Martes, 21 de mayo de 2019

(Recordando a G. A. B.)

El retorno de las palabras

No volverán...
Y de ello debemos congratularnos porque la rima con que inicio o subtitulo mi
artículo, pretende expresar una realidad y un deseo que intentaré explicar y
comentar.


En los actuales momentos de nuestro devenir histórico, la irrupción de VOX y
la evidente decadencia de la izquierda en el panorama político, han puesto
de manifiesto, entre otras cosas, el que nuestro exquisito y riquísimo
vocabulario, estaba sufriendo un irrespetuoso, ignorante y malintencionado
ataque y saqueo a cargo, especial y precisamente, de nuestra lamentable
clase política, en un intento de acomodarlo a lo que conocemos en general
con la acepción de lo "políticamente correcto", y así vocablos, palabras,
términos que eran reflejo de grandes valores, iban desapareciendo o siendo
empleados en sentido peyorativo, adjudicándoles unos significados
totalmente enfrentados con los que, hasta ahora, eran la realidad más
palpable y ortodoxa, porque ¡cómo no! esos términos denostados se
consideraban herederos de la dictadura franquista. ¡Qué sería del argumentario izquierdoso si Franco no hubiese existido! Pues, seguramente
pasaría a ser un argumentario sin argumentos o sea, nada, al haberse
quedado sin su principal y casi exclusiva fuente. Tal es su riqueza de ideas.


Aparte de lo dicho, cualquier "percebe lingüístico" (con todos mis respetos
para los percebes) se autoatribuía el derecho de inventar nuevos vocablos o
usar los inventados a su manera, y así, empezamos a sufrir desde los
requeteutilizados "todos y todas" a padecer los ridículos "miembros y
miembras", "portavoces y portavozas", etc., etc. para martirio de nuestros
oídos y tormento de nuestro intelecto incapaz de resistir tales atentados que
por cierto, culminaron estos días con el último e insuperable hallazgo de una
destacada podemita cuya inspiradísima nueva palabra encontrada es, ni más ni menos que: "¡matria!" sustituyendo a patria por aquello de la ley de
igualdad de género que viene a ser como la superioridad del femenino sobre
el masculino. Ni que decir tiene lo encantada que se quedó la susodicha
señora tras pronunciar semejante parida. No nos bastaba patria, por cierto
femenino ya, y ahora tenemos matria para no sentirnos huérfanos a medias.


Y no solo sufrían este despectivo ataque las palabras sino también y, muy
especialmente, los signos y símbolos que habían caracterizado
históricamente nuestra identidad, y así, empezando por "España" y siguiendo
por "hispanidad", "patria", "bandera", "escudo", "raza", "unidad", "honor",
"gloria", "laurel", etc. y sus derivados, pasaron a ser términos o símbolos
proscritos y despreciables, cuyo uso encerraba ribetes o connotaciones
fascistas, pasando por tanto a ser impronunciables o inutilizables dentro de lo
tantas veces repetido "políticamente correcto".


Y fué, en especial nuestra bandera, el símbolo más notablemente
despreciado hasta el punto de ser identificado su uso, según decíamos
antes, como expresión de extremismos radicales. Y el lucir banderas
españolas en correas de relojes, pulseras, móviles, etc., llegó a considerarse
como un acto de heroísmo y valentía frente al temible izquierdismo por la
timorata y falsa derecha que, desgraciadamente no osaba utilizar con
naturalidad tan patrióticos aderezos.


Afortunadamente, cogiendo el hilo de lo dicho al principio, las actuales
circunstancias van dando paso a un retorno de los términos y símbolos
arrinconados por el cainismo vergonzante e imperante y ya no resulta insólito
el defender públicamente nuestros valores, exhibiendo nuestros símbolos sin
cobardes temores y utilizando el lenguaje que nunca debimos abandonar en
aras de un ridículo talante contemporizador.


Bienvenida sea nuestra bandera, bienvenido sea nuestro escudo y
bienvenido sea el orgullo de ser y sentirnos españoles. Y olvidemos esos
inventos ling?ísticos que ya se nos iban pegando inconscientemente y
atengámonos a lo establecido y aceptado ortodoxamente, sustituyendo lo
"políticamente correcto" por lo "lingüísticamente correcto". Seguro que nos
entenderemos todos mucho mejor.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

El autor de Comunistas, judíos y demás ralea, Pío Baroja, en su otro libro que tituló Desde el exilio, dice, refiriéndose a Pilar Primo de Rivera: «esta mujer admirable».

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

A  PROPÓSITO DE ESTAS ELECCIONES

… Ya "creo recordar- que el gran dramaturgo nórdico H. Ibsen ponía en boca de su protagonista en El Enemigo del Pueblo, aquella frase de  <<…la mayoría nunca tiene razón>>.  Incluso llegó a apuntar don Henrik en boca su alter ego, el protagonista doctor Stockman, que la misma podría atentar contra la propia razón y la mismísima democracia.

Por Juan J. RubioLeer columna

Vox y las expectativas

Llega la hora de consolidar los éxitos en un ámbito tan fundamental en España como es el poder municipal Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Eutanasia para el PP

Probablemente no caben tres partidos en la derecha, y al menos uno de ellos va a desaparecer a medio plazo. Debería ser el PP, su tiempo se ha cumplido   Publicado en Libertaddigital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sonrisa verdadera es el lenguaje de la seguridad

Comprendo y comparto el cabreo y temores del autor del último artículo aquí publicado, por haber  ganado las elecciones el personaje más mentiroso del escaparate, tan manipulador y suertudo como indigente intelectual, ambicioso y dañino para la unidad de España y para la libertad de los españoles.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

NO  ESTAMOS  PARA  SONRISAS

Estamos acostumbrados a ver a los políticos alegres y satisfechos, después de haber perdido unas elecciones. Hasta hace poco era algo irrelevante y nos reíamos de ellos. Pero la situación que padece España es de tal gravedad, que no tiene ninguna gracia ver a los dirigentes de Vox comportarse de esa manera.

Por Paco MexiaLeer columna

¿Sirven para algo las encuestas?

Las encuestas en principio son un sistema para intentar calcular un resultado que puede abarcar desde el de unas elecciones hasta el de una campaña comercial.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Haz que pase pronto

Está visto que Sánchez es una caja de sorpresas, nadie dudaba de sus deseos imperiosos de presidir el gobierno aún a costa de la unidad de España pero esta Cuaresma debió soplar sobre él el Espíritu Santo -de Quien no se tenían noticias desde el último concilio, quizás algo antes- y ahora nos encontramos con un Sánchez estadista, con capacidad de autocrítica y aún diría yo humilde.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

CIUDADANOS ES UN PARTIDO DE IZQUIERDAS

Hace Tiempo escribí en este mismo medio un artículo titulado "España es diferente".Se debía a la inexistencia en España de partidos conservadores, democristianos o liberales. Téngase en cuenta que el PP de Rajoy era claramente socialdemócrata.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

La prórroga de Nuestra Señora

Quizás muchos franceses sentían oscuramente Notre Dame como un último, tenue vínculo con lo sagrado. Aunque no recen, aunque crean no creer, les reconfortaba saber que, en la penumbra del transepto, la Virgen gótica seguía velando sobre la ciudad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Cree como circulas por las redes de que hubo pucherazo?

a) Si el PSOE ya demostró que es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder
b) No el pueblo español tiene unas miras muy cortas y es incapaz de preever lo que le espera

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo