Jueves, 13 de agosto de 2020

Pedro Sánchez

Dos reflexiones

Si tener detrás casi once millones de votos y un 34% de los electores no te permite obtener el mínimo respeto público, sólo puede deberse a dos cosas: o tu propuesta es flagrantemente antidemocrática y totalitaria, o estás denunciando vicios ocultos del sistema que conviene a muchos que sigan sin resolver y sin que se hable mucho de ellos. El Frente Nacional francés no es un partido de advenedizos cabalgando sobre el oleaje populista del momento, ni lleva en su programa una sola propuesta que ponga en peligro a la República. No está afectado por casos de corrupción, y en las ciudades cuyo gobierno ha conseguido contra todos, las libertades no ha sufrido menoscabo alguno. ¿Cómo puede justificarse el cordón que le aísla y que habría asfixiado a cualquier partido que no tuviera nada bueno que ofrecer? Ciertamente, en el FN existe un gran desnivel entre la potencia de su denuncia de problemas que sólo ellos y la ciudadanía más expuesta y decepcionada parecen detectar, y la escasa viabilidad de las soluciones que Marine Le Pen ha ofrecido. En especial, la manía antieuropea y germanófoba me parece muy desafortunada, y es posible que haya pasado una gruesa factura a la candidata. Ya veremos hacia dónde va la renovación del FN anunciada por Le Pen y que tratará de consolidar el extraordinario resultado conseguido por ella el pasado domingo.

Por otra parte, el gran vencedor, Emmanuel Macron, se está convirtiendo desde el primer día en un grave problema para el establishment político al que debe la victoria. Los Republicanos, presionados desde la derecha por el FN, observan inquietos cómo su ala izquierda siente la tentación de ofrecerse en vasallaje al nuevo monarca centrista, liberal, reformista y socialdemócrata -que todo esto, pero sobre todo monarca, se pretende Macron-, pero son los socialistas los abocados a los peores tragos. Si Macron consolida su En Marche (cuyo acrónimo EM reproduce sin pudor alguno las iniciales de su fundador), y hay estudios que le dan 260 diputados en junio, el PS estaría tocado de muerte como ha asegurado Manuel Valls, quien, por cierto, ya se ha apresurado a hacer las maletas. Una convulsión de este gramaje en Francia, ¿podría no tener consecuencias en el socialismo mediterráneo? La versión parisién de Pedro Sánchez, Hamon, ha sido laminada en las urnas. ¿Seremos, una vez más, diferentes?



Comentarios

Por casino online 2020-08-13 05:02:05

In other symptoms: РІThereРІs no macroscopic, one-shot habit to remedial programme the forbearing or the instructions of the colon cancer. ventolin purchase Ifqhvb akeooq


Por casino online real money 2020-08-13 05:01:23

In your regional nerve. provigil a narcotic Szucrr wtrfbf


Por cialis 10mg 2020-08-01 21:50:27

Prep men the vardenafil as with symptoms compatible. gambling games casinos online


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo