prietas las filas y mil años de poder marianista. En un momento en que se tambalea la Unión Europea, agoniza el ciclo histórico abierto en 1945, se cuestiona la globalización, se replantea el sistema internacional de alianzas, el gran debate ideológico del partido del centro-derecha español ha girado en torno a si María Dolores de Cospedal podía ser a la vez ministra y secretaria general.

Un debate sobre poltronas. Ahí comienza y termina el ideario del PP actual: cómo obtener cargos y mantenerse en ellos. Por eso Rajoy es líder indiscutible: ha sobrevivido a su annus horribilis conservando contra todo pronóstico un botín no despreciable de cargos para sus huestes. Por el camino se quedaron todos los principios de un partido liberal-conservador: desde la bajada de impuestos a la protección de la vida; desde la defensa de la unidad nacional a la de la familia natural. ¿A quién le importa eso? El PP revienta de autosatisfacción. Para los suyos, Rajoy es Churchill porque convirtió la casi segura derrota en la finest hour del partido: supo aguantar y esperar a que el enemigo fuese desarbolado por su propia impaciencia y contradicciones. "El que resiste, gana": he ahí el summum de la teoría política, genialmente quintaesenciada por Mariano. Ahora sacan pecho, frotándose las manos al ver los navajazos en el PSOE y Podemos. En el PP, en cambio, imperan la cohesión búlgara y la paz de los cementerios.

La minoría que todavía cree en algo (los Luis Peral, Lourdes Méndez, Javier Puente, etc.), ya excluida desde 2015 de las listas electorales, libró una última y valiente batalla por los principios. Como cabía esperar, fueron aplastados: la enmienda que proponía "defender la vida desde la concepción a la muerte natural" ni siquiera se sometió a votación, tampoco la de defender el matrimonio como unión de hombre y mujer. La cuestión de los vientres de alquiler se ha solventado con una redacción difusa que aplaza el debate sobre el fondo del asunto: sin embargo, todos sabemos que el PP de la Comunidad de Madrid ya intentó aprobar un proyecto de ley de gestación subrogada, y que éste fracasó in extremis gracias a la abstención de tres diputados que después fueron sancionados.

Eso sí, se ha mantenido en los estatutos la mención del "humanismo cristiano". Espero que la minoría conservadora no esgrima esto como un éxito. Pues, como honradamente reconocía Lourdes Méndez en este periódico, que un partido definitivamente abortista, neutral sobre la eutanasia, abierto a la posibilidad de los vientres de alquiler y decidido impulsor de la ideología de género insista en reclamarse del humanismo cristiano equivale a tomar el nombre de Dios en vano. Y eso atenta contra el segundo mandamiento.

La minoría conservadora ha luchado con honor, igual que los liberales de Red Floridablanca. Pero ahora debería entender que no tiene ningún sentido continuar en el PP. La inmensa mayoría del aparato y de las bases está encantada con el rumbo marianil de vacío ideológico y culto al poder como un fin en sí mismo. Hay Rajoy para mucho, mucho rato. Que la facción liberal-conservadora no sueñe con una reconquista que este congreso "si todavía hacían falta más pruebas- ha demostrado imposible. Continuar en el PP implicaría dejarse utilizar como coartada: "¿Véis?, todavía tenemos incluso algunos democristianos: ¡en el PP hay sitio para todas las sensibilidades!".

Los últimos conservadores y liberales del PP deberían recordar que ahí fuera sigue existiendo Vox, bravamente sostenido por 3.000 militantes inasequibles al desaliento de sucesivos varapalos electorales. La lógica de Vox es exactamente inversa a la del partido marianil: si éste se ha despojado de cualquier principio, reduciendo su ideología a la mera ocupación y conservación del poder, en Vox se mantiene encendida la llama por pura fidelidad a unas ideas que de otro modo quedarían huérfanas, sin la menor expectativa de tocar poder en el futuro próximo. Vox defiende todo lo que el PP ha tirado a la basura: la vida del no nacido, la familia natural, la dignidad nacional diariamente abofeteada por el desafío separatista, el cumplimiento de la ley en todo el territorio español, la libertad económica y la reducción del gasto público (frente a un PP desvergonzadamente socialdemócrata)

La llegada de los democristianos del PP conferiría a Vox la visibilidad y "profesionalidad" que quizás le falta para que los medios de comunicación conservadores (especialmente los de la Iglesia, volcados hasta ahora con el PP de las leyes LGTB) y la prudentísima derecha social española se decidan por fin a darle una oportunidad.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Esperanza Aguirre víctima de sus dudas

En política no hay nada más letal que no tomar decisiones aunque sean equivocadas ya que la falta de las mismas lleva inevitablemente a la inanidad

Por Togas y Dignidad Leer columna

¿Se equivoca Trump?

Todos los servicios informativos recogen el ataque de dos destructores americanos a una base del ejército sirio como represalia  por el supuesto empleo de armas químicas en un bombardeo por parte de El Assad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Samuel Huntington, el trumpismo y la identidad norteamericana

¿Ha supuesto el triunfo de Trump el último coletazo de la América de Norman Rockwell, el país homogéneo de mediados del siglo XX? ¿Se resiste EE.UU. a dejar de ser una nación?   Publicado en Actuall  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Dudas sirias

Queda por dilucidar el asunto nada menor de si el bombardeo químico es de verdad imputable a Al Assad   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Justicia  hipotecada

Pasa el tiempo y cada vez está más claro que no se  puede confiar que la Justicia aclare lo que ocurrio en la masacre del 11 M   Publicado en la Nueva España

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Buena muerte

Hoy se entiende por una buena muerte aquella que, ante todo, suprime el sufrimiento

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La presencia femenina

En el pasado el papel de la mujer ha variado bastante de unas culturas a otras. De otro lado, siempre ha habido mujeres plenamente conscientes de su valia que han ejercido una influencia efectiva en su entorno.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Paz, piedad, perdón

Sin ese "pucherazo" no hubiera habido Gobierno del Frente Popular y la historia de España hubiera sido distinta

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

España, entre la desmemoria y el adoctrinamiento

Sería un logro generacional si, enterrados en paz todos los bisabuelos, acabamos de una maldita vez de ajustar las interminables y realimentadas cuentas pendientes y nos dedicamos a avanzar pisando terreno firme y algo más seguro. Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

¿Es innata la orientación sexual?

El famoso "niño atrapado en un cuerpo del sexo opuesto" es un mito. ¿Se han parado a pensar nuestros entusiastas transgeneristas que están dando por buena una antropología dualista, cartesiana?   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Cataluña y la Justicia

Hay dos opciones: olvidarse de que existe algo que por resumir llamamos Cataluña o buscar el pasaporte Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Nuestros politicos seran capaces de traicionar a las victimas de ETA aceptando su ficticia rendición?

a) Si no les importan los ciudadanos sólo su interés
b) No sería su fin

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo