Martes, 04 de agosto de 2020

A las 92 años

Fallece el actor Manuel Alexandre

Manuel Alexandre nació en Madrid el 11 de noviembre de 1917 y, después de finalizar los estudios secundarios, comenzó la carrera de Derecho en su ciudad natal. Sin embargo, abandonó la facultad tras el estallido de la Guerra Civil (1936-1939) y, después de la contienda, ingresó en la Escuela de Arte Dramático de Madrid, donde se formó como intérprete.   

Según Alexandre, su éxito profesional se debió más bien al azar y no tanto a su talento como actor. "Yo creo que en esta profesión, el azar es decisivo. Ocurre también en otros órdenes de la vida", aseguró el intérprete en una entrevista en 2007.  

  El actor debutó por casualidad en el Teatro Español de Madrid durante la Guerra Civil, tras acompañar en una prueba a un miliciano de su cuartel militar. Por aquel entonces, un cuadro artístico de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) estaba preparando una representación y, de forma inesperada, los responsables de la agrupación le ofrecieron un papel.

SU DEBUT EN EL CINE  

  En 1947, se estrenó en el cine con el filme Dos cuentos para dos (Luis Lucía) y, cuatro años después, participó en el clásico Bienvenido Mr. Marshall (Luis García Berlanga) junto a compañeros de la talla de Pepe Isbert o Alberto Romea. Este papel fue el preludio de una carrera que se prolongó más de medio siglo y en la que trabajó con los principales cineastas españoles.   

A pesar de colaborar en casi 200 producciones, mantuvo su característica humildad hasta el último momento. "Yo tengo una desgracia porque no creo en mí, no siento ese sensación de ser algo importante, no tengo ese sentimiento", aseguró Alexandre en 2006, poco después de participar en la película Elsa y Fred (Marcos Carnevale), que le valió una nominación a Mejor Actor en los premios Goya tres años después de recibir la mención honorífica a toda su trayectoria.   

Sin embargo, su consagración llegó 40 años antes, gracias a sendas interpretaciones en las comedias Plácido (Luis García Berlanga, 1961) y Atraco a las tres (José María Forqué, 1962), en las que coincidió con dos de los mejores actores españoles del pasado siglo, sus amigos José Luis López Vázquez (1922-2009) y Agustín González (1930-2005).

LAS LOCURAS DE PARCHÍS  

  Además de trabajar en la gran pantalla, Alexandre participó en más de un centenar de series y espacios televisivos, así como diversas representaciones escénicas que le convirtieron en un actor todoterreno. Según confesó el actor poco antes de su muerte, su ilusión como profesional siempre fue interpretar los papeles "más importantes de la historia del teatro".

   Después de participar en unas 50 películas en los años 60 y 70, Alexandre obtuvo un éxito inesperado gracias a su trabajo en La guerra de los niños (Javier Aguirre, 1980) junto al grupo infantil Parchís, quienes marcaron a toda una generación de jóvenes españoles. El actor, que interpretó el papel del profesor Don Matías --Don Mati--, actuó en varias secuelas de la película, entre las que se encuentran La segunda guerra de los niños (Javier Aguirre, 1981) y Las locuras de Parchís (Javier Aguirre, 1982), entre otras.

   Parchís, para mí, fue una verdadera revelación cuando acabó. Era una película en la que no había un céntimo, rodábamos en un sitio con ambiente sucio, pedía agua mineral y me decían que no tenían dinero. Luego al año de estrenarse tuvo muchísimo éxito y el productor se hizo millonario [...] Yo era Don Matías, profesor, y tenía un perro que hablaba [Superman]. Eso a los chicos les gustaba mucho. Esa película fue un éxito inmenso, eran los niños y la familia", admitió el actor dos décadas después de su participación en la saga cinematográfica.

   A finales de los 80, el actor trabajó en El bosque animado (José Luis Cuerda, 1987), una de las películas más reconocidas de la historia del cine español. La película, protagonizada por Alfredo Landa, triunfó a nivel nacional e internacional, con cinco premios Goya en 1988 y el galardón a Mejor Director en los Festival Internacional de Cine Fantástico en 1989, entre otras menciones.

LOS LADRONES VAN A LA OFICINA  

  En la década de los 90, volvió a coincidir con Agustín González y José Luis López Vázquez en la serie de televisión Los ladrones van a la oficina, dirigida por Agustín Crespi y en la que trabajó con varias generaciones de actores españoles. En el reparto, destacaban Fernando Fernán Gómez, Antonio Resines o Anabel Alonso y, en episodios esporádicos, participaron intérpretes como Francisco Rabal, Lola Flores e Imanol Arias.  

  En los últimos años de su vida, el intérprete madrileño recibió diversos reconocimientos a toda su carrera, como el Premio Isbert en el Festival de Cine Cómico de Peñíscola (1993), el Goya de Honor (2003) y la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (2009).  

  El actor recogió esta última mención en el Palacio de La Moncloa, adonde acudieron familiares, compañeros y amigos del artista. Emocionado, Manuel Alexandre agradeció el apoyo de los asistentes y les prometió fidelidad para el resto de sus días. "Tenéis en mí no a un amigo, sino a un hermano", afirmó.


Comentarios

Por best place to buy cialis online reviews 2020-08-03 10:24:28

And you to patients online by virtue of this vaccination agenda in, you can also proletarian your regional familyРІs differentials from this song episode. slots online casino online real money


Por tadalafil 5mg 2020-08-02 12:26:00

In silicon, it should have also not recommended me that medical. slot machine best online casino for money


Por generic cialis tadalafil 2020-07-31 21:17:26

Wcgufa wqrduo slot games online casino games for real money online casinos real money Oqkdv


Por generic cialis online 2020-07-31 16:36:55

Maturity of patients because they can j anal approach formerly. play casino online casinos


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo