Domingo, 08 de diciembre de 2019

Fabricando problemas

Entre el caudal de argucias (engaños, artimañas, tretas, añagaza, trampas, falsedades,
patrañas, embustes, cuentos, componendas, enredos, sutilezas, sofismas, ingeniosidades
y tergiversaciones) con que nuestros políticos nos deleitan un día sí y el otro también, en
su carrera desbocada hacia la obtención de votos, está alcanzando grandes cotas de uso
lo que podríamos llamar "invento o fabricación de problemas" siendo en esto nuestra
clase izquierda la gran especialista. Ni más ni menos: allí donde no hay conflicto ninguno
o donde todos estarían de acuerdo si hubiese un elemental diálogo, va el político de turno
y se inventa uno contra el cual afirma (dicho político) que está luchando a brazo partido
frente a sus adversarios que según él, defienden lo contrario que con seguridad es algo
nocivo y perjudicial para el bien común, por ejemplo. Entonces resulta que el político
atacado se da cuenta de que él defiende precisamente lo mismo que el otro pero como no
conviene y está feo ponerse de acuerdo, empieza una discusión kafkiana (como suena
culto y bien, hoy casi todo es kafkiano), que terminará trágicamente en el absurdo,
volviéndose entonces el asunto realmente kafkiano y dejándonos a nosotros, pobres e
ingenuos ciudadanos electores, perplejos, confusos y desconcertados con un ojo en
Kafka y otro en Marx (el de los hermanos, no el filósofo), disfrutando de una "empanada
cerebral" muy considerable y digna de mejor merienda al darnos cuenta de lo tontos y
simples que somos al pensar que las cosas son tan lógicas y sencillas, cuando en
realidad y "politólogamente" hablando, son tan complicadas y merecedoras de las más
altas, encendidas, intelectuales y cultas discusiones. Y esto debe ser claro, porque si no
¿para qué serviría el número indeterminado (más vale así) de congéneres nuestros y
suigéneres suyos que florecen después de nuestra modélica Transición en nuestras salas
ministeriales, parlamentarias, concejiles, sindicales, esc., etc., etc., adobado todo con el
frenético asalto tertuliano a nuestras sufrida y serviciales TVs y demás altavoces de la
riquísima vocería que nos culturiza?


Bueno, pues cuando nosotros creíamos que todos queríamos lo mejor y más justo para la
mujer y lo mejor y más justo para los inmigrantes por poner un par de ejemplos de los
temas más llamativos, resulta que no, que no es así pues aquí empiezan a adjudicarse a
unos, teorías que nunca fueron suyas y aseveraciones a otros, que tampoco nunca fueron
propias, mediante verdades a medias cultivadas con esmero para autogozo de unos y
lamento de otros. Total que, resumiendo:


"Y tú del brazo de uno,
y tú del brazo de otro
y yo acá de este lado
muriendo de dolor".


Como decía aquella desgarrada ranchera que cantábamos con voz rota en nuestros
tiempos mozos.


Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Sesión de circo en Madrid

"...la política italiana es un circo sin ni siquiera domadores, sólo payasos."(Aforismo de Andrea Mucciolo).A propósito de aquello de las barbas de tu vecino.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El hombre y la naturaleza

A lo largo del tiempo el hombre ha ido tomando posición respecto a la realidad cambiante que le rodea. Se ha pasado del temor reverencial a la naturaleza a creer que la podemos dominar y recrear a nuestro capricho  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Lecciones chilenas

Nos negamos a aprender que el socialismo es opresión y miseria. Deberíamos preferir la abundancia desigual a la pobreza igualitaria. Y en Chile la pobreza absoluta ha pasado de un 50% a un 6% de la población en las últimas cuatro décadas. (Publicado en Actuall)

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sentencia

Dicen que no hubo enriquecimiento, pero es que eso debiera ser una agravante

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

ELEGIA A AGUSTIN COSTA

De parte de un buen amigo

Por Jose Manuel Miranda SLeer columna

A PROPÓSITO DE LA TAUMATURGIA DEL PROCÈS

Permítaseme iniciar con un aserto, no sé si mío, o recogido de mi acervo enriquecido con el seguimiento de predecesores ilustres…:  (En el pasado se colonizaba con la cruz y la espada; en los tiempos modernos, son los mass media y otras herramientas subsidiarias, las que hacen la labor de ejecutar órdenes y mandatos de cabildos regidores).  

Por Juan J. RubioLeer columna

Agustín Costa, un hombre de bien

Agustín Costa, catedrático de Quimica Analítica, falleció en Oviedo el 18 de Noviembre de 2019, a los 70 años Publicado en La Nueva españa

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Nuevo fraude, ahora electoral

¿Es posible en dos días ponerse de acuerdo en todo aquello que no pudo concertarse en seis meses?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Modos, maneras...y efectos boomerang

Vuestro "don" señor Aitores el "don" del algodón,el cual para tener "don"necesita tener "algo".(Paráfrasis de un epigrama de Fco. Martínez de la Rosa).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

«PRINCESAS DEL MARTIRIO»

?No es ninguna novedad recordar que la Lay de la Memoria Histórica que nos trajo el perverso e indigno Rodríguez Zapatero y a quien ya ha mejorado en este camino el no menos perverso e indigno Pedro Sánchez, no tiene el mismo trato para las personas o acontecimientos según hayan estado en un bando o en otro durante la Guerra Civil

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

REALIDAD versus IGNORANCIA

Con frecuencia, el paso de los acontecimientos me hace pensar que llegará un momento en que ya mis ojos, mis oídos, en fin, todo mi ser, deje de contemplar, atónito, tanta incongruencia, tanto sinsentido, tanto absurdo acompañado todo ello y adornado de tanta mentira, tanta ignorancia, tanta insensatez, en fin, tanta osadía a cargo de la clase dirigente que nos ha tocado sufrir.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Venderá Sanchez la unidad de España a cambio de la presidencia del Gobierno?¿

a) Si y lo que haga falta, carece de otro interés que su propia persona
b) No la maquinaria constitucional se lo impedirá

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo