Jueves, 24 de septiembre de 2020

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

Del corazón, de sus pozos y su sed

Dentro de nuestro camino cuaresmal hoy se nos propone una escena conocida: la samaritana. El pozo en la literatura bíblica, es un lugar de encuentro, un espacio donde descansar y compartir. Los pozos determinan el itinerario terrestre y espiritual de aquel Pueblo que atravesó un desierto para llegar a la tierra de la Promesa. Por eso el pozo, el agua, se convertirán en símbolos de la cercanía de Dios, de la vida que ese Dios ofrece a sus hijos. La ausencia del agua será siempre para el Pueblo nómada y peregrino, una dura prueba que muchas veces terminará en infidelidad, en desconfianza e incluso en apos­tasía de Dios, como nos dirá la primera lectura de la misa.         Un pozo, una mujer y Jesús encuadran el Evangelio de este domingo. A lo largo de todo el relato, se van mezclando dos símbolos que en parte representan el centro de la persona, el corazón del hombre: el marido y el agua. La vida de aquella mujer había trans­currido entre maridos y entre viajes al pozo para sacar agua. La insuficiencia de un afecto no colmado (los seis maridos) y la insuficiente agua para calmar una sed insaciada (el pozo de Sicar), nos llevan a pensar en la otra insuficiencia: la de una tradición religiosa que aun teniendo rasgos de la que Jesús venía a culminar con su propia revelación, si faltaba Él era incompleta.         

Por eso en el evangelio de Juan, el Señor se presentará como el Agua que sacia y como el Esposo que no desilusiona. Cuando no daban más de sí nuestros esfuerzos y empeños y seguíamos arrastrando todas las insuficiencias, lo que representa también en nosotros los mari­dos y la sed, el desencanto y la fatiga, ha venido a nuestro lado como esposo, como amigo, como agua... el Mesías esperado.         

Desde todas nuestras preguntas, afanes y preocupaciones, desde nuestra aspiración a habitar un mundo más humano y fraterno que el que nos pinta la crónica diaria, Dios se nos acerca en nuestro camino, se sienta junto al brocal de nuestros pozos y cansancios, para revelársenos como nuestra fuente y nuestra sed. Ojalá que también nosotros podamos contagiar a nuestras gentes como aquella mujer lo hizo con los de su pueblo, y también nuestros contemporáneos puedan testimoniar: «Ya no creemos por lo que tú dices, nosotros mismos lo hemos oído y sa­bemos que Él es de verdad el Salvador del mundo» (Jn 4,42).       

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm       Arzobispo de Oviedo       


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Heather MacDonald y la "epidemia de violaciones"

Según MacDonald, de los supuestos miles de violaciones, las denunciadas a policía y tribunales se pueden contar con los dedos de la mano. Las chicas pueden evitar el riesgo de padecer lo que las feministas llaman “violación”: basta con no emborracharse y no meterse en la cama con un tipo al que apenas conocen. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La herejía como dogma

De la teología, pues, depende toda la organización social, como sabían bien los hombres de los tiempos liminares Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Verano roto

El verano que se prometía de normalidad y recuperación está siendo el de los proyectos frustrados Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Grégor Puppinck y la autodestrucción de los derechos humanos

Grégor Puppinck en su formidable 'Mi deseo es la ley' no ataca el concepto mismo de los derechos humanos, sino su ideologización reciente. Si los derechos humanos de 1948 respetaban la biología humana, los de 2020 se refieren a la vulneración/superación de dicha biología Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Tiempos Protervos o la Nueva Protervidad IV

Desde el año 1918, fecha de la llamada gripe española, aunque en realidad tuviera su origen en el ejército de EEUU, y que se llevó al más allá a cuarenta o cincuenta millones de personas "las fuentes no se ponen de acuerdo- en todo el mundo, no ha habido una peste que afectara a toda la Tierra.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo