Sabado, 23 de febrero de 2019

Epitafio para un traidor

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.

 Por desgracia la avalancha de sucesos delictivos llevados a cabo por parte de independentistas catalanes, y las actuaciones indignas en contra de lo que correspondería  al Gobierno de la Nación que se han sucedido desde entonces, han confirmado los peores pronósticos, que alguien como yo -no precisamente experta en política -  aventurara en otros escritos similares ("La profecía",14-9-17; "Juego de trolas", 8-10-17; "Ganarán los sublevados", 1-11-17; y  "Elecciones, el premio a los golpistas", 20-12-17).

Las actuaciones y no actuaciones de Rajoy, calificadas por muchos -inconscientes de ello o contribuyendo al engaño -como prudencia, magistral control de los tiempos, astucia o aburrimiento y vagancia, no eran más que la cara de una moneda falsa y falsaria. Era la cobardía de un traidor a un programa y a unos votantes, la cobardía que le ha llevado incluso a ausentarse del hemiciclo cuando se debatía su moción de censura, para culminar no dimitiendo y para así pasar el remate de la faena de la destrucción de la actual España Constitucional a Pedro Sánchez, sabedor de que  éste, con el apoyo de nacionalistas  y antisistemas, la llevará a cabo de una forma más decidida. Porque una cosa es poder engañar a sus votantes a lo largo de dos legislaturas, y hacer pactos hipotecarios con el PNV "que a su vez ha pactado con Bildu para proclamar la nación de Euskadi- para seguir gobernando (ja,ja); o apoyar y rendir pleitesía al nuevo presidente naci-independentista de Cataluña. Pero otra cosa muy distinta, dada la situación terminal del partido que ha hundido, hubiera sido rematar a cara descubierta la faena para la confederalización de España.

Disfrazando esta cobardía de sacrificio pretende ser visto como el mártir al que arrojaron del poder por "defender la unidad de la Nación" (sic). Sin duda confía en que la banda de  palmeros agradecidos (y no menos traidores) de los que se ha rodeado-una vez eliminados del partido todos aquellos que  eran contrarios  a sus mezquinas manipulaciones -le siga sosteniendo como figurón para vegetar hasta el hundimiento definitivo

Porque, a todas luces, estos han sido los objetivos de su mandato, hundir al PP (un partido liberal-conservador incompatible con el siniestro proyecto que tenía que realizar) y así  facilitar todos los movimientos para la destrucción de España como Nación.

El camino a seguir ya lo había marcado su antecesor en la Moncloa. Su misión era continuar sus pasos - tarea que a simple vista parecía imposible dado el partido que le sustentaba - y para ello no valía ir de frente,  como hizo Zapatero: Simplemente  no había que derogar  ninguno de los proyectos y leyes impulsadas por aquél y engañar a los ciudadanos ocultando su verdadero plan tras la máscara de la calma y la pachorra.

Para los votantes de la derecha son estos unos momentos agridulces -casi de liberación- en los que, por una parte, muchos celebramos la caída de un presidente nefasto. Pero  también vemos con gran preocupación la llegada de una muy mala copia del iluminado Zapatero, alguien que acelerará  la marcha parsimoniosa pero implacable para la destrucción de España como Nación que imponía Rajoy. No hay ninguna sorpresa respecto al descabellado proyecto de "nación de naciones" de este personaje y para ello como ha expresado en varias ocasiones "actualizara y modernizara la Constitución", según sus escasos parámetros intelectuales.

Como vengo desde hace tiempo compartiendo con algunos de ustedes desde esta columna de LNE, estamos a punto de asistir al final del largo recorrido, iniciado hace catorce años con los atentados en los trenes de cercanías y la victoria de sus promotores ("Silencios convenidos sobre el 11M", 9-7-11; "11M, vergüenza nacional",11-3-15; "A los 12 años del 11M", 10-3-16; "11M, trece años de infamia", 10-3-17; "Justicia hipotecada", 9-4-17; "11M, año XIV del Tiempo Nuevo", 16-3-18). Después todo ha seguido los planes previstos, sorpresa de incautos desbordados, derrota de un Rajoy entonces inédito, un nuevo presidente que descaradamente marcó el camino, seguido de una marioneta coaccionada o quizás convencida, que representaría el papel asignado y culminaría su triste misión de traidor cediendo los trastos a quien, con ayuda de separatistas y chavistas nos hundirá definitivamente. Es "El tiempo nuevo, el cambio de página, que esta vez tiene que ser posible con una política mayor" anunciado por un conocido periodista- el mismo 11M, a la vez que un miembro del grupo abertzale Elkarri sugería "Esto merece una reflexión sobre la política antiterrorista, sobre el futuro".

El futuro ya está aquí.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo