Viernes, 16 de noviembre de 2018

Epitafio para un traidor

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna de LNE, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mentira tras mentira

Con el asunto de los restos de Franco, este Gobierno se ha metido en un lío del que sólo puede salir descalabrado Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Abusiris

El estudio de la necrópolis de Abusiris permite conocer como fue declinando el Imperio egipcio antiguo y por extensión como los imperios se van desmoronando

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

La paja y la viga

Según la Comisión Europea, las autonomías están dificultando la prosperidad de España Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Marcuse es culpable

Soy el espíritu que siempre niega [Ich bin der Geist, der stets verneint]”, dice de sí mismo el Mefistófeles de Goethe. La izquierda, sostuvo Roger Scruton en Fools, Frauds, and Firebrands, es mefistofélica: lo que la define es su “esencial negatividad”, su “grito contra lo vigente en nombre de lo desconocido”: critica implacablemente las imperfecciones reales o imaginarias de la sociedad actual sin proponer otra alternativa que, en el mejor de los casos, borrosas utopías (en el peor, la simple reedición de lo que una y otra vez –de Lenin a Mao, de Pol Pot a Castro o Chávez- ha desembocado en fosas comunes y colas para comprar papel higiénico). Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

El caso Olona

Macarena Olona desveló una red corrupta en el País Vasco que afectaba a cargos nacionalistas Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

VOX y el voto católico

Es triste ver cómo tantos católicos militantes dejan pasar la oportunidad de apoyar a un partido que, por primera vez desde la Transición, está dispuesto a plantear una verdadera alternativa ideológica a la izquierda en todos los terrenos. Publicado en ACTUALL  

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Gregorio VII

Gregorio VII fue  un hombre que, bien se puede decir, llenó por sí el siglo XI y el mundo de entonces; y sacudió toda Europa sumergida en. tantos errores y envuelta en preocupante ignorancia. El mismo manifestaba conocimiento de su ardua misión y vaticinó lo que su mismo nombre significaría en las edades futuras. Y, sin embargo, murió en el exilio. (Juan XXIII)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Triunfa un "luminoso" Turco en Italia

Ayer se estrenó el segundo título de la actual emporada de ópera ovetense con una obra de Gioachino Rossini de desigual aceptación según la época.

Por Cosima Wieck Leer columna

Hablan los que saben

Un documento de 43 medievalistas y arabistas confirman que la Mezquita pertenece a la Iglesia Publicado en el Diario de Sevilla

Por Recaredo 1972Leer columna

Inmigración, Estado asistencial y el ogro Trump

Es imposible tener a un mismo tiempo fronteras abiertas y Estado del Bienestar: mejor dicho, es posible, pero también una receta para la ruina. Habrá que desactivar alguno de los factores. Y no parece que vaya a ser el Estado del Bienestar. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo