Martes, 16 de enero de 2018

elecciones en Cataluña

El sueño de Pere

Pere Pons i Pérez no durmió bien esa noche. Verdad es que la habían precedido días de mucha agitación. Era preciso cerrar el ejercicio, menos boyante este año que los precedentes, y a ello se superpuso la inesperada campaña electoral, tan incierta y en un ambiente no del todo favorable, con el peso añadido de algún molesto viaje patriótico, aunque todo se sufriera con el mejor ánimo y afectando un optimismo que no habitaba el corazón.

Muy pronto se despertó del primer sueño, o al menos eso le pareció a él, tan vívida y alegre era la imagen de aquellos tiempos, sus temporadas en la vieja y modesta masía de los abuelos, los juegos con los innumerables primos Pons y las visitas de mosén, aquel cura de sotana empeñado en el latín. Y las más ocasionales, pero tan divertidas, en el pueblo de su madre, todos tan cariñosos con el nieto o el sobrino catalán, al pie de las grandes sierras, pueblo tan blanco y tan cerca del mar. ¡Qué otoños en una, qué veranos en el otro!

Quiso dormir de nuevo arrullado por la calidez de aquel pasado nunca valorado, que procuraba no revivir, pero no tardó en desvelarlo ahora el recuerdo del rugir de la multitud y el flamear de esteladas, esa excitación de vivir momentos de plenitud, de realización de anhelos y utopías, de afirmación rabiosa de la mitad de su ser sobre la otra, negada y despreciada sin saber muy bien por qué. Esa borrachera sin vino ni copas dejó paso al fuerte sopor de la noche profunda. Durmió sí, durmió, pero el sueño se poblaba de fantasmas que traían escenas de tiendas vacías, de terrazas desiertas, ruido de sirenas, gente asustada y templos profanados por el odio. Algunos empezaban a irse sigilosamente, otros se encerraban en sus casas y las patrullas identificaban a los escasos viandantes. Al caer la noche, algunos automóviles atravesaban las avenidas a gran velocidad.

Se despertó algo más tarde de lo previsto, pero aún con tiempo para sus rutinas mañaneras. Las imágenes nocturnas no le abandonaron durante la tibia ducha ni en el extrañamente moroso afeitado. Al café ya le acompañaba un retraso que sólo le punzó un momento. Cuando se sentó ante las fotos familiares -no recordaba haberlo hecho nunca- apenas le importaba que le esperasen en el colegio electoral. Desde muy hondo, tan cerca ya la Navidad, una voz que sonaba a la de su madre le llamaba: -Pere, Pedro, ¿dónde estás?


Comentarios

Por Hubertfoulk 2018-01-15 21:38:25

cialis cheap generic buy cialis original cialis pills cialis prices how to buy cialis in toronto cialis without a doctor's prescription cialis sale manila cialis without a doctor's prescription buy cialis tadalafil


Por DavidCeany 2018-01-15 17:54:41

where to order cialis in canada buy cialis cheap cialis fast cialis prices can you buy cialis mexico cialis generic cialis cheap australia cialis without a doctor's prescription best place to order cialis online


Por Robinspisy 2018-01-15 11:15:42

payday loans no credit check payday loans no credit loans for bad credit loans no credit check


Por Robinneaws 2018-01-15 04:51:33

real money casino casino games online slots casino games


Comentar

Columnistas

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Elecciones, el premio a los golpistas

El inexorable paso del tiempo ha permitido que, por fin, llegara el día de las precipitadas y rocambolescas  elecciones catalanas. En estas elecciones autonómicas no ha habido nada normal.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Feliz Navidad 2017

Feliz Navidad, casi nadie pensaría que a estas alturas seguiríamos aquí para desearles un año más Feliz Navidad, pero la realidad es que aquí estamos.

Por Editorial Leer columna

El sueño de Pere

Quiso dormir de nuevo arrullado por la calidez de aquel pasado nunca valorado, que procuraba no revivir Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Por qué ya no tenemos niños (y cuáles serán las consecuencias)

Los hijos atan mucho. La generación que abrazó esa visión del mundo va previsiblemente a ser castigada con una Europa-geriátrico de pensiones insostenibles, empobrecimiento, vejez solitaria y calles sin juegos de niños Publicado en la pagina web de la Fundación Valores y Sociedad

Por Francisco J Contreras Leer columna

PARTITOCRACIA  E IDEOCRACIA

(permítaseme el neologismo "si es que lo es-  versus  RAZÓN  Y  ÉTICA

Por Juan J. RubioLeer columna

Seres vivos dotados de sensibilidad

De nuevo nos encontramos con una antigua paradoja; los hombres pueden razonar  pero han decidido no hacerlo. La voluntad, sin duda, puede más que la razón.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Ambigüedades de la Constitución y el fracaso de las autonomías

Según una encuesta de octubre de este año, un 62% de los españoles desearía la recentralización de las competencias educativas y el 64% la de las de orden público. Pero el porcentaje de partidos con representación parlamentaria dispuestos a proponerla es del 0%. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Asesinos!

Este país, hay que decirlo, rebosa de asesinos en potencia y de cómplices intelectuales de Rodrigo Lanza Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo