Martes, 04 de agosto de 2020

¿por que el rey iba a ser diferente?

Corromper a un rey

¿Se puede corromper a un rey? Es tema viejo en la literatura política y en la cronística cortesana de todas las épocas, desde el canciller López de Ayala o el vitriólico Alonso de Palencia, y un tópico para poder explicar el desastre final de un reinado. ¿Cómo se corrompe a un rey?

Juan Carlos I desarrolló sus indudables aptitudes como monarca constitucional mientras se sintió escrutado en su poco cómoda posición como sucesor del hombre innombrable a quien debía el trono. A la tensa relación con Adolfo Suárez, por razones que casi hacen sonreír a la vista de las puñaladas actuales a don Juan Carlos y a la institución, le siguió un largo tiempo de vino y rosas con los verdaderos dueños del poder, el PSOE y la nueva oligarquía mediática, financiera y empresarial que se fue generando en aquellos años de felipismo. La fórmula rozaba la perfección: el socialismo hegemónico se abstenía de cualquier cuestionamiento de la Monarquía y de su titular; éste ofrecía la imagen internacional requerida y, tras el 23-F, garantizaba el control de los sectores que podrían haberse movilizado ante el declarado y cumplido propósito de ir hacia una España "que no la conociera ni la madre que la parió". Los regímenes no se construyen con lealtades inquebrantables ni amores a primera vista, sino con alianzas entre los inicialmente hostiles, soldadas con intereses que pronto devienen afectos. El verdadero régimen del 78 no nace con la Constitución, sino merced a ese entendimiento que nadie después pudo o supo igualar, entre un rey venido del franquismo y un presidente socialista.

Aquella historia terminó en la orgía de corrupción económica y demolición de valores y costumbres que caracterizó a la sociedad política de los 90, la que, desde entonces, ha ido minando la vida española en todas sus facetas. ¿Iba a ser el Rey el único que no se forrara, que no saltara de cama en cama? Los interesados en que fuera uno más de la partida eran los mismos que le procuraban la total omertá de los medios, un blindaje con el que no hubiera podido soñar ningún rey absoluto. Cuando esa complicidad dejó de interesar, el resquebrajamiento fue inevitable, y con él la ignominia. Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo