Domingo, 11 de abril de 2021

Defensa de los trans y ataque a las mujeres. ¿Qué más nos van a quitar a las mujeres?

Así es. Hace unos días leí en la prensa española una noticia que me ha dejado perpleja. Resulta que en Londres, a raíz de la política seguida por los Hospitales Universitarios de Brighton y Sussex para eliminar del lenguaje médico determinados términos, es decir, palabras y otras expresiones, sus hospitales han anunciado también cambios en la terminología de sus plataformas públicas. De este modo, la cuestión ha empezado a extenderse por todo el Reino Unido, siempre al decir de la prensa, por supuesto. Podríamos pensar que la cosa se limita a ese país en concreto, pero este tipo de "mejoras progresistas" se extienden como la pólvora, de tal modo que algo, o mucho,??? de eso ya se deja ver en España.

Los términos y expresiones a que se refieren los centros hospitalarios son siempre relativos a la mujer. Y más en concreto, el núcleo de la polémica se produce por la palabra "madre" ahora proscrita. De tal modo que, en adelante y partiendo del rechazo a tan infamante palabra, se sugieren una serie de modificaciones necesarias y urgentes en la nomenclatura hospitalaria. Así, la terrible palabra "madre" podrá sustituirse por otros términos como "madres o padres biológicos"; los servicios de maternidad pasarán a llamarse "servicios perinatales"; la leche materna se llamará "leche de pecho", como si

pudiera salir de otro órgano distinto. Tampoco se podrá decir leche humana o leche de los progenitores. Claro que esto último no puede molestar porque, a parte de la mujer, no sé quién, ni cuando, puede utilizar semejante término. ¿O es que los varones progenitores pueden amamantar a sus hijos? Las mujeres embarazadas serán personas embarazadas. Por supuesto que son personas. Todos los seres humanos son personas, pero embarazadas solo lo pueden ser las mujeres. Pero, claro, esto lo dijo ya en 2017 la Asociación Médica Británica para no ofender a los hombres intersexuales y transgénero. ¿Pero es que los hombres pueden estar embarazados?. O ¿en qué quedamos con los trans? Y, ya por último se señala que a las mujeres es mejor llamarlas "personas mestruantes". Y yo me pregunto si se han parado a pensar en cómo llamar a las mujeres que no tienen menstruación, bien por que no les ha llegado la edad, bien porque la han sobrepasado.


Pues bien, la causa de tales modificaciones es simplemente la de no ofender a los hombres intersexuales y transgénero. Y aquí es donde empezamos a descubrir el busilis de la cuestión. O sea, que para no ofender a las personas transgénero, no binarias, intersexuales y todo lo que vaya apareciendo en el panorama que nos rodea, ofendemos con total impunidad a las que simplemente somos mujeres y madres, incluyendo entre las madres, por supuesto, a las que lo son por adopción. Yo, que no pertenezco a ninguna agrupación y que me tengo exclusivamente por lo que soy, mujer y madre, me opongo a que se me prive de los términos que desde su origen me definen, y que en español son los señalados. Y no quiero acudir a la tutela del derecho, pues cualquiera lo modifica mañana, alegando no sé qué progreso, y vaya Vd. a saber. Me acojo, lisa y llanamente, a la tutela del lenguaje que así me define. No tengo con ello que ofender a nadie. Pero que nadie me ofenda a mí tratando de arrebatármelos.



Manuela Fernández Junquera


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El catolicismo ante la pandemia

La respuesta de la Iglesia al tremendo desafío espiritual ha sido social e institucionalmente irrelevante. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La doctora Soh y el fin de la mujer

No es sólo que los trans-activistas hayan superado la intolerancia de las feministas: es que han llevado al extremo la lógica feminista de deconstrucción. No, la ciencia no nos protegerá: está siendo asaltada por los fanáticos. Tendremos que defendernos nosotros. Publicado en Aktual

Por Francisco J Contreras Leer columna

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Defensa de los trans y ataque a las mujeres. ¿Qué más nos van a quitar a las mujeres?

Uno se sorprenderá ante semejante título, ya que en los últimos tiempos se diría que la mujer no hace más que ganar derechos antes vetados, así como igualdad de trato en todos los sentidos. Me parece, a la vista de lo que recojo a continuación, que la cosa no es tan clara ni tan sencilla como nos la quieren hacer ver.

Por Manuela Fernández JunqueraLeer columna

Aquella Reválida

"Trae de Granada los baúles y de Sevilla las maletas". Esta frase, escrita así como parte de un texto dictado en el examen de aquella "nuestra" Reválida, podría acarrear un suspenso en la materia de Lengua Española.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Encuesta
¿Hizo bien Ayuso en convocar elecciones?

a) Si porque le iban a montar una moción de censura
b) No porque Aguado le sería leal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo