Miercoles, 18 de julio de 2018

las tendencias

Feminista no, feminoide

En tiempos nada lejanos, a la hora de escribir uno podía abandonarse al fácil recurso de los estereotipos masculinos y femeninos, de tan ilustre tradición literaria, sin que ello supusiera convertirse en esa especie de indeseable supremo que hoy es el machista, apenas superado por el fascista, con el que forma casi inseparable pareja de hecho. Entre los tópicos más acreditados estaba el hoy caduco por prohibido que quería a los varones rectilíneos en su ser y obrar, veraces y un tanto brutos, a lo que se oponía el supuesto carácter veleidoso, tornadizo, simulador y disimulador de la mujer, especialmente de la rubia, ya que las morenas, por esa cosa racial, parecían menos afectadas en el doble sentido de la palabra. Si hoy pudiéramos recurrir sin peligro a esas manidas pero efectivas metáforas, comprobaríamos que Pedro Sánchez practica una política que, para no incurrir en la ira feminista, no calificaremos como femenina sino como feminoide, esperando que el matiz nos libre del trallazo y la picota. A las pruebas me remito.


Desde que llegó al poder el susodicho con su legión de ministros de diseño feminista, todo han sido medidas y anuncios que tienen el único común denominador de distraer la atención del respetable. Unas son demagogia en estado casi puro, tal la mediática recepción del Aquarius, remolcado desde la lejana Libia a golpe de talonario al mismo tiempo que el Estrecho se llenaba de pateras y de muertos que a nadie importan. Otras, como la eliminación del copago farmacéutico y de los peajes en las autopistas, o la idea de subir las pensiones incluso en caso de recesión, son dudosas o imposibles, aunque de momento sirvan para comprar titulares y justificar la subida de impuestos que con toda certeza se prepara. Pero convendrán conmigo en que la palma del fácil postureo para consumo de orcos se la lleva la pretensión de desenterrar los restos de Franco, que no están precisamente en lugar impertinente, para exponerlos al ludibrio público cuando se cumplan exactamente ochenta años de su urticante victoria total sobre los rojos y separatistas que hoy nos señorean. Veremos si Franco no les sigue ganando batallas aún hoy.

Y mientras hablamos de todos estos disparates, ruinas y bellaquerías, los de siempre, duchos ya en la traición al pueblo español, avanzan sigilosamente en el que piensan definitivo golpe a la unidad de la Patria. La política feminoide que nunca va de frente tiene nombre, el de Pedro Sánchez.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Jordan Peterson y la batalla de los pronombres

Peterson es un liberal clásico que conoce bien la historia de los sistemas totalitarios y sabe que la batalla lingüística es decisiva. Es uno de los francotiradores intelectuales que ha surgido en Canadá y que, asumiendo el riesgo de muerte civil, mantienen enhiesta la bandera de la resistencia. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

La eutanasia que viene

La eutanasia es la salida fácil al problema del envejecimiento de la población Publicado en ele diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Atrocidades racistas: el gran ajuste de cuentas a Occidente

Se está produciendo un genocidio de blancos en sudáfrica ante el silencio general de la prensa Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

'Traslatio sedis'

Alfonso X proyectaba desde Cádiz nada menos que la conquista militar y espiritual de África Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Feminista no, feminoide

Desde que Sánchez llegó al poder, todo han sido anuncios que sólo pretenden distraer la atención del respetable

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Rémi Brague y la legitimidad del hombre

Nuestra ética y nuestra política se basan en la libertad individual, absolutizándola hasta extremos inéditos en la historia. Sin embargo, este individualismo convive con una filosofía materialista que concibe al individuo como el producto caprichoso del azar evolutivo en un universo sin sentido.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Epitafio para un traidor

En noviembre del 16, me publicaban en estas mismas páginas la carta "Réquiem por la Constitución", en la que denunciaba "la forma encubierta en la que el gobierno de Rajoy, apoyado por la mayoría de los partidos parlamentarios, estaba llevando a cabo las negocio-cesiones con los nacionalistas, para desembocar en el final ya escrito en alguna parte".

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Carmen Calvo contra el romanticismo

Pedro Sánchez ha sorprendido con un gabinete aseado, sin estridencias frentepopulistas para calmar a los mercados. Pero ese "giro a la derecha” económico lo compensará con un giro a la izquierda que sólo podrá ser moral-cultural. Preparémonos a una lluvia de medidas feministas, homosexualistas y laicistas.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lágrimas negras

Usted, señor Rajoy, ha supeditado el interés de España a la conveniencia de su pútrido partido

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El largo 68, de la ETA a las aulas

El mayo del 68 derivó en varios movimientos que han perdurado hasta nuestra época y cambiado nuestra sociedad. Algunos miembros se quedaron en el activismo armado, otros treparon a las cumbres de la política y los últimos transformaron la educación y la cultura.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo