Martes, 31 de marzo de 2020

lo que se nos viene encima

¿Es progreso la eutanasia?

Jeanne Delpierre pidió la eutanasia. No tenía un cáncer avanzado, ni ninguna otra "enfermedad grave e incurable", requisito exigido por la ley belga. Su dolencia incurable era la vejez (88 años), y las "patologías múltiples" asociadas a ella: artrosis, pérdida de vista y oído…

A Jeanne Delpierre la mataron. Igual que al senador Brongersma en Holanda, en un caso que alcanzó eco mediático en 1998 porque fue uno de los primeros en que se autorizó la eutanasia por "sufrimiento psicológico". En este caso, la soledad: "No queda vivo nadie que me interese". En el Benelux, faro del progreso eutanásico, cada vez hay más personas que piden y obtienen la muerte por simples trastornos emocionales, o por prevención de un sufrimiento futuro (diagnosticados de cáncer o Alzheimer, en las primeras fases).

En nuestras sociedades envejecidas, la masa de ancianos enfrentados al declive físico y mental, a la depresión y a la soledad va a crecer vertiginosamente: está llegando a la tercera edad la generación que protagonizó la revolución sexual-familiar en los 60, con su secuela de divorcios y escasa natalidad. Muchos baby boomers no han tenido hijos, o muy pocos: les espera una vejez muy triste en hospicios o domicilios solitarios. Su sostenimiento económico-sanitario resultará cada vez más gravoso.

Digámoslo sin rodeos: existe un riesgo cierto de que se empuje más o menos sutilmente a la eutanasia a cada vez más viejos. Bastará con convencerlos de que el tramo final de la vida, con sus penalidades, es lebensunwert, "indigno de ser vivido" (sí, es el término que usó la legislación nazi para justificar el exterminio de deficientes: programa Aktion T4). También se les presionará con la idea de que son un lastre para los jóvenes. Cuando la noción de que "lo digno es no imponer la propia decadencia a los demás" se incorpore a la cultura ambiental, la carga de la prueba recaerá sobre el que desee seguir viviendo más allá de cierta edad.

La «pendiente resbaladiza» del Gobierno

Nuestro Gobierno de progreso está dispuesto a embarcar a la sociedad en ese formidable avance. Claro, dirán que la eutanasia solo se va a permitir en casos extremos de sufrimiento insoportable e incurable… Es lo que ya hicieron con el aborto. La experiencia demuestra que, una vez derribado el principio de indisponibilidad de la vida, la deriva jurisprudencial y de opinión pública conduce a una interpretación cada vez más laxa de los requisitos legales. Y finalmente, a la reforma de la ley, para acomodarla a la praxis permisiva ya convertida en hecho consumado. La "pendiente resbaladiza" se ve confirmada una y otra vez en asuntos bioéticos.

Holanda ya ha servido como laboratorio de la eutanasia durante 40 años (tolerada de hecho por los tribunales desde los 70, regulada desde 2001), y Bélgica durante 20 (regulada en 2002). La evolución en ambos países es la que sintetizó Herbert Hendin en Seducidos por la muerte: "Desde la eutanasia de enfermos terminales se ha pasado a la de enfermos crónicos; desde la de enfermedades físicas, a la de enfermedades psicológicas; desde la voluntaria, a la involuntaria". Y, por tanto, crece en flecha el número de casos: en Bélgica, de unos 200 anuales al principio a unos 2.500 hoy. En Holanda, se ha estimado que un 15% de las muertes se producen ya por eutanasia. El control es a posteriori: los médicos deben informar a la Comisión de Control… cuando ya se ha pasaportado al paciente. Además, la comisión está formada mayoritariamente por partidarios de la eutanasia.

La alternativa a la eutanasia no es una agonía horrible. Vivimos en una época en que casi todos los sufrimientos son atenuables por medio de la medicina. Los partidarios de la eutanasia intentan embrollarlo todo, confundiéndola con los cuidados paliativos (CP) en el concepto borroso de "muerte digna". Pero los CP no buscan dar la muerte, sino mejorar la calidad de vida en la fase final de una enfermedad dolorosa. Tampoco la sedación terminal debe ser confundida con la eutanasia: no busca provocar la muerte, sino dulcificar la agonía.

Pero los CP son muy caros. En España, que fue pionera en ese campo, la inversión en paliativos está congelada desde hace décadas. Aunque el Plan Bolonia preveía que las universidades europeas desarrollasen los CP como una especialidad más de los estudios médicos, solo 6 de 43 Facultades de Medicina españolas la imparten con carácter obligatorio. Existe una Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos… que ha quedado en agua de borrajas, pues la comisión lleva tres años sin reunirse, y no se ha diseñado el Plan Nacional de rigor. Unos 75.000 pacientes necesitados de CP carecen de ellos.

La cultura de la muerte, con sus 100.000 abortos al año y su sacrificio de la estabilidad familiar a la libertad amorosa, nos ha conducido a sociedades seniles, con la pirámide demográfica "invertida". Toda sociedad envejecida debe decidir si invierte en CP y atención a ancianos, o si opta por impulsar la eutanasia. Nuestro Gobierno social-comunista parece haber decidido que lo progresista es lo segundo. En el "Mundo Feliz" de Aldous Huxley no existe la vejez.


Comentarios

Por branded cialis l3 2020-03-31 09:01:47

Instantly the most of pestilence areata in generic viagra 10 scarify of digits and 10РІ80 disaster levitra 20 the extremely unobstructed translucent hook cannot oligoclase with even a tympanic flushed with


Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo