Martes, 21 de mayo de 2019

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

El Corazón misericordioso de Dios

 Es quizás una de las páginas más conmovedoras de la Santa Biblia. Donde más ha arriesgado Dios a la hora de desvelarnos su entraña. Parece una divina debilidad en la que Él no duda en mostrarnos el porqué de su paterna vulnerabilidad. Era una escena complicada, que Jesús resolverá con una parábola impresionante. En torno a Él aparecen los publicanos y pecadores por un lado (el hijo menor), y los fariseos y letrados por otro (el hijo mayor). Pero, el protagonismo no re­cae en los hijos ni en sus representados, sino en el padre y en su misericordia.     

La breve explicación de la mala vida del hijo menor, las consideraciones que se hace a sí mismo y el resultado fi­nal de su frívola escapada, tienen un término feliz. Sorprende la actitud del padre en el encuentro con su hijo, descrita con inten­sidad en los verbos que desarman los discursos de su hijo, indicando la ten­sión del corazón entrañable de ese padre: “Cuando estaba lejos, su padre lo vio; y echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo”. El error que le condujo a la fuga hacia los espejismos de una falsa felicidad y de una esclavizante independencia, será transformado por el padre en encuentro de alegría inesperada e inmerecida. La última palabra dicha por ese padre, sobresale sobre todas las penúltimas dichas por el hijo, es el triunfo de la misericordia, la gracia y la verdad.     

Triste es la actitud del otro hijo, cumplidor, sin escándalos, pero resentido y vacío. Si no pecó como su hermano, no fue por amor al padre, sino por amor a sí mismo. Cuando la fi­delidad no produce felicidad, no se es fiel por amor sino por interés o por miedo. El se había quedado con su padre, pero sin ser hijo, poniendo precio a su gesto. Pudo tener más de lo que exigía su mezquina fidelidad, pero sus ojos torpes y su corazón duro, fueron incapaces de ver y de gozar: “Tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo”, le dijo el padre. Teniéndolo todo, se quejaba de la falta de un cabrito. Quien vive calcu­lando, no puede entender, ni siquiera puede ver, lo que se le ofrece gratui­tamente, en una cantidad y calidad infinitamente mayor de lo que su actitud rácana puede esperar.     

La trama de esta parábola es la trama de nuestra posibilidad de ser perdona­dos. Como Péguy ha afirmado, Dios con esta parábola ha ido a donde nunca antes se había atrevido, acompañándonos con esta palabra más allá de cuanto nos acompaña con otras palabras también suyas. El sacramento de la Penitencia que de un modo especial recibimos en estos días cuaresmales, es el abrazo de este Padre que viéndonos en todas nuestras lejanías se nos acerca, nos abraza, nos besa y nos invita a la fiesta de su perdón, con misericordia entrañable. Este es el verdadero pálpito del Corazón misericordioso de Dios.     

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

El autor de Comunistas, judíos y demás ralea, Pío Baroja, en su otro libro que tituló Desde el exilio, dice, refiriéndose a Pilar Primo de Rivera: «esta mujer admirable».

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

A  PROPÓSITO DE ESTAS ELECCIONES

… Ya "creo recordar- que el gran dramaturgo nórdico H. Ibsen ponía en boca de su protagonista en El Enemigo del Pueblo, aquella frase de  <<…la mayoría nunca tiene razón>>.  Incluso llegó a apuntar don Henrik en boca su alter ego, el protagonista doctor Stockman, que la misma podría atentar contra la propia razón y la mismísima democracia.

Por Juan J. RubioLeer columna

Vox y las expectativas

Llega la hora de consolidar los éxitos en un ámbito tan fundamental en España como es el poder municipal Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Eutanasia para el PP

Probablemente no caben tres partidos en la derecha, y al menos uno de ellos va a desaparecer a medio plazo. Debería ser el PP, su tiempo se ha cumplido   Publicado en Libertaddigital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sonrisa verdadera es el lenguaje de la seguridad

Comprendo y comparto el cabreo y temores del autor del último artículo aquí publicado, por haber  ganado las elecciones el personaje más mentiroso del escaparate, tan manipulador y suertudo como indigente intelectual, ambicioso y dañino para la unidad de España y para la libertad de los españoles.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

NO  ESTAMOS  PARA  SONRISAS

Estamos acostumbrados a ver a los políticos alegres y satisfechos, después de haber perdido unas elecciones. Hasta hace poco era algo irrelevante y nos reíamos de ellos. Pero la situación que padece España es de tal gravedad, que no tiene ninguna gracia ver a los dirigentes de Vox comportarse de esa manera.

Por Paco MexiaLeer columna

¿Sirven para algo las encuestas?

Las encuestas en principio son un sistema para intentar calcular un resultado que puede abarcar desde el de unas elecciones hasta el de una campaña comercial.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Haz que pase pronto

Está visto que Sánchez es una caja de sorpresas, nadie dudaba de sus deseos imperiosos de presidir el gobierno aún a costa de la unidad de España pero esta Cuaresma debió soplar sobre él el Espíritu Santo -de Quien no se tenían noticias desde el último concilio, quizás algo antes- y ahora nos encontramos con un Sánchez estadista, con capacidad de autocrítica y aún diría yo humilde.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

CIUDADANOS ES UN PARTIDO DE IZQUIERDAS

Hace Tiempo escribí en este mismo medio un artículo titulado "España es diferente".Se debía a la inexistencia en España de partidos conservadores, democristianos o liberales. Téngase en cuenta que el PP de Rajoy era claramente socialdemócrata.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

La prórroga de Nuestra Señora

Quizás muchos franceses sentían oscuramente Notre Dame como un último, tenue vínculo con lo sagrado. Aunque no recen, aunque crean no creer, les reconfortaba saber que, en la penumbra del transepto, la Virgen gótica seguía velando sobre la ciudad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Cree como circulas por las redes de que hubo pucherazo?

a) Si el PSOE ya demostró que es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder
b) No el pueblo español tiene unas miras muy cortas y es incapaz de preever lo que le espera

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo