Sabado, 25 de mayo de 2019

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

Estrella estrellada

 Con la fiesta de la Epifanía estamos llegando al final del tiempo litúrgico de la Navidad. No sólo los pastores de las majadas de Belén se allegaron al Portal, no sólo los lugareños movidos por la curiosidad y el boca a boca se hicieron presentes. Había también una cita especial para unos personajes especiales: aquellos sabios del Oriente, magos de profesión, es decir, astrónomos y estudiosos del universo.       

Hoy es uno de esos días en los que todos nos volvemos niños recuperando los sueños de nuestra infancia más feliz. Quien más y quien menos recordará la emoción tensa, tiernamente en vilo, cuando llegaba la víspera de cada 6 de enero. Las otras fiestas de los días navideños habían ido dando cita a los adultos con cenas y comidas de familia, con misas del gallo y visitas de los amigos y parientes más allegados por más que estuvieran lejos el resto del año. Pero llegaba el 5 de enero, y todos nos arrebujábamos para asomarnos en primera fila el paso de la cabalgata de los Reyes Magos de Oriente.       

Los habíamos visto en el nacimiento que habíamos preparado con nuestros mayores, los íbamos moviendo como quien tiene prisa de que llegasen cuanto antes al portalín. Ahora tocaba verlos entrar por nuestra ciudad, cargados de majestad y de regalos. Con nuestros ojitos mirando hacia arriba a su paso, con nuestra nariz sonrojada del frío y la ilusión, nos parecía que en verdad llegaban con nuestro pedido, mientras le decíamos a la abuela o a la mamá: ¿se acordarán de lo que les puse en la carta?       

Con todo el encanto de estas escenas que nos trae la memoria de nuestra niñez, la fiesta de los Reyes Magos nos indica que es otra cosa la que aquí estamos celebrando. Vinieron atraídos por una estrella, es decir, se dejaron sabiamente provocar. Y aquella luz atrayente era el pobre reflejo de la verdadera luminaria que Dios encendió en Belén al darnos a su propio Hijo. Llegaron y adoraron al Niño Dios. Reconocieron en aquel bebé al misterio resuelto de todos sus enigmas, de todas sus búsquedas, de todas sus preguntas. Y no pudieron por menos que regalarle cuanto llevaban de más noble, de más bello y de más valioso.       

Hoy es otra la cabalgata, y es otra también nuestra edad. Pero las preguntas de nuestro corazón no han cambiado, y tampoco la respuesta que en su Hijo nos sigue dando Dios. Es menester encontrar la estrella, la que el Señor enciende en nuestra vida para nuestro bien, como discreto guiño de un camino a recorrer, o de un camino que dejar, a fin de poder llegar a la luz para la que también nuestros ojos nacieron. Felices Reyes. Dichosa luz.    

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL REGISTRO HORARIO Y SUS FINES

Entra en vigor la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral de los trabajadores

Por José Luis LafuenteLeer columna

DE  ELECCIONES  Y  REVOLUCIONES

Ya  la semana pasada escribí acerca de las elecciones. Como hay, a lo largo de la historia sucesos revolucionarios no ajenos a convocatorias y resultados electorales,  me permito en esta ocasión, algunos comentarios en torno a aquellos.

Por Juan J. RubioLeer columna

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

El autor de Comunistas, judíos y demás ralea, Pío Baroja, en su otro libro que tituló Desde el exilio, dice, refiriéndose a Pilar Primo de Rivera: «esta mujer admirable».

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

A  PROPÓSITO DE ESTAS ELECCIONES

… Ya "creo recordar- que el gran dramaturgo nórdico H. Ibsen ponía en boca de su protagonista en El Enemigo del Pueblo, aquella frase de  <<…la mayoría nunca tiene razón>>.  Incluso llegó a apuntar don Henrik en boca su alter ego, el protagonista doctor Stockman, que la misma podría atentar contra la propia razón y la mismísima democracia.

Por Juan J. RubioLeer columna

Vox y las expectativas

Llega la hora de consolidar los éxitos en un ámbito tan fundamental en España como es el poder municipal Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Eutanasia para el PP

Probablemente no caben tres partidos en la derecha, y al menos uno de ellos va a desaparecer a medio plazo. Debería ser el PP, su tiempo se ha cumplido   Publicado en Libertaddigital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sonrisa verdadera es el lenguaje de la seguridad

Comprendo y comparto el cabreo y temores del autor del último artículo aquí publicado, por haber  ganado las elecciones el personaje más mentiroso del escaparate, tan manipulador y suertudo como indigente intelectual, ambicioso y dañino para la unidad de España y para la libertad de los españoles.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Encuesta
¿Cree como circulas por las redes de que hubo pucherazo?

a) Si el PSOE ya demostró que es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder
b) No el pueblo español tiene unas miras muy cortas y es incapaz de preever lo que le espera

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo