Lunes, 20 de noviembre de 2017

Con hipotecas y a lo loco

Cuatro millones de tutores

Vivimos en una sociedad convulsa, esto es una realidad y además no es ninguna novedad porque, a decir verdad, en mayor o menor medida, todas lo fueron.También es verdad que tanto las sociedades como las personas suelen incurrir, en algunas ocasiones, en contradicciones, pero la sociedad actual podíamos decir que bate todos los records porque ha prescindido de la lógica y en multitud de ocasiones niega la evidencia con total desfachatez, llegando incluso a empequeñecer a aquel general tan valiente que en su vocabulario no existía la palabra rendición, él nunca se rendía ni siquiera ante la evidencia.

Los casos de nuestra sociedad no presentan ni siquiera el consuelo de un excesivo valor, aunque sea cerril, más bien persiguen la desestabilización social con el fin de constituir una sociedad acrítica para establecer un totalitarismo real aunque con una fachada pseudo-democrática.

A propósito de lo dicho me viene a la mente los comentarios que me hizo una amiga notario sobre la sentencia del tribunal supremo en torno a las clausulas suelo. Según la sentencia no bastaba para entenderlas con lo expuesto por el notario sino que necesitaban una concienzuda explicación previa por parte del banco.

Ahora bien me argumentaba ella que si por ejemplo una persona paga por un préstamo, con garantía hipotecaria, a un 6 % de interés y que por mucho que suban los intereses nunca subirá por encima del 12 % y por mucho que bajen, no bajará del tres, eso lo entiende cualquier persona sin especiales conocimientos, a no ser que tenga serias deficiencias mentales y si su grado de incapacidad fuese tal (aunque ya sabemos que en realidad es de desfachatez) no sólo habría que eliminar la clausula sino la totalidad del préstamo hipotecario y la venta previa, lo cual iba a producir la ineficacia absoluta de nuestra justicia por parálisis total.

Pero con ser grande el problema anterior es sumamente pequeño ya que dado el número de hipotecas de este tipo y que en cada una de ellas normalmente firmaban dos personas y muchas veces, tres, cuatro y hasta seis, porque además de la garantía real, en bastantes ocasiones, había fiadores nos encontramos con que posiblemente en España a parte de los ya existentes hay por lo menos "groso modo" unos cuatro millones de incapaces que por supuesto no pueden comprar un coche no pueden hacer prácticamente ningún tipo de transacción mercantil ni acudir a un banco, sería muy difícil encontrarles un trabajo adecuado        a su ínfima capacidad mental y por lo tanto deberían ser incapacitados, debiendo dotárseles por tanto, según el alcance de su debilidad mental, bien de un tutor, bien de un curador.

No creemos que ni el mismísimo Hércules estuviese capacitado para abordar la incapacitación de cuatro millones de personas en España y buscarles sus respectivos tutores, ya que entre unos y otros deberíamos movilizar casi al veinte por ciento de la población española.

Conclusión, es peligroso juagar a ser el zorro o el llanero solitario cuando uno tiene responsabilidades institucionales.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ganarán los sublevados

Nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro es ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo