Domingo, 08 de diciembre de 2019

(Recordando a G. A. B.)

El retorno de las palabras

No volverán...
Y de ello debemos congratularnos porque la rima con que inicio o subtitulo mi
artículo, pretende expresar una realidad y un deseo que intentaré explicar y
comentar.


En los actuales momentos de nuestro devenir histórico, la irrupción de VOX y
la evidente decadencia de la izquierda en el panorama político, han puesto
de manifiesto, entre otras cosas, el que nuestro exquisito y riquísimo
vocabulario, estaba sufriendo un irrespetuoso, ignorante y malintencionado
ataque y saqueo a cargo, especial y precisamente, de nuestra lamentable
clase política, en un intento de acomodarlo a lo que conocemos en general
con la acepción de lo "políticamente correcto", y así vocablos, palabras,
términos que eran reflejo de grandes valores, iban desapareciendo o siendo
empleados en sentido peyorativo, adjudicándoles unos significados
totalmente enfrentados con los que, hasta ahora, eran la realidad más
palpable y ortodoxa, porque ¡cómo no! esos términos denostados se
consideraban herederos de la dictadura franquista. ¡Qué sería del argumentario izquierdoso si Franco no hubiese existido! Pues, seguramente
pasaría a ser un argumentario sin argumentos o sea, nada, al haberse
quedado sin su principal y casi exclusiva fuente. Tal es su riqueza de ideas.


Aparte de lo dicho, cualquier "percebe lingüístico" (con todos mis respetos
para los percebes) se autoatribuía el derecho de inventar nuevos vocablos o
usar los inventados a su manera, y así, empezamos a sufrir desde los
requeteutilizados "todos y todas" a padecer los ridículos "miembros y
miembras", "portavoces y portavozas", etc., etc. para martirio de nuestros
oídos y tormento de nuestro intelecto incapaz de resistir tales atentados que
por cierto, culminaron estos días con el último e insuperable hallazgo de una
destacada podemita cuya inspiradísima nueva palabra encontrada es, ni más ni menos que: "¡matria!" sustituyendo a patria por aquello de la ley de
igualdad de género que viene a ser como la superioridad del femenino sobre
el masculino. Ni que decir tiene lo encantada que se quedó la susodicha
señora tras pronunciar semejante parida. No nos bastaba patria, por cierto
femenino ya, y ahora tenemos matria para no sentirnos huérfanos a medias.


Y no solo sufrían este despectivo ataque las palabras sino también y, muy
especialmente, los signos y símbolos que habían caracterizado
históricamente nuestra identidad, y así, empezando por "España" y siguiendo
por "hispanidad", "patria", "bandera", "escudo", "raza", "unidad", "honor",
"gloria", "laurel", etc. y sus derivados, pasaron a ser términos o símbolos
proscritos y despreciables, cuyo uso encerraba ribetes o connotaciones
fascistas, pasando por tanto a ser impronunciables o inutilizables dentro de lo
tantas veces repetido "políticamente correcto".


Y fué, en especial nuestra bandera, el símbolo más notablemente
despreciado hasta el punto de ser identificado su uso, según decíamos
antes, como expresión de extremismos radicales. Y el lucir banderas
españolas en correas de relojes, pulseras, móviles, etc., llegó a considerarse
como un acto de heroísmo y valentía frente al temible izquierdismo por la
timorata y falsa derecha que, desgraciadamente no osaba utilizar con
naturalidad tan patrióticos aderezos.


Afortunadamente, cogiendo el hilo de lo dicho al principio, las actuales
circunstancias van dando paso a un retorno de los términos y símbolos
arrinconados por el cainismo vergonzante e imperante y ya no resulta insólito
el defender públicamente nuestros valores, exhibiendo nuestros símbolos sin
cobardes temores y utilizando el lenguaje que nunca debimos abandonar en
aras de un ridículo talante contemporizador.


Bienvenida sea nuestra bandera, bienvenido sea nuestro escudo y
bienvenido sea el orgullo de ser y sentirnos españoles. Y olvidemos esos
inventos ling?ísticos que ya se nos iban pegando inconscientemente y
atengámonos a lo establecido y aceptado ortodoxamente, sustituyendo lo
"políticamente correcto" por lo "lingüísticamente correcto". Seguro que nos
entenderemos todos mucho mejor.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Sesión de circo en Madrid

"...la política italiana es un circo sin ni siquiera domadores, sólo payasos."(Aforismo de Andrea Mucciolo).A propósito de aquello de las barbas de tu vecino.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El hombre y la naturaleza

A lo largo del tiempo el hombre ha ido tomando posición respecto a la realidad cambiante que le rodea. Se ha pasado del temor reverencial a la naturaleza a creer que la podemos dominar y recrear a nuestro capricho  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Lecciones chilenas

Nos negamos a aprender que el socialismo es opresión y miseria. Deberíamos preferir la abundancia desigual a la pobreza igualitaria. Y en Chile la pobreza absoluta ha pasado de un 50% a un 6% de la población en las últimas cuatro décadas. (Publicado en Actuall)

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sentencia

Dicen que no hubo enriquecimiento, pero es que eso debiera ser una agravante

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

ELEGIA A AGUSTIN COSTA

De parte de un buen amigo

Por Jose Manuel Miranda SLeer columna

A PROPÓSITO DE LA TAUMATURGIA DEL PROCÈS

Permítaseme iniciar con un aserto, no sé si mío, o recogido de mi acervo enriquecido con el seguimiento de predecesores ilustres…:  (En el pasado se colonizaba con la cruz y la espada; en los tiempos modernos, son los mass media y otras herramientas subsidiarias, las que hacen la labor de ejecutar órdenes y mandatos de cabildos regidores).  

Por Juan J. RubioLeer columna

Agustín Costa, un hombre de bien

Agustín Costa, catedrático de Quimica Analítica, falleció en Oviedo el 18 de Noviembre de 2019, a los 70 años Publicado en La Nueva españa

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Nuevo fraude, ahora electoral

¿Es posible en dos días ponerse de acuerdo en todo aquello que no pudo concertarse en seis meses?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Modos, maneras...y efectos boomerang

Vuestro "don" señor Aitores el "don" del algodón,el cual para tener "don"necesita tener "algo".(Paráfrasis de un epigrama de Fco. Martínez de la Rosa).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

«PRINCESAS DEL MARTIRIO»

?No es ninguna novedad recordar que la Lay de la Memoria Histórica que nos trajo el perverso e indigno Rodríguez Zapatero y a quien ya ha mejorado en este camino el no menos perverso e indigno Pedro Sánchez, no tiene el mismo trato para las personas o acontecimientos según hayan estado en un bando o en otro durante la Guerra Civil

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

REALIDAD versus IGNORANCIA

Con frecuencia, el paso de los acontecimientos me hace pensar que llegará un momento en que ya mis ojos, mis oídos, en fin, todo mi ser, deje de contemplar, atónito, tanta incongruencia, tanto sinsentido, tanto absurdo acompañado todo ello y adornado de tanta mentira, tanta ignorancia, tanta insensatez, en fin, tanta osadía a cargo de la clase dirigente que nos ha tocado sufrir.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Venderá Sanchez la unidad de España a cambio de la presidencia del Gobierno?¿

a) Si y lo que haga falta, carece de otro interés que su propia persona
b) No la maquinaria constitucional se lo impedirá

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo