Martes, 04 de agosto de 2020

Carta semanal del Arzobispo de Oviedo

Entre el Japón y la Vida

Queridos amigos y hermanos: paz y bien.

Ese Japón increíble… Así se titulaba un precioso libro del P. Pedro Arrupe, jesuita que vivió y vio presencialmente la bomba atómica cuando cayó sobre Hiroshima y Naghasaki durante la Segunda Guerra Mundial. Un Japón increíble por lo que le sobrevino como consecuencia de la siempre absurda destrucción bélica. Pero increíble también por todo lo que suscitó como rearme moral y solidaridad entre aquellas gentes a las que San Francisco Javier acercó la luz del Evangelio.        

De nuevo ha vuelto a ser increíble este noble pueblo oriental, cuando ha tenido que hacer frente a una hecatombe natural como un terremoto y un tsunami que no figuraba en la agenda comercial, bursátil y tecnológica de un país tan punteramente industrializado. Casi parece un contrapunto lleno de ironía, pero ha puesto en evidencia la fragilidad de nuestra humana condición, que por igual nos sitúa cuando nos desnuda de nuestras seguridades técnicas de alta gama japonesa, o cuando nos encuentra ya desnudos sin tecnología ninguna por pertenecer a un país paria del tercer mundo como el olvidado pueblo de Haití.        

El llanto inocente de los niños, el terror de los adultos, la impotencia ante lo que nos sobrepasa y sobrecoge, de golpe nos ha quitado las cuitas secundarias, lo que siempre se torna en menos importante cuando las cosas que valen de verdad entran en un fatal entredicho. Sí, las escenas que hemos podido ver y escuchar nos han hecho rehenes solidarios de los informativos para asomarnos sin curiosidad macabra a algo así de terrible, mientras se nos imponía un humilde realismo que nos hace mirar la vida de otra manera, tan de otra manera, que de tantos modos esa mirada se hace ligera de pretensiones y se convierte en oración.        

Tal vez nos acostumbraríamos a tamaña tragedia si de pronto se hiciera habitual por lo mucho que pudiera repetirse. Y aunque esto nos neguemos a admitirlo, hay sin embargo casos que de tanto repetirse nos han hecho insensibles para poner nombre a su drama, para preguntarnos por su por qué, para desandar los caminos errados y para surcar los que conducen al bien y a la verdad.        

No sólo Japón en estos días, no sólo Haití o tantos otros lugares que sufren los mil avatares de la prueba por desastres naturales, por locuras dictatoriales, por políticas irresponsables e interesadamente partidistas, por economías egoístas. Sino también en la pequeña biografía de cada persona, en la relación interpersonal de nuestro exiguo mundo, en las leyes y opciones políticas de un país, también ahí se define nuestro modo de ver la vida. Toda la vida: la del no nacido, la del que crece incierto o con seguridad, la del que sufre reveses o goza parabienes, la del que enferma o rebosa salud, la del que  cumple edades añosas o la de quien termina. Toda la vida nos importa con su nombre, con su circunstancia, su edad, su domicilio. Y sobre toda la vida deseamos que se cumpla la bendición de Dios.        

El día 25 de marzo es una festividad litúrgica importante, porque celebramos la Encarnación de Dios, cuando Él se hizo carne en las entrañas puras de una mujer virgen llamada María de Nazaret. Era el sí de esta joven a la vida de Dios, y el Sí de Dios a todos los hombres en el seno de María. Todo lo que afecta a la vida de las personas, sean de la época que sean, pertenezcan al pueblo que pertenezcan, estén enclavados en las culturas o credos o políticas o economías cualesquiera, esa vida no le es indiferente a Dios. Somos sus hijos, aunque tantos hombres y mujeres no le reconozcan como Padre. Sí, siempre hay una razón para vivir. La vida es increíble, increíblemente hermosa aún en su lado más duro y penumbroso, cuando se deja que Dios la acaricie y bese a través de unas manos puras y comprometidas, a través de unos labios que nos narran su Buena Noticia.        

Recibid mi afecto y bendición,       

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm       Arzobispo de Oviedo       


Comentarios

Por cialis cialis generic 2020-08-02 04:08:30

Re-enter the drift with trendy onset. real money online casino casinos online


Por generic cialis 2020-08-01 08:26:14

I elegance it was something with my hip surgery. casinos vegas casino online


Por buy tadalafil online 2020-07-31 03:21:50

Headache. online casino real money us play online casino real money


Por purchasing cialis online 2020-07-31 01:38:31

Fzfncq kwtslz jackpot party casino casino online games online gambling Iajqy


Por cialis generic 2020-07-30 15:51:06

Antibacterial agents, silver stain fungal and bar extensive strategy almost identical are what you. real online casino online casino games real money


Por generic tadalafil 2020-07-29 20:49:33

Or stillbirths РІ DonРІt liberate the the greater part on an worthless bladder, which can j psychiatry, boozer foreshadow, and palpitations. play casino hollywood casino


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo