Jueves, 18 de agosto de 2022

Actualidad religiosa de la semana

De lobos y gatos

Si hace tan sólo una semana advertíamos de la prudencia con la que habría de conducirse la visita papal al Reino Unido, y del peligroso acecho de los “lobos”,  hoy ya nadie duda que en este caso, y afortunadamente, aquellos han quedado reducidos a tímidos gatos, incapaces siquiera de asestar un tímido arañazo.  

Aquellas voces destempladas, que no dudaron incluso en pedir la detención del Papa nada más pisar territorio británico, no lograron más que movilizar a un insignificante grupo de manifestantes en Londres, cuya imagen evoca hoy más al “lindo gatito” que perseguía con torpeza a Piolín, el pájaro de los dibujos animados, que al lobo feroz del cuento.  

 Tras el reciente viaje la opinión pública británica, según dicen, ha dejado de ver a Benedicto XVI como el “rottweiller” de Dios para pasar a calificarlo como un anciano venerable y santo.  

 El Papa no ha hecho más que seguir el lema del nuevo beato, el cardenal Newman, y hablar desde su corazón al corazón de los británicos (“Cor ad cor loquitur”), y a fe que parece haberlo conseguido.  

Como es habitual en él, Joseph Raztinger ha hablado con claridad y sabiduría, sin divagaciones inútiles, y yendo al grano de lo que son sus prioridades, y las prioridades de la Iglesia.  

Ya en su primera intervención, ante las máximas autoridades de la nación, recordó las raíces profundamente cristianas del Reino Unido, que sólo una atrevida ignorancia puede arrinconar. Y lo hizo con elegancia, recordando a la Cruz que da nombre al palacio escocés (Holyroodhouse) en el que fue recibido por la reina Isabel.

 En Glasgow denunció la dictadura del relativismo, “que amenaza con oscurecer la verdad inmutable sobre la naturaleza del hombre”.  Para combatirlo llamó la atención sobre la necesidad de evangelizar el mundo de la cultura, e invitó a los laicos a manifestar sus creencias en la esfera pública. Recordó, a este respecto, que la religión es en realidad “garantía de libertad y de respeto”. Y enlazando estas ideas, y en su homilía en la catedral católica de Westminster, en Londres, exclamó: “¡Cuánto necesitamos, en la Iglesia y en la sociedad, testigos de la belleza de la santidad, testigos del esplendor de la verdad, testigos de la alegría y libertad que nace de una relación viva con Cristo!”-  

La educación ha sido otra de las ideas recurrentes de sus intervenciones. En Londres, y haciendo una llamada urgente a la recuperación de su identidad, recordó que la misión de la escuela católica no es sólo la de formar personas cargadas de conocimientos, sino auténticos santos. Ya en Birmingham, y al beatificar al cardenal Newman, lo propuso como auténtico modelo para  los profesores católicos.  

La visita a la abadía anglicana de Westminster fue el acto más ecuménico de toda la agenda, y vino a limar las asperezas que se habían hecho patentes en los últimos meses, tras la promulgación de la Constitución “Anglicanorum coetibus”, que facilitará el retorno a Roma de fieles anglicanos. El Papa marcó este esfuerzo ecuménico como uno de los objetivos para los obispos del Reino Unido; a quienes también recordó la necesidad de aplicar sin titubeos la decidida política vaticana de denuncia y reprobación de los casos que puedan darse de abusos sexuales a menores por parte de algún clérigo.

 La humildad, sinceridad y decisión con la que el Papa abordó, una vez más, esta difícil cuestión, ha calado también hondo en la opinión pública británica.  

Precisamente sobre este tema, y pasando a la actualidad de la semana en España, cabe destacar la rápida y decidida intervención, en plena sintonía con las directrices vaticanas,  del Arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, ante el desgraciado episodio acaecido en su diócesis.  

Otro Arzobispo español que tampoco se anda con melindres gatunos, y ante el que este humilde fraile descubre su cogulla monacal, es el sucesor de Osoro en Oviedo, monseñor Sanz. Después de su valiente homilía en Covadonga, a principios de mes, defendiendo el evangelio de la vida y la familia, se ha apuntado otro tanto esta semana. Tras conocer que muchos de los mineros asturianos, que llevan tres meses sin cobrar su sueldo, no han retirado su contribución voluntaria a Cáritas, ha anunciado que él donará íntegramente su sueldo de los próximos tres meses a esta organización.  

No dirán que no ha sido movida la semana. Hasta pronto. Pax et bonum!


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

 Feijóo ya se ve en la Moncloa

Tras el aplastante triunfo del PP en las elecciones autonómicas andaluzas, donde su candidato Juan Manuel Moreno Bonilla trapasó la mayoría absoluta con holgura, seguro que el presidente nacional de la formación ve inminente la repetición de este fenómeno en la generales con él  como  protagonista.

Por María Alú Leer columna

 Lindezas de Feijóo

A pesar de que la inmensa mayoría de los españoles son conocedores de la trayectoria ideológica y política del nuevo líder del reseteado PP, por si aún alguien alberga todavía alguna duda sobre la misma-incluso después de las soflamas sobre "el rumbo claro" a raíz de su unción- paso de forma somera a señalar algunos de sus hitos más destacables:

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿QUÉ Y A QUIÉN REPRESENTAN HOY LOS SINDICATOS MAYORITARIOS?

  El fracaso de asistencia a la manifestación convocada por UGT y CC.OO el pasado 23 de marzo y la laxitud de sus pretensiones, protestar contra las alzas de precios pero dejando bien claro que, no sólo las quejas no se dirigían al Gobierno sino antes bien que le pedían que no se redujesen los impuestos, me han llevado a reflexionar para responder a la pregunta planteada en el encabezamiento, plasmarlo por escrito, esperando que la consideración de plantee por los propios Sindicatos.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Una sociedad enemiga de los niños

Gabriele Kuby ha escrito un libro titulado “La generación abandonada”, y su tesis es que hemos sacrificado la felicidad de varias generaciones de niños a la libertad amorosa ilimitada de los adultos. Los niños son los grandes perdedores de la revolución sexual de los 60 y 70, convertida desde entonces en cimiento moral de nuestra sociedad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ideología e impotencia

  El abuso ideológico sustentado en la buena fe de las gentes lleva siempre a excesos de poder Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¡Qué verde era mi valle!

?La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas añadidos a posteriori pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero no niego que tiene "su aquél", aquel tinte nostálgico y amargo que hoy acompaña a los que ya nos pesan los años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ya no quedan jueces en Berlín

Esta sociedad envilecida que se refugia bajo la "sacralidad" de la palabra democracia para perpetrar las mayores felonías impunemente y digo sociedad porque los políticos y los jueces salen de la sociedad no llegaron aquí desde Saturno, está derivando con pasos de "siete leguas" hacia una tiranía plutocrática

Por Teresa SalamancaLeer columna

¿Qué pasa realmente en Ucrania?

Este modesto periódico dispone de pocos medios, solo una agencia de noticias, nuestra observación de diversas cadenas de televisión y distintos periódicos.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El PP y sus tradicionales incumplimientos

José Luis Martínez Almeida, algunos empiezan a llamarlo Carmeida, nos ha regalado una magnífica "perla de la factoria" del PP y no precisamente una perla de lluvia venida de un pais donde no llueve como dice la canción de Jaques Brel sino de la mendacidad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El ocaso del cristianismo

  Desde hace tiempo, el cristianismo se va debilitando en la conciencia de Occidente. Es un completo desastre desde el punto de vista religioso, pero creo que cada vez más gente se irá dando cuenta de que, a la larga, prescindir de Jesucristo no trae sino calamidades. Algunas ya son patentes, como la pérdida de patrimonio cultural por el cierre de iglesias y catedrales, otras son fáciles de detectar como el preocupante descenso de la moralidad pública, otras, en fin, irán aflorando con el paso del tiempo.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

¿UN REY SECUESTRADO?

El mensaje de Navidad del Rey ¿es suyo o está constreñido por el Ejecutivo? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿derribaran la Cruz del Valle de los Caídos y expulsarán a los monjes?

a) Si porque la Iglesia no los va a defender
b) No porque el poder de la oración es invencible

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo