Sabado, 28 de noviembre de 2020

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

El ajuar del discípulo

Hemos visto cómo Jesús va subiendo a Jerusalén tal y como largamente nos relata el Evangelio de Lucas mientras nos permite que nos vayamos asomando a escenas reales de la vida real, que son un cruce de caminos entre la gente que el Señor encuentra en su dulce o dura circunstancia. Jesús, como enviado del Padre, había venido para traer a los hombres un modo nuevo de vivir y convivir entre ellos y ante Dios, que luego el pecado frustró. La vida humana se convirtió compleja y hostil, muy lejana del proyecto amoroso de Dios que nos la ofreció como un camino armonioso e inocente. Sin embargo el pecado, no pudo arrancar del corazón humano el inmenso deseo de habitar un mundo de belleza y de hacer una historia bondadosa. Pero la crónica diaria restregaba al hombre la incapacidad de realizar ese camino por el que en el fondo su corazón seguía latiendo. Jesús vino para responder a ese drama humano, rompiendo el fatalismo de todos sus callejones sin salida. La venida de Jesús es la llegada del Reino de Dios, el comienzo de la posibilidad para los hombres, de ser verdadera y apasionadamente humanos, el inicio de esa otra historia en la que coinciden los caminos de Dios y los del hombre. No obstante, el Señor no ha querido realizarlo todo ni realizarlo solo. Por eso, consciente de que es mucho el trabajo y pocos los obreros, invitará a pedir al dueño de la mies que envíe más manos, más corazones, que vayan preparando la creciente llegada de ese Reino.      

El Señor envía a sus discípulos a los caminos del mundo, a las casas de los hombres hermanos, para hacerles llegar el gran mensaje, el gran acontecimiento: el Reino de Dios ha llegado, ya se aproxima, está muy cerca. Y con él, se terminan todas nue­stras pesadillas para dar comienzo ese sueño hermoso que Dios nos confió como tarea, y que como ansia infinita puso latente en el pálpito de nuestro herido e inquieto corazón.      

Como a aquellos discípulos también a nosotros nos envía para anunciar el mismo Reino de Dios, de modo que aquello que sucedió entonces siga sucediendo. No anunciamos una paz de supermercado, una paz que se negocia y pacta como herramienta política, sino una paz que es una Vida, y un Nombre, y un Rostro concreto: Dios con nosotros, en nosotros y entre nosotros. Porque no anunciamos una paz nuestra ni la que el mundo nos puede dar, sino la que Dios nos regala y nos confía, la paz que nace de la verdad, de la justicia, de la libertad, del amor. Portadores de la paz del Reino de Dios, es lo que el Señor ha querido confiarnos como una herencia inmensa y una tarea llena de desafío e ilusión. Cambian las épocas, son otros los retos, pero sigue siendo el mismo el envío de parte de Jesús a sus discípulos de cada tiempo. El ajuar que nos asigna, es idéntico del que fueron pertrechados aquellos primeros. La misión continúa allí donde se espera de mil modos el Evangelio.     

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm      Arzobispo de Oviedo 


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

BREVE  LEXICOGRAFÍA  SUI GENERIS          

ESPAÑA,  ESPAÑOL,  PANOLI…(Del diccionario particular de A. de Nebrigis- Molinero).

Por Juan J. RubioLeer columna

España, el español y los españoles

(Romance melancólico de tintes heroicos)

Por Juglar GasparLeer columna

Históricas concesiones

"No debes dar nunca la mano a alguien que pueda cogerte también el pie"(Interpretación libre del refranero)

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

   A PROPÓSITO   DE… ...

Pues sí.  A propósito de tres noticias aparecidas en distintos medios estos días, mi mente rebobinó hacia el pasado próximo y no tan cercano.

Por Juan J. RubioLeer columna

Cuando los héroes se mueren

Nuestros héroes, aquellos de cuyas aventuras, suertes y desgracias de toda clase tanto disfrutamos en nuestros años ya lejanos de cinéfilos apasionados, se fueron muriendo. Algunos, en sus películas, a pesar de enfrentarse a grandes peligros parecían inmortales: eran los buenos. Otros no, otros nos tenían acostumbrados a morirse y casi siempre de forma violenta: eran los malos. Pero tanto unos como otros se iban muriendo de verdad.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Y ahora...estado de alarma

Nada nuevo ciertamente pues en estado de alarma nos encontramos desde que el doctor Sánchez alcanzó el poder de una forma tan brillante y formó el gobierno más inútil e ignorante de toda la historia patria, gobierno además multitudinario con un desbarajuste de competencias que raya en lo "babélico", valga la expresión que vds. entenderán y que no me detengo a investigar si está  incluída o no, en el DLE.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

APROVECHAR LAS ENSEÑANZAS DEL PAPA

No debe dudarse que, depués de la visita a Francisco I, la benéfica influencia de las enseñanzas papales se manifestará en la actividad política del Presidente Sánchez 

Por José Luis LafuenteLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad V

Sin duda el virus chino tan versátil en sus ataques debió afectar al cerebro del señor Casado ya que en su actuación en las Cortes con motivo de la última moción de censura llevo a cabo las siguientes fazañas:

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Inepto, ineficaz, absurdo y ridículo… 

Así aparece a los ojos de un humilde aldeano, el conjunto de las personas que forman "no componen (más bien descomponen)-, el gobierno de la Nación española en "estado" de descomposición.

Por Juan J. RubioLeer columna

Oportunismo miserable

Una vez escrito mi parecer franco y espontáneo sobre el comportamiento de Casado en la moción de censura, leo en la prensa cantidad de opiniones de sesudos periodista y analistas políticos muy contrarias a las mías, alabando la postura del presidente del PP, exceptuando un atinadísimo artículo de Juan Carlo Girauta en ABC.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

TRUMP

He de confesar que conforme avanza la campaña crece más y más mi admiración por Donald Trump Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Cres qué se ha hecho trampa en las elecciones norteamericanas?

a) Si los demócratas nunca aceptaron su vixtoria
b) No es que el sistema alectoral americano es muy lento y complicado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo