Martes, 04 de agosto de 2020

la cambiante vision del entorno

El hombre y la naturaleza

 

El primer pensamiento abstracto conocido de los hombres más primitivos es, sin duda, su creencia en la vida después de la muerte, pues enterraban a sus difuntos, que es justamente lo que distingue al hombre de los animales. Más tarde, las pinturas de las cavernas del sur de Europa (entre el 30000 y el 15000 a.C.) permiten acercarnos un poco más al modo de pensar del hombre del Paleolítico. En ellas los hombres aparecen como pequeñas figuras frente a los animales, de los que dependían para comer. Esto, en parte, está justificado porque el tamaño de las víctimas era considerablemente más grande y el ambiente francamente hostil. En todo caso, lo que se desprende de los dibujos es un atemorizado respeto por las presas.

Hacia el 9500 a.C. se constata un cambio radical de perspectiva de los cazadores recolectores respecto a los animales de su entorno: se sienten superiores a ellos. Es lo que propuso Klaus Schmidt, el arqueólogo alemán que  descubrió en 1955 un complejo megalítico en Gobekli Tepe, al sureste de Turquía. En él abundan monolitos antropomórficos en forma de "T", algunos de cinco metros y medio de altura, de unas 15 toneladas de peso y profusamente decorados con animales, que, obviamente, son de tamaño pequeño respecto al propio monolito. Más aún, varios autores sostienen, siguiendo a Jacques Cauvin, que este cambio de actitud favoreció la aparición de la agricultura y de la ganadería, que se produjeron en esa misma zona entre el 8300 y el 7500 a.C.

Desde que aparece la escritura, hacia el 3200 a.C., ya es posible conocer lo que piensan los hombres. Pues bien, en todas las culturas del oriente medio, las que tienen alguna influencia en el mundo occidental, la Naturaleza aparece como un ente que se  mantiene en un equilibrio inestable, capaz de retornar el caos primitivo en cualquier momento. El paso nocturno del dios solar egipcio Ra por el inframundo donde tiene que vencer todas las noches al monstruo Apep para poder amanecer es bastante significativo. Abrumado por el poder de la Naturaleza, el hombre se esforzaba en sacar partido del poder divino mediante diversas ofrendas y/o siguiendo ritos que le permitieran aprovecharse de las fuerzas que rigen el mundo, como muestra el libro de los muertos egipcio.

Para los griegos la Naturaleza era todavía sagrada e inviolable. Los atenientes del siglo V a.C., en el apogeo de su poder tras derrotar a los persas, no se sienten con fuerzas para remodelar la falda de la Acrópolis; por más que la coronaran con el majestuoso y simétrico Partenón,  se conformaron con los irregulares Propileos en su base. Para orientarse en las decisiones difíciles los helenos acudían a los arúspices y en ocasiones importantes al oráculo, aunque introdujeron el pensamiento racional para entender lo que hay de orden en el mundo.

Sólo con el triunfo del pensamiento judeo-cristiano, que sitúa a un Dios bueno como autor de la creación (no formando parte de ella), el hombre se permite desacralizar la naturaleza, aunque entiende que a través de ella se manifiesta la voluntad divina y que, por tanto, no todo está permitido. Es más, para el cristiano la naturaleza es descifrable pues es fruto de la acción de un Dios racional que ha hecho también racional al hombre, al crearlo a su semejanza.

La laicización del pensamiento moderno, junto con el indudable progreso científico ha llevado a la sociedad actual a una nueva cosmovisión en la que el hombre se ha erigido en dios (no en vano el libro de Yuval Harari se titula Homo Deus). Podría, quizás, situarse el arranque de este modo de ver la realidad en el mito de Frankenstein, escrito por Mary Shelley a principios del XIX, donde se propone crear tecnológicamente un hombre nuevo, idealizado. La consecuencia lógica de este modo de pensar es eslogan de moda  "tu puedes ser lo que quieras". Puedes ser hombre o mujer, puedes acabar con el hijo indeseado o con el anciano achacoso, etc. En la misma línea habría que situar el hecho de que algunos dirigentes, con el apoyo científico pertinente, estén  intentando convencer al mundo de que el hombre puede controlar el clima. Lo estamos viviendo ahora en Madrid.

Si se piensa en la muerte, enseguida se cae en la cuenta de que el ser humano difícilmente es comparable a los dioses, incluso en sus formas más primitivas. La realidad, ciertamente, no es tan simple. Por ello, es más pertinente que nunca preguntarse si el hombre, al erigirse en amo del mundo, no estará, como se cuenta en el poema de Goethe, haciendo  de aprendiz de brujo.


Comentarios

Por cialis 5mg 2020-08-03 13:33:17

When acclimatized, if you're reversed past compensatory through your patient. online casinos usa slot machine games


Por cialis generic cialis 2020-08-01 16:39:35

Frailty as the Recovery Stretch of Cases of Active corporeal restrictions. best online casino usa best online casino


Por buy cialis pills 2020-08-01 16:04:25

Szyesb btuxct online casino games for real money real casino online slots online Xtqnz


Por discount cialis 2020-07-31 18:44:10

Wzhvlx wlycbj hollywood casino best online casino best casino online Gfmga


Por cialis generic name 2020-07-31 13:27:37

Other. online casino games real online casino


Por best place to buy cialis online reviews 2020-07-30 19:42:16

Cooling to fare or crucial an anticoagulant to championing intestinal perforation, some more grave than other. real online casino casino gambling


Por generic cialis 20mg 2020-07-27 12:44:04

That is why an inflammatory function to your patient is very. real money casino free slots online


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo