Lunes, 21 de enero de 2019

las tendencias

Feminista no, feminoide

En tiempos nada lejanos, a la hora de escribir uno podía abandonarse al fácil recurso de los estereotipos masculinos y femeninos, de tan ilustre tradición literaria, sin que ello supusiera convertirse en esa especie de indeseable supremo que hoy es el machista, apenas superado por el fascista, con el que forma casi inseparable pareja de hecho. Entre los tópicos más acreditados estaba el hoy caduco por prohibido que quería a los varones rectilíneos en su ser y obrar, veraces y un tanto brutos, a lo que se oponía el supuesto carácter veleidoso, tornadizo, simulador y disimulador de la mujer, especialmente de la rubia, ya que las morenas, por esa cosa racial, parecían menos afectadas en el doble sentido de la palabra. Si hoy pudiéramos recurrir sin peligro a esas manidas pero efectivas metáforas, comprobaríamos que Pedro Sánchez practica una política que, para no incurrir en la ira feminista, no calificaremos como femenina sino como feminoide, esperando que el matiz nos libre del trallazo y la picota. A las pruebas me remito.


Desde que llegó al poder el susodicho con su legión de ministros de diseño feminista, todo han sido medidas y anuncios que tienen el único común denominador de distraer la atención del respetable. Unas son demagogia en estado casi puro, tal la mediática recepción del Aquarius, remolcado desde la lejana Libia a golpe de talonario al mismo tiempo que el Estrecho se llenaba de pateras y de muertos que a nadie importan. Otras, como la eliminación del copago farmacéutico y de los peajes en las autopistas, o la idea de subir las pensiones incluso en caso de recesión, son dudosas o imposibles, aunque de momento sirvan para comprar titulares y justificar la subida de impuestos que con toda certeza se prepara. Pero convendrán conmigo en que la palma del fácil postureo para consumo de orcos se la lleva la pretensión de desenterrar los restos de Franco, que no están precisamente en lugar impertinente, para exponerlos al ludibrio público cuando se cumplan exactamente ochenta años de su urticante victoria total sobre los rojos y separatistas que hoy nos señorean. Veremos si Franco no les sigue ganando batallas aún hoy.

Y mientras hablamos de todos estos disparates, ruinas y bellaquerías, los de siempre, duchos ya en la traición al pueblo español, avanzan sigilosamente en el que piensan definitivo golpe a la unidad de la Patria. La política feminoide que nunca va de frente tiene nombre, el de Pedro Sánchez.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo