Viernes, 23 de febrero de 2024

Epitafio para un traidor

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna de LNE, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

FELIZ NAVIDAD

Un año más enviamos nuestra felicitación navideña a nuestros lectores

Por Editorial Leer columna

LA PROPOSICION DE LEY DE AMNISTIA Y NUESTROS DIPUTADOS

A propósito de este acuerdo vienen a la memori las palabras de San Agustín en La ciudad de Dios, si no se respeta la justicia, ¿Qué son los Estados sino grandes bandas de ladrones?. 

Por José Luis LafuenteLeer columna

¿Somos todavía una nación?

Las naciones no son entes abstractos sino productos de la historia y, como tales, objeto de construcción o destrucción

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Chile: lecciones de septiembre del año 1973

  La actitud del Partido Socialista chileno hacia la democracia era en los 60 y 70 la misma que la del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Francisco Largo Caballero desde 1933: la democracia podía interesar como instrumento o puente hacia la dictadura del proletariado.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

CUANDO LOS TRIBUNALES SON INDEPENDIENTES Y RESPONSABLES  

En Asturias, la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia en sentencia 620/2023, de 29 de mayo, dictada en el recurso PO 791/2022, ha estimado el recurso formulado por el Arzobispado de Oviedo impugnando el Decreto 60/2022, de 30 de agosto.

Por José Luis LafuenteLeer columna

La ciencia y el cristianismo

La edad media no fue tan oscura como nos han contado, y menos aún para la ciencia

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Lo que significa la nueva sentencia sobre el aborto

Ellos tienen el mito del «progreso». Nosotros tenemos la verdad de la realidad.   Publicado en la Gaceta

Por Francisco J Contreras Leer columna

EL TC  AVALA REFORMAS "DE TAPADILLO" DE LA CONSTITUCION EN MATERIA DE EDUCACIÓN

En nota informativa del 12 de mayo de 2023, el Tribunal Constitucional"en adelante TC"señala que el Pleno ha rechazado el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el PP frente a la LOMLOE"Ley Orgánica de Modificación de la Ley de Educación--, remitiendo a posterior publicación de la sentencia. La propia nota indica que algunas impugnaciones coincidían con el recurso presentado por VOX (Recurso 1760/2021) y que fue rechazado el pasado 19 de abril, con cinco votos particulares.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Profecía cumplida

La última moción de censura  ha logrado la finalidad esperada : retratar a todos los partidos políticos

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Caso 11M: obertura para la deconstrucción de una nación

Tal día como hoy hace 19 años, en la mañana del jueves 11 de marzo de 2004, tres días antes de unas elecciones generales, estallaron varios artefactos explosivos en cuatro trenes en Madrid, resultando asesinadas 193 personas, 2.057 heridas y mutiladas e incontables con profundos traumas psicológicos como consecuencia de las imágenes dantescas vividas. ?

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Ratatatatarratatatatà

Las ratas tienen derechos, según la recientemente promulgada ley de bienestar animal, se supone entonces que tendrán personalidad jurídica y por tanto serán ciudadanos. Como tienen "lengua" y costumbres propias  por qué no considerarlas una nación.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Logrará la ciudadanía frenar la ley de amnistía?

a) no, el gobierno lo tiene todo "bien atado"
b) sí, la fuerza del pueblo es imparable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo