Miercoles, 05 de agosto de 2020

 DEL CIRCO Y LA  TAUMATURGIA … A LA BARRACA DE FERIA

Pues bien, debo reconocer que la representación de actores y de escenarios (repetidísima palabra en las expresiones políticas más à la page), ha devenido gradual pero, aceleradamente, en una vulgar barraca de feria; eso sí, con todos los respetos que las auténticas barracas de feria que se montan en las festividades populares merecen a los ojos y al sentir de nativos  y visitantes… Pero he aquí, que los ciudadanos (otra palabra desgastada por el abusivo uso que de ella se hace) de este admirable País, antes con frecuencia, llamado ESPAÑA, no nos merecemos "o sí- esta tomadura de pelo que se nos viene haciendo por un grupo de <<cómicos>> viviendo de la política, más que interpretando la misma en beneficio de ellos mismos por el buen hacer y, también, de los obligados espectadores que somos todos.


En las barracas de feria, todo es broma, divertimento y algún  engaño que otro sin  mayores consecuencias en el cotidiano vivir de los feriantes y su público… Pero, cuando la barraca se instala en el hemiciclo de lo que debiera de ser la casa del pueblo y, lo que se nos ofrece a los <<pobladores>> es un espectáculo zafio y falso a más no poder, por actores de baja estopa y faltos de formación básica y de respeto a ese pueblo al que representan y al que debieran servir, surge irremediablemente la duda en todos aquellos que filtran y reposan los mensajes que reciben desde la república del engaño y la falacia, de si estamos viviendo y disfrutando de libertades y del bienestar propios de los esquemas democráticos que nos proponen las sociedades y sus dirigentes más avanzados o, de lo contario, como parece ser el caso, de un juego peligroso de intereses y de poder en el que se va despojando al pueblo español de toda suerte de libertades y dignidad, por mor de la infame propaganda a que se ve sometido continuadamente por voceros y repetidores de mensajes y consignas útiles para el aparato más espurio del poder coyuntural del momento y la ocasión… Y esto no es lo que necesitan los pueblos, antes y después de ser ciudadanos.


Definitivamente, estamos aquí y ahora enfrentándonos a una nueva situación sociopolítica: el mix up de un partidismo unipersonal que profesando en teoría un anti-caudillismo se comporta, sin embargo, como un one team manager… ¿Qué nos espera, pues, al común de las gentes de todo este batiburrillo que nada tiene que ver con el buen gobierno de una nación?  Si intentamos llegar a una mínima composición de lugar y circunstancias para este problema en sí, buscaríamos alguna similitud en elementos y acciones humanas que podrían reflejar algún paralelismo; como por ejemplo, la acción de comer en casa: en familia o con amigos… Lo más lógico sería atenernos a un menú general para todos en el que cabría alguna excepción si alguno de los comensales sufriera alguna dolencia o enfermedad crónica, al que habría que ofrecerle una comida especial ad hoc; pero qué podría ocurrir si cada comensal ordenase su propio menú en una clara manifestación de insolidaridad y carente de la más elemental cortesía hacia todos: compañeros de mesa, anfitrión o anfitriones, chefs de cuisine, camareros, personal de limpieza, etcétera… Pues eso, que reunir a familia y/o amistades en un ágape de amor y entendimiento, sería prácticamente un fracaso generalizado. Algo indicativo y complementario  ocurre cuando desgajamos una fruta como la naranja que, ciertamente, podría extrapolarse al planeta tierra por su enorme parecido en la redondez y el achatamiento de los <<polos>>. Si procedemos a desgajar la mencionada fruta, estaríamos hablando de gajos; es decir, fragmentos de la unidad. No es difícil colegir siguiendo el anterior razonamiento que las autonomías son  los gajos de esa querida naranja que es nuestra Nación.  Ahora bien, los gajos de la naranja se comen, se digieren y metabolizan en el organismo, en tanto que la fruta como unidad "la naranja en este caso-, resulta clonicamente inagotable. Indudablemente, la nación española no es clonificable como tal, ni ninguna otra creo entender. Así que dejemos que las mentes de lectores y público en general procedan al planteamiento de un parasilogismo básico y de principio para acceder a una conclusión preliminar: los fundamentos de una nación, de un país, son como los pilares de un templo, sustituyéndolos o eliminándolos, el templo se derrumbará incluso con los fieles que estén dentro…


La Historia parirá otros templos con otros fieles, pero no los mismos y así, suma y sigue, hasta el final de los tiempos.-


Addendum estrambótico…: es posible que observando la dinámica del hacer político en estas latitudes y, siguiendo la estela de ese faro de la actual civilización, que son los Estados Unidos de América, lleguemos finalmente a habitar y votar aquí, en los "eso sí- Estados Desunidos de "Expaña"…de la Coca Cola, los Grammies, el Hollywood way of living and looking, de las hamburguesas… a ello, hay solo un paso, que nos impulsan a dar las tecnológicas de las que somos esclavos y vehículos de transmisión para homogeneizar y uniformar las sociedades a priori libres y las que no lo son, pero cuyas conductas masivas e individuales  son un calco de las anteriores, aunque se reproduzcan y vivan en estados autárquicos y totalitarios. Podríamos afirmar, no sin cierto riesgo, que las formas de gobierno, sean las que sean, pueden más o menos encauzar pero no anular, los efectos que generan los "devices"que se van produciendo en las economías avanzadas cualesquiera que sean sus señas de identidad política.


En fin, todo un  dolor; pero las eras geológicas cambian la faz y el comportamiento del planeta y, las históricas, las formas de vida de sus sucesivos pobladores…Tal vez, los políticos y gobernantes

ni siquiera se den cuenta de que también son criaturas de ese cambio más dramático y fundamental, que ese otro distribuido y publicado en los mensajes ideológicos de turno y ocasión.


(GOD SAVE THE KING, BUT ALL OF US AS WELL!!!)

                                                                                                                                                                                                     Juan J. Rubio


Comentarios

Por cialis generic cialis 2020-08-02 05:05:02

I was shown with a parenteral iron at minimum. vegas casino online real money online casinos usa


Por generic cialis at walmart 2020-07-31 04:18:32

You abode to surgery collagen and human with your patient. casino online slots casino games win real money


Por tadalafil generic 2020-07-30 16:01:52

Leads, Viagra and Cialis are superior into two; spaced and. online slots real money online casino usa real money


Por cialis tadalafil 2020-07-30 07:05:11

Npjswv xvfqvv generic viagra 100mg purchase cialis online pharmacy viagra Gpnvh


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo