Viernes, 14 de agosto de 2020

LIGA DE CAMPEONES

Di María rescata al Real Madrid en Auxerre

Para esta trascendental cita, José Mourinho apostó de inicio por un dibujo innovador, con una medular de tres hombres compuesta por Lass, Alonso y Khedira; y con otro trío de arietes, con la entrada de Benzema como principal apuesta en detrimento de un cada vez más apagado Mesut Özil.  

  Pese a todo, el experimento del luso demarró desde el pitido inicial. Si bien el trivote defensivo monopolizó la posesión del balón, el tridente de ataque manifestó un desmesurado show de despropósitos. En el caso de Benzema, que volvía a gozar del favor de su técnico, pareció abstraído, mientras que Higuaín, volvió a padecer sus vértigos con el gol.   

Aunque el peor síntoma lo mostró Ronaldo. Con su efigie encrespada ante su incapacidad para desbordar, el astro portugués se limitó a desaprovechar ocasiones por vía de la precipitación, en un nuevo ensayo de su guerra particular. Ante esta tesitura, el Auxerre encontró los resquicios necesarios para llevar el peligro a la meta de un Casillas irregular, a quien le afectó el tedioso juego blanco.

   Así, con la trampa del contragolpe impuesta por los de Jean Fernández, el único que pareció deshilvanar la telaraña francesa fue el también bleu Lassana Diarra. Sus latigazos desde fuera del área y su fogosidad ofensiva fueron las únicas notas positivas de los merengues, que volvieron a errar por medio de Higuaín, tras rebañar afuera desde la línea de gol Pedretti, y de Marcelo.

   No obstante, esta asfixia encasquillada del Real Madrid sobre el arco de Sorin no hizo sino levantar las esperanzas locales. Primero a través de un testarazo que rozó el palo de N´dinga y, segundo, con los continuos centros a balón parado de Pedretti, lo que contribuyó para cerrar una primera mitad que concluyó de forma agónica para los madrileños, aún con cuentas pendientes con el gol.

DE VUELTAS CON LA ANSIEDAD  

  El regreso de los vestuarios no aplacó la ansiedad de toda la disciplina capitalina. Tras un arranque netamente del Auxerre --que bien recordó las aciagas visitas de los blancos a suelo galo--, con fallo in extremis del recién incorporado Jelen y un susto al palo de Taoré, el Real Madrid rompió esta dinámica con la entrada de Özil y de Di María.

   Y es que estos jóvenes baluartes ayudaron en la transición del balón y en la definición. Con esta fórmula, más propia del dibujo de Mourinho en este comienzo de temporada, el alemán asistió impecablemente para que el argentino aparcara para la semana próxima y de lanzamiento cruzado el desasosiego con el tanto.   

Tras esto, y con la entrada de un ignorado Diarra para amarrar el resultado, el Real Madrid cerró su primera visita con victoria y con tres nuevos puntos que le sitúan en el liderato del grupo G. Ahora llega con preocupación el doble envite ante el AC Milan, ya que las asignaturas pendientes continúan en vilo. El barco madridista tienta el gol, pero por el momento es un enemigo en busca y captura.


Comentarios

Por cialis 20mg 2020-07-30 12:32:53

Medication bring up testing is the most competent anemia of aspirin. online slots online slots for real money


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo