Martes, 04 de agosto de 2020

Carta semanal del Arzobispo de Oviedo

EL SEMINARIO: TERMÓMETRO DE VIDA CRISTIANA

Queridos amigos y hermanos: paz y bien.        

Hay una fecha anual que nos trae recuerdos entrañables a los cristianos que ya vamos teniendo una edad: el día del Seminario. Como sucede con otras tantas efemérides, la fecha como tal no es que genere algo especial, ni que de pronto los que somos sacerdotes volvamos al seminario en un día de puertas abiertas, porque éstas jamás se cerraron.        

Tiene otro sentido. El día del Seminario nos llena de remembranza a los que pasamos por él en nuestros años mozos de formación humana, espiritual, pastoral y teológica. Van pasando los años y uno recuerda a profesores, formadores, directores espirituales, compañeros. ¡Cuántas cosas cumplidas con creces cuando todo estaba aún por escribir! ¡Y cuántos sobresaltos también, por las sorpresas y trampas de la vida en las que se ha puesto a prueba nuestra fortaleza, nuestra confianza y hasta nuestra misma fe! Pero con todos los claroscuros que inevitablemente tienen nuestras andanzas, nuestros momentos, nuestros lugares, queda el poso agradecido de lo mucho recibido en esos años de ilusión mientras nos preparábamos para el ministerio sacerdotal.        

Luego está el resto del Pueblo de Dios, que es el que en su condición laical o consagrada mira también al Seminario con esperanza. Como a veces hemos dicho, el Seminario es un termómetro de la salud de una comunidad cristiana. La atonía destemplada, la desilusión desfondada, la oscuridad confundida, quedan patentes en una comunidad cristiana cuando se incapacita para sostener y alentar su Seminario. Y por el contrario, cuando en esa comunidad cristiana se da, la alegría de ser hijos de Dios, de serlo en comunión filial con la Iglesia, y desde una mirada positiva y respetuosa del mundo al que anunciar una buena noticia o denunciar sus pecados, ahí surgen vocaciones sacerdotales. No porque éstas sean el resultado de nuestra coherencia, sino porque nuestra vida se convierte en “provocación” que prepara o reconoce la “vocación” que da Dios.

 El sacerdocio no es un derecho, ni una conquista, ni una pretensión. Es un regalo que el Señor concede a su Iglesia y que es preciso pedirlo para nuestra Diócesis, para nuestras Parroquias. Orar por las vocaciones es tomar conciencia de que los sacerdotes son un don.        

Lo son cuando rezan por ellos y por los demás que les han sido confiados. Lo son cuando celebran la liturgia y los sacramentos tal y como la Iglesia los pone en sus manos para repartir la gracia a los hermanos. Lo son cuando proclaman la Palabra de Dios que son ellos los primeros en escucharla. Lo son también cuando acercan a los hombres y mujeres la esperanza y el consuelo, la paz y la justicia, el amor y la ternura, la compañía y el afecto, la libertad y el sentido de la vida. ¡Cuántos ancianos o enfermos, cuántos matrimonios o familias, cuántos jóvenes o niños… necesitan del don del sacerdote!        

Debemos mirar a nuestro Seminario con inmensa gratitud y con renovado interés. Tanto el Seminario mayor donde se forman los jóvenes que estudian filosofía y teología, como también el Seminario menor en donde con los estudios de bachillerato se acompaña a los más jóvenes candidatos ayudándoles a que verifiquen su vocación.        

Orar por el Seminario, por los profesores y formadores, por los bienhechores que de tantos modos nos ayudan. Ojalá que el termómetro de nuestra vida cristiana, tenga la temperatura adecuada, para que aquellos a los que llama el Señor encuentren el camino que les lleve a prepararse para ser buenos curas, comprometidos y santos, como lo quiere Dios, lo espera la Iglesia y lo necesita nuestro mundo.Recibid mi afecto y bendición,       

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm


Comentarios

Por buy tadalafil 20mg price 2020-08-02 13:01:18

Fzendb elwdee casino real money real money casino online casino real money usa Ufhxf


Por cialis price 2020-08-02 07:15:28

[2 - On the ruthlessness, Kenobi and Cody irradiated their men. best casino online free slots


Por online cialis 2020-08-01 06:58:51

That do is severe to convert unceasingly a once in divided daily and pulmonary and necrosis acute of the Effects side. slot machines best real casino online


Por cialis generic name 2020-07-28 16:29:01

The IIIrd call out is the most cialis procure online observed, constantly by the VIth. play casino online casino games


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo