Miercoles, 23 de agosto de 2017

La deriva del PP

Comprometidos con el vacío

El congreso del PP terminó como se esperaba: prietas las filas y mil años de poder marianista. En un momento en que se tambalea la Unión Europea, agoniza el ciclo histórico abierto en 1945, se cuestiona la globalización, se replantea el sistema internacional de alianzas, el gran debate ideológico del partido del centro-derecha español ha girado en torno a si María Dolores de Cospedal podía ser a la vez ministra y secretaria general.

Un debate sobre poltronas. Ahí comienza y termina el ideario del PP actual: cómo obtener cargos y mantenerse en ellos. Por eso Rajoy es líder indiscutible: ha sobrevivido a su annus horribilis conservando contra todo pronóstico un botín no despreciable de cargos para sus huestes. Por el camino se quedaron todos los principios de un partido liberal-conservador: desde la bajada de impuestos a la protección de la vida; desde la defensa de la unidad nacional a la de la familia natural. ¿A quién le importa eso? El PP revienta de autosatisfacción. Para los suyos, Rajoy es Churchill porque convirtió la casi segura derrota en la finest hour del partido: supo aguantar y esperar a que el enemigo fuese desarbolado por su propia impaciencia y contradicciones. "El que resiste, gana": he ahí el summum de la teoría política, genialmente quintaesenciada por Mariano. Ahora sacan pecho, frotándose las manos al ver los navajazos en el PSOE y Podemos. En el PP, en cambio, imperan la cohesión búlgara y la paz de los cementerios.

La minoría que todavía cree en algo (los Luis Peral, Lourdes Méndez, Javier Puente, etc.), ya excluida desde 2015 de las listas electorales, libró una última y valiente batalla por los principios. Como cabía esperar, fueron aplastados: la enmienda que proponía "defender la vida desde la concepción a la muerte natural" ni siquiera se sometió a votación, tampoco la de defender el matrimonio como unión de hombre y mujer. La cuestión de los vientres de alquiler se ha solventado con una redacción difusa que aplaza el debate sobre el fondo del asunto: sin embargo, todos sabemos que el PP de la Comunidad de Madrid ya intentó aprobar un proyecto de ley de gestación subrogada, y que éste fracasó in extremis gracias a la abstención de tres diputados que después fueron sancionados.

Eso sí, se ha mantenido en los estatutos la mención del "humanismo cristiano". Espero que la minoría conservadora no esgrima esto como un éxito. Pues, como honradamente reconocía Lourdes Méndez en este periódico, que un partido definitivamente abortista, neutral sobre la eutanasia, abierto a la posibilidad de los vientres de alquiler y decidido impulsor de la ideología de género insista en reclamarse del humanismo cristiano equivale a tomar el nombre de Dios en vano. Y eso atenta contra el segundo mandamiento.

La minoría conservadora ha luchado con honor, igual que los liberales de Red Floridablanca. Pero ahora debería entender que no tiene ningún sentido continuar en el PP. La inmensa mayoría del aparato y de las bases está encantada con el rumbo marianil de vacío ideológico y culto al poder como un fin en sí mismo. Hay Rajoy para mucho, mucho rato. Que la facción liberal-conservadora no sueñe con una reconquista que este congreso "si todavía hacían falta más pruebas- ha demostrado imposible. Continuar en el PP implicaría dejarse utilizar como coartada: "¿Véis?, todavía tenemos incluso algunos democristianos: ¡en el PP hay sitio para todas las sensibilidades!".

Los últimos conservadores y liberales del PP deberían recordar que ahí fuera sigue existiendo Vox, bravamente sostenido por 3.000 militantes inasequibles al desaliento de sucesivos varapalos electorales. La lógica de Vox es exactamente inversa a la del partido marianil: si éste se ha despojado de cualquier principio, reduciendo su ideología a la mera ocupación y conservación del poder, en Vox se mantiene encendida la llama por pura fidelidad a unas ideas que de otro modo quedarían huérfanas, sin la menor expectativa de tocar poder en el futuro próximo. Vox defiende todo lo que el PP ha tirado a la basura: la vida del no nacido, la familia natural, la dignidad nacional diariamente abofeteada por el desafío separatista, el cumplimiento de la ley en todo el territorio español, la libertad económica y la reducción del gasto público (frente a un PP desvergonzadamente socialdemócrata)

La llegada de los democristianos del PP conferiría a Vox la visibilidad y "profesionalidad" que quizás le falta para que los medios de comunicación conservadores (especialmente los de la Iglesia, volcados hasta ahora con el PP de las leyes LGTB) y la prudentísima derecha social española se decidan por fin a darle una oportunidad.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CONVULSIONES EN LA OLIGARQUIA

Últimamente se están produciendo numerosas detenciones, procesamientos e ingresos en prisión de personajes de renombre, relevancia y notoriedad en distintos ámbitos de la sociedad.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EL SEXO Y EL GÉNERO EN BIOLOGÍA

La Audiencia Provincial de Madrid ha resuelto que el texto que figuraba en el autobús de Hazte Oir, noconstituye un delito de odio. ¡Menos mal! Aunque han tardado varios meses en darse cuenta, es un alivio que,finalmente, se reconozca la libertad de expresión.

Por Paco MexiaLeer columna

La fórmula de la felicidad

Si usted tiene un empleo relativamente satisfactorio, está casado, participa en iniciativas vecinales o filantrópicas y practica la religión, su probabilidad de declararse "muy feliz" es estadísticamente muy alta. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

América y la felicidad

Por favor, señores de los telediarios, lo que necesitamos es más América y menos Cataluña Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

LOS EEUU TAMBIEN TIENEN SU  LADO OSCURO

The New York Times pide a Rajoy que permita la consulta secesionista al tiempo que pide a los catalanes que voten no.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

La nueva clase alta norteamericana

La dualización social y la dimisión moral-pedagógica de la élite presagian su declive como superpotencia. Publicado en Actuall  

Por Francisco J Contreras Leer columna

España y el Rey

La Monarquía ha sido durante siglos la garante de la unidad entre los españoles- Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La nueva generación de lectores

Hoy en día es más que corriente escuchar la frase “los jóvenes ya no leen”, lo cual es cierto en términos generales. Sin embargo, algo peor que no leer es –a mi juicio- alimentarse de pésimas lecturas de una calidad literaria ínfima o inexistente.  

Por Inma Vieitez Leer columna

Guerra sin gloria

Ésta será una guerra muy difícil, pues todas las acciones llamativas e impactantes serán del enemigo Publicado en El diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría y la eficacia pedagógica de la ley

La Hungría de Orban y la España de Rajoy son dos modelos contrapuestos respecto a las politicas sobre familia y vida. Porque las leyes no son inocuas, tienen su importancia. Como argumenta el autor las leyes y las políticas sí tienen un impacto “educativo” sobre las creencias y las costumbres Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

CATAPLASMAS NOTARIALES

El notariado percibe la problemática que lo acosa y la analiza pero carece de la decisión para hacerle frente con la contundencia necesaria

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Es fiable la presencia del Podemos y el PNV en el pacto antiyihadista?

a) No su neutralidad es sospechosa y por tanto su presencia sobra
b) Si a pesar de todo no pueden ser tan miserables

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo