Domingo, 07 de marzo de 2021

subtitulo

Desde las arrimadas de Inés a las lágrimas de Irene

Bien, pues desde las arrimadas de Inés a las lágrimas de Irene, cosas que no tienen nada que ver con aquello que dice que "desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla", empezaré por las arrimadas de Inés, que estos días van dirigidas hacia Su Excelencia con motivo de los tan manoseados Presupuestos Generales del Estado. A la vista de las preferencias actuales de hoy (mañana quién sabe) de dicho primer ciudadano, sospecho que por mucho que se esfuerce Inés, incluso aunque llegue a lucir la pantorrilla, el susodicho no va a hacer ni pajolero caso a esa mano que le tiende con entusiasta e insistente insistencia valga la redundancia, digna de mayor atención, para que la acepte en vez de aceptar las de sus socios actuales, algunas de las cuales no demasiado limpias precisamente sino todo lo contrario.


Y es que esto de Ciudadanos no alcanzo a vislumbrar lo que pretende. Es claro y reconocido  que hay personas muy valiosas dentro de ese grupo pero da la impresión de que andan un poco todos por lo libre con  magníficas intervenciones en cuanto les dejan pronunciarse pero lo que pasa es que como partido, y Dios me libre de hacer juicios categóricos al respecto sino simplemente opinar como podría hacerlo un peatón o un hombre de la calle español, digo que, como partido, no acaba de aglutinarse convenientemente y sus buenas ideas corren el peligro de fundirse desgraciadamente con la nada en las ondas etéreas que sobrevuelan el Parlamento y que abducen de forma casi inmediata cualquier idea que tenga un tanto de sentido y cordura. Y una de  las debilidades de C?s tan generalizada hoy es ese temor atávico (bueno, no tan atávico, más bien desde la Transición) a ser tachado de derechas. En fin, tampoco hay otros muchos que tengan su chance pues su Eminencia Sapientísima seguirá oyéndolos como quien oye llover. No quisiéramos tener que entonar un réquiem por el partido de la señora Inés pero al paso que vamos, quizá sea inevitable. Ojalá no lo sea, pero para ello necesita aclararse más ante la opinión pública.


En cuanto a las lágrimas de Irene, todos las hemos visto incipientes en su rostro compungido por la emoción al entonar una vez más su decidida defensa de la mujer ante la violencia. Bien está y nadie estará en contra de esta defensa, pero lo que no es aceptable es que sea hecha de un modo tan partidista, interesado y con absoluta falta de imparcialidad ya que entonces los suspiros podrían ser nada más que una teatral concesión a la galería y las lágrimas, como en la copla únicamente servirían para "caer en la arena" y sumirse en ella sin más.


Hemos visto una Irene de lágrima fácil (aunque haya asegurado en su día que las lloradas se dejan en casa) y nos parece que esto es bueno pues es muestra de sentido y sensibilidad pero no estaría de más que esta sensibilidad que parece atesora y que aflora ante la desgracia, la aplicase también ante otras desgracias o tragedias, por ejemplo la que se repite día tras día con la práctica del aborto, a la vista de tanta criatura despedazada a la que se ha negado el derecho a la vida sin un átomo de misericordia. Aquí quisiera ver yo abundantes lágrimas. Sin embargo aquí, desgraciadamente, sí hemos visto con dolor a las feminazis, en su día, llorar emocionadas pero no de pena sino de alegría al verse aprobadas leyes que permiten tamaña monstruosidad. Muy difícil encajar unas lágrimas con otras.


Habrá que terminar y para ello nada mejor que un manifiesto deseo en defensa de la vida que me gustaría compartiesen cuantas personas muestran sensibilidad ante las desgracias que se producen a diario, entre las cuales no cabe duda que, lastimosamente, ocupa un lugar destacado  la muerte violenta de tanta criatura inocente, digna sí de abundantes sollozos y lágrimas.



Francisco Alonso-Graña del Valle



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Defensa de los trans y ataque a las mujeres. ¿Qué más nos van a quitar a las mujeres?

Uno se sorprenderá ante semejante título, ya que en los últimos tiempos se diría que la mujer no hace más que ganar derechos antes vetados, así como igualdad de trato en todos los sentidos. Me parece, a la vista de lo que recojo a continuación, que la cosa no es tan clara ni tan sencilla como nos la quieren hacer ver.

Por Manuela Fernández JunqueraLeer columna

Aquella Reválida

"Trae de Granada los baúles y de Sevilla las maletas". Esta frase, escrita así como parte de un texto dictado en el examen de aquella "nuestra" Reválida, podría acarrear un suspenso en la materia de Lengua Española.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Una cuestión de huevos

Repetidamente y me temo que con pesadez, me he preguntado desde este mismo medio, hasta dónde podría llegar nuestra capacidad de asombro (o poder zaumásico como leíamos en un manual de filosofía de D. Adolfo Muñoz Alonso), ante las ocurrencias y determinaciones con que cada día la ponen a prueba nuestros actuales políticos.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

UN SOMERO ANÁLISIS ACERCA DEL ESTADO,  CORRIJO, DE ESTE ESTADO, POR UN PUEBLERINO EN HORAS LAXAS…

Los pilares que sustentan la construcción de nuestro Estado-Nación, están erosionados y corren el peligro de venirse abajo

Por Juan J. RubioLeer columna

El Hospital Isabel Zendal y Victor Hugo

Se preguntarán los lectores qué relación puede haber entre los dos nombres y apellidos del título que antecede a lo que he de contestar que no mucha ni directa; simplemente se trata de poner un titular algo llamativo y coger por los pelos el tema que pretendo abordar.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Teorema sobre la patata, el aguacate y su relación empírica con la factura de la luz

Así es: si teorema es "una proposición demostrable lógicamente partiendo de axiomas, postulados u otras proposiciones ya demostradas", doña Ione Belarra Urteaga, secretaria de Estado para la Agencia del 2030, nos ha formulado uno de ellos recientemente, dejándonos pasmados, boquiabiertos, patidifusos y también ¡cómo no! pasmadas, boquiabiertas y patidifusas, en una extraordinaria manifestación de sus conocimientos en materias tan diversas que a nadie se le ocurriría relacionarlas entre sí en el caso que nos ocupa.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

EL RESULTADO DE 40 AÑOS DE INESTABILIDAD FAMILIAR

Se hicieron públicos hace unas semanas los datos demográficos definitivos de 2019: más terroríficos que nunca, tan desatendidos como siempre. Ofrecen la imagen de un país en rápido despeñamiento hacia el suicidio poblacional. Publicado en La Gaceta de la Iberosfera

Por Francisco J Contreras Leer columna

La vida no sigue igual

A la sombra de la pandemia se van recortando los logros conseguidos en ochenta años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Herodes y los intelectuales

Los Magos buscaban la Verdad y para encontrarla se embarcan en un largo e incierto viaje Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Conseguirá la presidencia de la Generalitat Salvador Illa?

a) No, porque a Esquerra lle perjudica
b) Si. lo apoyará Esquerra su socio en Madrid

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo