Sabado, 21 de abril de 2018

Los yihadistas aprovechan la división y la falta de control de las autoridades iraníes

Estado Islámico aprovecha la tensión sectaria en la frontera entre Irak e Irán para volcar su mirada en Teherán

.

La presencia de Estado Islámico en la zona deriva de la compleja situación sectaria que existe en Irak y particularmente en la frontera, donde combaten milicianos contra yihadistas aunque ambos sean de origen kurdo, alimentados por las tensiones previas a la última guerra de Irak que comenzó ya hace 12 años.

A finales de enero, tres guardias revolucionarios iraníes fueron asesinados en la región de Bamo al repeler el asalto de una veintena de milicianos de Estado Islámico que se habían infiltrado desde Irak. Tres de los yihadistas detonaron chalecos explosivos y otros dos murieron en el enfrentamiento.

Días antes, los servicios de Inteligencia de Irán encontraron un alijo de armas en la ciudad de Marivan, en el lado iraní de la frontera, que incluía TNT, C4, detonadores electrónicos, granadas, municiones para ametralladoras AK-47 y granadas autopropulsadas.

Si se suman ambos acontecimientos, la idea es clara: Estado Islámico todavía tiene la capacidad de penetrar la densa red de seguridad de la República Islámica, un país que en gran medida ha logrado evitar la devastación provocada por el grupo en los países vecinos.

"Hoy (Estado Islámico) no necesita controlar un país (...) para afirmar que existen: les basta con llevar a cabo un atentado cualquier día", ha reconocido Hosein Dehghan, ex ministro de Defensa y ahora asesor del líder supremo, el gran ayatolá Alí Jamenei, dijo en una entrevista reciente con la agencia de noticias semi oficial de Tasnim.

Halabja, la ciudad más grande del lado iraquí, es recordada con mayor frecuencia por un ataque químico ordenado por el entonces presidente Sadam Husein en 1988 que dejó miles de muertos. Ahora se la concoce por la presencia de yihadistas en sus alrededores, y por los retratos de las fuerzas de seguridad kurdas iraquíes, conocidas como Peshmerga, muertas en la batalla contra Estado Islámico.

Un poco antes la invasión de Irak liderada por Estados Unidos en 2003, uno de los máximos responsables de la guerra sectaria que casi extermina al país, Abu Musab al Zarqawi, había sido responsabilizado de alimentar tensiones entre suníes y chiíes con su grupo Ansar al Islam, que se fusionó con Estado Islámico en 2014.

Tal fue el impacto de Al Zarqawi que muchos de los kurdos iraníes e iraquíes que ahora combaten del lado Estado Islámico son parte de una segunda generación de milicianos muy influenciados por el legado letal de Zarqawi, según funcionarios de seguridad iraquíes y comandantes peshmerga.

Los milicianos islamistas suníes ven a los chiíes, que constituyen la mayoría de la población de Irán, como apóstatas y han amenazado repetidamente con llevar a cabo ataques en la República Islámica. Los kurdos representan alrededor del diez por ciento de los iraníes y son predominantemente suníes.

En este sentido, el comandante peshmerga Hamai Hama Seid, afirma que los milicianos kurdos de Estado Islámico aprovechan su conocimiento del idioma y la región, así como fuertes lazos transfronterizos, para facilitar la entrada en Irán.

"Definitivamente existen vínculos entre los extremistas iraníes e iraquíes en los dos lados de la frontera", dijo Seid a Reuters en el pueblo fronterizo iraquí de Tawila, a solo unos cientos de metros de la frontera iraní. "Los milicianos explotan esta zona porque es montañosa, difícil y boscosa", ha añadido.

Además, muchos de los jóvenes tienen poca educación y tienen pocas oportunidades económicas, lo que permite que los reclutadores extremistas prosperen, dicen los oficiales de seguridad iraquíes y los comandantes de Peshmerga.

ATAQUE EN EL CORAZÓN DE IRÁN

El acto más grave de Estado Islámico en Irán tuvo lugar el 18 de junio, con un ataque contra el mausoleo del Imán Jomeini y la sede del Parlamento en la capital iraní, en los que fallecieron al menos 13 personas.

El ataque fue concebido por un militante iraquí que usaba el nombre de guerra de Abu Aisha, un alto comandante en una unidad de Estado Islámico que lucha en Irak y Siria y compuesta exclusivamente por kurdos, según el Ministerio de Inteligencia iraní.

Fotos publicadas en línea muestran a Abu Aisha, cuando era miembro de Ansar al Islam y antes de unirse al Estado Islámico, decapitando a peshmerga mientras vestía un atuendo tradicional kurdo.

En otoño de 2016, varios milicianos kurdos del Estado Islámico dirigidos por Abu Aisha llegaron a una aldea fronteriza iraquí cerca de Halabja para tratar de establecer una base de operaciones que pudiera llevar a cabo ataques tanto en Irán como en Irak, según funcionarios de seguridad iraquíes familiares.

Los peshmerga acabaron matando a Abú Aisha en diciembre de 2016, según los oficiales de seguridad iraquíes.

Los críticos del Gobierno iraní dicen que la República Islámica está recogiendo lo que sembraron en la zona, al abstenerse de tomar medidas más drásticas contra las milicias de la frontera dada su utilidad contra grupos laicos que se oponían al régimen clerical de Teherán. Uno de ellos es el Partido Democrático del Kurdistán iraní (PDKI), un grupo de oposición iraní que lucha por una mayor autonomía para la comunidad kurda.

Los responsables de los ataques de Teherán "estuvieron en la mayoría de las mezquitas en Kurdistán y difundieron propaganda, pero ninguno de ellos fue arrestado por la República Islámica", denunció Mohammad Saleh Ghaderi, representante del PDKI en Erbil.

De hecho, el Ministerio del Interior iraní divulgó el año pasado un informe en el que alertaba de la necesidad de incrementar las operaciones en la zona porque "no pasa un día sin que haya funerales de yihadistas kurdos en el Kurdistán iraní y el Kurdistán iraquí".

De no cortar de raíz la presencia yihadista, según el informe, "en el futuro veremos a una gran cantidad de kurdos iraníes ... que se unen al Estado Islámico".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

11M: Año XIV del Tiempo Nuevo

Indignación, tristeza y perplejidad fue lo que sentí al leer La Nueva España del 11 de marzo y comprobar que mis peores augurios, a pesar de albergar una mínima esperanza, se habían cumplido. Ni una sola mención a los atentados que tuvieron lugar en Madrid hace catorce años -sumándose así al silencio de la mayoría de los medios de comunicación nacionales- sobre el mayor atentado perpetrado en Europa hasta la fecha.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Raíces del mal

El mal, el que amenaza de tantas formas a todo hombre o mujer, no se somete a los esquemas de los agitadores POublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Estrasburgo y nosotros

La interpretación evolutiva es un timo jurídico en virtud del cual el juez, en lugar de aplicar la ley, la reformula creativamente según su propia percepción de “las nuevas circunstancias sociales” convirtiéndose en legislador de hecho y violando la separación de poderes. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo