Sabado, 23 de febrero de 2019

Elecciones en AndalucíaY por fin la VOX se oyó

Las elecciones andaluzas esperadas con tanta expectación han tenido la virtud  de dejar claras muchas cosas:


En primer lugar, una caída histórica del PSOE en su feudo tradicional, debida principalmente al hastío producido por su corrupción tan conocida, continuada y demostrada, y que nos regalaba cada día un nuevo caso de partidismo, amiguismo y latrocinio, hablando claro. Resultó por tanto ridículo el argumento utilizado ayer por Susana Díaz según el cual adjudicaba a su partido poco menos que el total de los votos correspondientes a la abstención. Bueno, y quizá no le faltase razón pues con toda seguridad muchos de los no votantes prefirieron no hacerlo antes que votar al PSOE del que estarían decepcionados totalmente.


Otra cosa que se demostró es que el PP no cosechó milagrosamente un flojo resultado gracias a la campaña esforzada, intensa y omnipresente de su líder Pablo Casado que en su mensaje se alejó muy acertadamente un mucho bastante de las tibias e insulsas  campañas de Mariano Rajoy y habló sin miedo a pronunciar una y otra vez la

palabra derecha o centro derecha, acercándose así al PP que añoramos y cercano al programa de VOX, considerado anatema y que, a la postre obtuvo un meritorio y sorprendente éxito para muchos incrédulos.


Y hablando de centro, convendría detenerse en este otro concepto: Hablamos de centro derecha y centro izquierda y no nos damos cuenta de que son conceptos inexistentes pues la esencia del centro es la equidistancia. (Un partido de centro sería aquel cuya ideología participase tanto  de ideas de izquierda como de derecha a partes iguales). No cabe por tanto hablar de centro derecha o centro izquierda pues eso destruiría el espíritu de la palabra centro, desplazándolo. Mejor sería hablar de derecha moderada o radical e izquierda moderada o radical pero no mezclar para nada la palabra centro que me parece pura fantasía.


También Ciudadanos obtuvo unos muy buenos resultados pero lo que sigue siendo una incógnita es qué decisión  adoptará este partido que  no superó al PP, como era su ilusión. Es temible que su líder pueda salir con una "jaimitada" por su deseo de colocar como presidente de la Junta a su candidato. Sería un tremendo paso en falso. Cualquier amaño podría pagarlo caro en el futuro. Es bueno el argumento del candidato del PP, basándose en que Ciudadanos, habiendo ganado las elecciones en Cataluña, no presentó candidatura a la presidencia. Y Ciudadanos sigue siendo de los partidos que temen que se les tilde de derechas...


A VOX ya me referí anteriormente: obtuvo el premio a su esforzadísima y limpia campaña contra tirios y troyanos exponiendo su programa, cuyos puntos fuertes son: unidad de la patria (no pueden existir diecisiete parlamentos),

defensa de la vida y del débil, guerra al terrorismo, defensa de la lengua común, regulación de la inmigración, defensa de una misma sanidad, de una misma educación, reconocimiento del fracaso de la Ley de Violencia de Género que debe ser sustituída por una Ley Intrafamiliar (que no, Susana, que esto no quiere decir que Santi Abascal vaya a andar  dando  patadas en la barriga a cualquier señora que encuentre por la calle), anulación de la Ley de Memoria Histórica, etc. etc., Todos son puntos comunes en las aspiraciones de millones de españoles. Total, doce diputados para el parlamento andaluz. Una pica en Flandes sin asomo de extremismos radicales que seguro no se detendrá ahí


El patetismo de la noche de ayer lo puso la ridícula intervención de la derrotada Susana Díaz que apareció ante las cámaras totalmente abatida, tal como un alma en pena. Comprendo que es muy duro para ella el ver que sus ambiciones se van sumiendo en la nada. Desde verse muy segura en la presidencia del gobierno de Andalucía, pasando por su intento de ponerse a la cabeza del PSOE nacional con un estrepitoso fracaso ante el Dr. Sánchez, lo que llevaba aparejada una posible presidencia de la nación (no cabe duda que esto pasaría por su mente), la pobre Susana deberá pasar a la oposición en su tierra, (consciente incluso de que ya hay quien pide su cabeza), y lanzando ayer, como digo, un lastimero y lastimoso mensaje acusando a la extrema derecha (VOX a su entender) de intentar deshacer el país (despreciando ella, muy democráticamente, el valor del voto de cientos de miles de sus paisanos) y ya en un estado que podríamos calificar de "groggy", culpando nuevamente a VOX de estar a favor de la violencia de género (¡!), animando a los suyos y a otros a ser "un muro" para impedir el destrozo nacional que vaticina (actitud que nos suena a otra igual, de antaño, previa a la guerra civil). En fin, repito, su mensaje resultó patético y

lacrimógeno, un amargo y triste no querer aceptar la realidad. Falta absoluta de ideas, esta  pobre señora debía de haber aprovechado la ocasión para entonar ante todos un "mea culpa" cosa que imposibilita su soberbia, hoy por los suelos. Le convendría también recordar aquel momento en que su PSOE, perdidas las elecciones ante el PP de Arenas, buscó apoyos para alcanzar el poder.


Muy similar fué la intervención de otro derrotado, Pablo Iglesias, al que prefiero no dedicar más tiempo por obsoleto, extemporáneo y repetitivo con su eterna fijación en el peligro de la extrema derecha y extendiendo y publicando esa siembra de odio que le mueve y que parece ser su norte en esta vida.


Por mi parte solo me queda hacer votos para que entre los partidos ganadores haya sensatez, espíritu de colaboración, sacrificio y serenos cambios de impresiones para que de aquí al 27 de Diciembre, que creo es la fecha de las proclamaciones, contemplemos unos acuerdos bien estudiados, sólidos y serios ya que la ocasión es de vital importancia para futuras confrontaciones, dejando a un lado personalismos y protagonismos fuera de lugar en estos casos, y así lograr un cambio radical en el panorama político que termine con la serie de despropósitos que nuestra nación, nuestra querida patria está sufriendo en manos de tanto inútil ambicioso e irresponsable.



Francisco Alonso-Graña del Valle.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo