Sabado, 27 de mayo de 2017

Con hipotecas y a lo loco

Cuatro millones de tutores

Vivimos en una sociedad convulsa, esto es una realidad y además no es ninguna novedad porque, a decir verdad, en mayor o menor medida, todas lo fueron.También es verdad que tanto las sociedades como las personas suelen incurrir, en algunas ocasiones, en contradicciones, pero la sociedad actual podíamos decir que bate todos los records porque ha prescindido de la lógica y en multitud de ocasiones niega la evidencia con total desfachatez, llegando incluso a empequeñecer a aquel general tan valiente que en su vocabulario no existía la palabra rendición, él nunca se rendía ni siquiera ante la evidencia.

Los casos de nuestra sociedad no presentan ni siquiera el consuelo de un excesivo valor, aunque sea cerril, más bien persiguen la desestabilización social con el fin de constituir una sociedad acrítica para establecer un totalitarismo real aunque con una fachada pseudo-democrática.

A propósito de lo dicho me viene a la mente los comentarios que me hizo una amiga notario sobre la sentencia del tribunal supremo en torno a las clausulas suelo. Según la sentencia no bastaba para entenderlas con lo expuesto por el notario sino que necesitaban una concienzuda explicación previa por parte del banco.

Ahora bien me argumentaba ella que si por ejemplo una persona paga por un préstamo, con garantía hipotecaria, a un 6 % de interés y que por mucho que suban los intereses nunca subirá por encima del 12 % y por mucho que bajen, no bajará del tres, eso lo entiende cualquier persona sin especiales conocimientos, a no ser que tenga serias deficiencias mentales y si su grado de incapacidad fuese tal (aunque ya sabemos que en realidad es de desfachatez) no sólo habría que eliminar la clausula sino la totalidad del préstamo hipotecario y la venta previa, lo cual iba a producir la ineficacia absoluta de nuestra justicia por parálisis total.

Pero con ser grande el problema anterior es sumamente pequeño ya que dado el número de hipotecas de este tipo y que en cada una de ellas normalmente firmaban dos personas y muchas veces, tres, cuatro y hasta seis, porque además de la garantía real, en bastantes ocasiones, había fiadores nos encontramos con que posiblemente en España a parte de los ya existentes hay por lo menos "groso modo" unos cuatro millones de incapaces que por supuesto no pueden comprar un coche no pueden hacer prácticamente ningún tipo de transacción mercantil ni acudir a un banco, sería muy difícil encontrarles un trabajo adecuado        a su ínfima capacidad mental y por lo tanto deberían ser incapacitados, debiendo dotárseles por tanto, según el alcance de su debilidad mental, bien de un tutor, bien de un curador.

No creemos que ni el mismísimo Hércules estuviese capacitado para abordar la incapacitación de cuatro millones de personas en España y buscarles sus respectivos tutores, ya que entre unos y otros deberíamos movilizar casi al veinte por ciento de la población española.

Conclusión, es peligroso juagar a ser el zorro o el llanero solitario cuando uno tiene responsabilidades institucionales.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

SALVAR LA ENSEÑANZA PÚBLICA

Los niños son seres candorosos e indefensos que acuden a las aulas confiando en sus profesores, como confían en sus padres. Carecen de sentido crítico, aceptan como buenos los mensajes que reciben y por ello son muy proclives al adoctrinamiento ideológico y político.

Por Paco MexiaLeer columna

Suicidio demográfico y el largo 1968

Europa que sigue instalada en los valores liberacionistas de la contracultura de los 60. O cerramos de una vez 1968, o él nos cerrará a nosotros. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Cristianismo y cultura

¡Qué sencillo es creer cuando uno reconoce los jalones que fueron dejando quienes hicieron nuestra civilización! Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

SECRETO DE SUMARIO

Si invocando al derecho a la información admitimos hechos que ponen en peligro el proceso de una investigación publicando informaciones protegidas, flaco favor hacemos a la verdad a la que presuntamente queremos servir. Sin embargo, el ejercicio de una información veraz y una investigación eficaz de los delitos no son procesos antagónicos.

Por Jesús HalladoLeer columna

Cuatro millones de tutores

El dia que el Tribunal Supremo se puso a juagar a los populismos y contribuyó a dificultar la salida de la Crisis y aumentar las difilcultades de algunos bancos, que en realidad son las dificultades de sus modestos accionistas ¿le podrían pedir éstos responsabilidades civiles? Ultimamente parece que los tribunales inferiores transmiten la sensación de enderezar la situación en la resolución de los casos concretos

Por Togas y Dignidad Leer columna

España, camino hacia la nada

Un cable diplomático norteamericano recientemente desclasificado revela que el Rey Juan Carlos estaba dispuesto a regalar Melilla a los marroquíes en 1979. La escasa resonancia de la noticia es un buen termómetro del desinterés general por la nación española y su integridad física, continuamente puesta en entredicho por los separatistas

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Dos reflexiones

La versión parisién de Pedro Sánchez, Hamon, ha sido laminada. ¿Seremos, una vez más, diferentes? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Podología providencialista

El autor se pregunta si Macron será el cirujano de hierro capaz de aplicar las necesarias (pero impopulares) reformas de liberalización económica, aplastamiento del islam radical, recuperación del orgullo nacional y de la estabilidad familiar? ¿O será un podólogo que lime los callos? Publicado en Actuall  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Prensa, poder, manipulación

Esa coyunda explica casi todo, de la creación de un partido de marginales para dividir la izquierda a la telebasura. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Francia entre el error y el vacío

El Frente Nacional (FN) está empezando a romper el cordón sanitario, el “frente republicano” diseñado para mantenerle fuera del sistema. Lo preocupante es que el argumento más poderoso de Macron es… el “no a Le Pen”. Publicado en red Floridablanca

Por Francisco J Contreras Leer columna

Esperanza Aguirre víctima de sus dudas

En política no hay nada más letal que no tomar decisiones aunque sean equivocadas ya que la falta de las mismas lleva inevitablemente a la inanidad

Por Togas y Dignidad Leer columna

Encuesta
¿Nuestros politicos seran capaces de traicionar a las victimas de ETA aceptando su ficticia rendición?

a) Si no les importan los ciudadanos sólo su interés
b) No sería su fin

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo