Miercoles, 20 de febrero de 2019

A los 89 años

Fallece el cineasta Luis García Berlanga

Berlanga sufría la enfermedad de Alzehimer y su última aparición pública se produjo esta misma semana, con motivo de la presentación de la campaña solidaria de Médicos Sin Fronteras Pastillas contra el dolor ajeno, en la que participaba.    El cineasta recibió el Premio Nacional de Cinematografía (1980), la Medalla de Oro de las Bellas Artes (1981) y el Príncipe de Asturias de las Artes (1986) en reconocimiento a su carrera y su "análisis crítico y sonriente de la sociedad española".  

  También estuvo nominado al Oscar a la mejor película de habla no inglesa con Plácido en 1963.  

  Luis García-Berlanga Martí nació en Valencia en junio de 1921 en el seno de una familia acomodada y, ocho años más tarde, fue enviado a Suiza junto a su hermano Fernando para continuar su formación primaria, que había iniciado en su ciudad natal. Regresó a España un año después y, desde 1936 a 1939, vivió la Guerra Civil en plena adolescencia.   

Cuando estalló la guerra, el padre del director, José García-Berlanga, era diputado del partido Unión Republicana --integrado en la coalición de izquierda Frente Popular que ganó las elecciones generales de 1936-- y, debido a su militancia, fue perseguido y detenido en Tánger (Marruecos) por el ejército franquista, que le condenó a la pena de muerte.

   Por ello, Luis García Berlanga se alistó en la División Azul, el cuerpo de voluntarios creado por el general Franco para apoyar al ejército nazi en la Unión Soviética, y en 1941 fue enviado a luchar al frente de Novgorod (en la antigua URSS). "Fui porque me lo pidió mi familia, porque mi padre estaba condenado a pena de muerte, pero en realidad lo que me motivó a ir fue una chica que [...] no me mandó ni una carta y se hizo novia de una amigo íntimo", aseguró el cineasta en un entrevista en el diario El País en noviembre de 2007.

   "Nunca disparé un tiro [...] Me pusieron a vigilar en una torre vigía, pero no veía nada y me inventaba las cosas. Hacía un frío intenso y a lo que temía era a Drácula [...] No sirvió para nada ir a la División Azul. Para conseguir la conmutación de la pena de mi padre hubo que pasar por el estraperlo de la muerte [...] Mi padre tenía una fábrica de electricidad y una finca. Lo vendimos todo y le salvamos la vida, pagando", añadió.   

En 1942, de vuelta en España, comenzó a interesarse por la poesía y el cine y, cinco años más tarde, ingresó en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas (IIEC). En esta escuela madrileña coincidió con su colega Juan Antonio Bardem, con quien formó un tándem estilístico y creativo que le situó en la vanguardia del cine español.

 


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo