Lunes, 21 de enero de 2019

El retorno de los brotes (verdes, claro)

Desde que aquella, con gran cariño recordada ministra, sorprendió gratamente a todos cuando dijo que observaba el nacimiento de "brotes verdes" en nuestra economía, no había yo tenido ocasión de utilizar hasta ahora tan ingeniosa frase para enriquecer mi limitado léxico y ¡hete aquí! que hoy me parece oportuno traerla a colación, no con motivo económico, sino político.

El PP ha celebrado un congreso extraordinario. Falta hacía realmente que se viese en movimiento a los cansinos, en general, componentes de las altas esferas peperas.

Ahora, por fin, los vimos moverse a la vista de ese congreso para situar candidatos a la presidencia, cargo que se iba a elegir en dicho congreso.

No puedo negar que a mí siempre me atrajo la figura de Pablo Casado y mi buena impresión aumentaba cuando noté que iba siendo postergado sutilmente dentro del partido, dándole, por otra parte, puestos de cierto relieve pero que, a la larga, no servían precisamente para promocionar su figura.

Por eso me vi gratamente sorprendido cuando me enteré que este hombre se presentaba, lanzándose sin paracaídas, al cargo citado anteriormente en competencia con otros pero sobre todo con Soraya Sáenz de Santamaría, pieza fundamental dentro del desgraciado aparato del desgraciado partido en que se había convertido el PP hacía ya demasiado tiempo.

Yo pensaba que para aventuras con la Santamaría, bastaban las corridas por Colón con su carabela cuando tuvo la desgracia, según la "nueva historia" de descubrir América y que este hecho fué el principio del exterminio (siempre según "la nueva historia) de la refinada civilización indígena que disfrutaba matándose unos a otros y sacando corazones con sus hermosos cuchillos de obsidiana, para ofrecerlos a sus dioses y comiéndose muy guapamente el resto del cuerpo, eso sí, siempre que fuese de un enemigo. La verdad, solo a Colón se le ocurre, no descubrir, sino tropezar con América, cuando no contaba que ese continente estaba en su camino desde tiempos realmente inmemoriales.

Bueno, veo que estoy cambiando de continente y de tema, deteniéndome en batallas que no vienen a cuento. Pido disculpas al sufrido lector que haya tenido la paciencia de llegar hasta aquí y, por lo tanto volvamos al tema y a los brotes.

Seguí con interés el desarrollo del congreso susodicho y, sobre todo, oí y después leí y releí los discursos previos a la elección, pronunciados por los dos candidatos supervivientes.

Para mí, el discurso de Soraya quedó a cien años luz del correspondiente a Pablo. El de aquélla estuvo lleno de alusiones a lo bien que lo habían hecho, vamos a decir, ella y lo suyos a la vista de los resultados (esto me parece que se llama pragmatismo). También aludió a lo bien que lo iban a hacer en el futuro, dada su experiencia y valorando el que ella había sido elegida por las bases (esto creo que se llama demagogia). Un discurso mil veces oído y muy carente de un contenido realmente práctico, cayendo en la pura teoría, en fin, lleno de aire, vacío de primicias esperanzadoras.

Sin embargo, el discurso de Pablo corrió por otros derroteros: fué un discurso mucho más sólido, el discurso de un líder conocedor experto de la realidad actual, en el que tocó todos los temas que hoy preocupan de verdad, desde la economía a la familia, pasando por la eutanasia, etc., dejando asomar un proyecto sólido, producto, como decíamos, de un más que buen conocimiento de la realidad. ¿Con algún toque de demagogia? (para los exigentes), algo difícil de eludir en casos como este.

Este es el brote verde del título: un nuevo líder para un viejo y ajado partido. Espero que a Pablo Casado no le moleste el que yo lo llame brote verde. A él le toca ir madurando a marchas forzadas pero sin tropiezos. Desde luego, nombre de líder no le falta: recordemos al quizá máximo protagonistas de los "Hechos de los apóstoles".

Bien: estas son mis humildes ideas y esta es mi prudente esperanza sobre el nuevo presidente del PP, un hombre que no se corta para exponer su ideología de centro-derecha, siendo la derecha palabra maldita hoy día y vergonzosamente ocultada muy generalmente por nuestros políticos acomplejados.

A ver si terminamos de una vez con la indiferencia ante tanta falta de ideas, suplidas con ataques al pasado, gracias a la detestable "Memoria histórica", que en su afán de desenterramientos va a llenarnos el país de ilustres "zombies" con acompañamiento de inmigrantes por doquier.

Para final y para Pablo, una frase de otro Pablo, el de Tarso: "Veo los peligros de la vida presente: peligro en en el mar, peligro en la tierra y peligro en los falsos hermanos" (que haber, haylos, añado yo).


Francisco Alonso- Graña del Valle.


Comentarios

Por Jesús Gómez García 2018-08-27 20:57:03

Creo que somos muchos que estamos esperanzados con el nuevo Presidente del PP. Y no hay tiempo que perder, porque el panorama político no puede ser peor.


Por JESUS GOMEZ GARCIA 2018-07-27 13:30:53

De acuerdo con el artículo y ahora expectantes para comprobar que el PP se regenera y nos libra de un Gobierno como el actual.


Comentar

Columnistas

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo