Lunes, 20 de noviembre de 2017

Pedro Sánchez

Dos reflexiones

Si tener detrás casi once millones de votos y un 34% de los electores no te permite obtener el mínimo respeto público, sólo puede deberse a dos cosas: o tu propuesta es flagrantemente antidemocrática y totalitaria, o estás denunciando vicios ocultos del sistema que conviene a muchos que sigan sin resolver y sin que se hable mucho de ellos. El Frente Nacional francés no es un partido de advenedizos cabalgando sobre el oleaje populista del momento, ni lleva en su programa una sola propuesta que ponga en peligro a la República. No está afectado por casos de corrupción, y en las ciudades cuyo gobierno ha conseguido contra todos, las libertades no ha sufrido menoscabo alguno. ¿Cómo puede justificarse el cordón que le aísla y que habría asfixiado a cualquier partido que no tuviera nada bueno que ofrecer? Ciertamente, en el FN existe un gran desnivel entre la potencia de su denuncia de problemas que sólo ellos y la ciudadanía más expuesta y decepcionada parecen detectar, y la escasa viabilidad de las soluciones que Marine Le Pen ha ofrecido. En especial, la manía antieuropea y germanófoba me parece muy desafortunada, y es posible que haya pasado una gruesa factura a la candidata. Ya veremos hacia dónde va la renovación del FN anunciada por Le Pen y que tratará de consolidar el extraordinario resultado conseguido por ella el pasado domingo.

Por otra parte, el gran vencedor, Emmanuel Macron, se está convirtiendo desde el primer día en un grave problema para el establishment político al que debe la victoria. Los Republicanos, presionados desde la derecha por el FN, observan inquietos cómo su ala izquierda siente la tentación de ofrecerse en vasallaje al nuevo monarca centrista, liberal, reformista y socialdemócrata -que todo esto, pero sobre todo monarca, se pretende Macron-, pero son los socialistas los abocados a los peores tragos. Si Macron consolida su En Marche (cuyo acrónimo EM reproduce sin pudor alguno las iniciales de su fundador), y hay estudios que le dan 260 diputados en junio, el PS estaría tocado de muerte como ha asegurado Manuel Valls, quien, por cierto, ya se ha apresurado a hacer las maletas. Una convulsión de este gramaje en Francia, ¿podría no tener consecuencias en el socialismo mediterráneo? La versión parisién de Pedro Sánchez, Hamon, ha sido laminada en las urnas. ¿Seremos, una vez más, diferentes?



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ganarán los sublevados

Nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro es ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo