Martes, 20 de febrero de 2018

Ganarán los sublevados

Creo que a estas alturas y después de analizar la evolución de los pasos adoptados por la tropa catalana hacia el independentismo en los últimos trece años- desde la marcha lenta y marcada, correspondiente al "paso  de instrucción", pasando por el "paso de maniobra o de evolución", primero "redoblado" y después "paso ligero" cuando las circunstancias de la maniobra exigían mas ligereza y prontitud, finalizando con el "paso de ataque o de carga", esta vez no al compás de tambores y cornetas sino de cazuelas y cucharones - nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Todos y cada uno de ellos- unos con apoyo implícito al golpe separatista, otros asesorando para que su proyecto independentista se viera cimentado legalmente, y otros favoreciéndolo con estudiada inacción y activa colaboración encubierta -  se han empeñado a fondo en llevarnos a una situación límite que ha servido de señuelo para ir preparando a los ciudadanos para algo con un alcance mucho mas general, que satisfaga a los independentistas de todas las comunidades autónomas: la reforma Confederal de la Constitución.

Después de una batalla en la que no ha habido ni vencedores ni vencidos, en la que hubo pero no hubo referendum, en la que se ha declarado pero no se ha proclamado la República Catalana Independiente, en que se ha aplicado pero de mentirijillas y con remilgos el 155, en la que los jefes de los golpistas parecía que habían huido pero solo estaban jugando al escondite, ha llegado la hora de borrón y cuenta nueva para con  la mayor parte de los que han cometido delitos claramente tipificados en el Código Penal. Los trompetas han tocado a "pelitos a la mar" o, mejor dicho, a "papeletas a las urnas" como nuevo paso de marcha para que todo sea legal.

Rajoy, Sánchez y Rivera, por un lado, Iglesias, la extrema izquierda y todos los partidos independentistas catalanes en coalición, por otro, comparten con alegría la nueva estrategia del despiste: las "urgentes" elecciones catalanas el 21D. Alegría incluso contagiada a sus respectivos votantes, que se manifestaron en Barcelona el domingo pasado al grito guerrero de "votaremos", pudiendo ser un indicativo de la aceptación general del siguiente paso previsto y hasta ahora ocultado, la reforma de los artículos de la Carta Magna que conciernen a la unidad nacional. En este sentido ya se ha expresado el nuevo iluminado del PSOE, el de la "nación de naciones", al indicar que estas elecciones son solo "el inicio de la solución", ya que a continuación toca "¿actualizar y modernizar? la Constitución, tratándose de poner su reloj a la hora de España". Los comentarios a tan profundo pensamiento  sobrepasarían los límites de esta carta.

¿Cuantos pasos de cobarde rendición o, más certeramente, de vil traición - incluido siempre el engaño a los ciudadanos- faltan aún para culminar el proyecto de destrucción de España como Estado-Nación?

No obstante debemos de estar tranquilos, ya que Rajoy ha  nombrado a la Vicepresidenta del Gobierno como Presidenta en la  región de los sublevados; la misma que, rauda y veloz, fue a los cuarteles de los "enemigos", enarbolando la bandera blanca del dialogo-rendición

Todas las manipulaciones y ensoñaciones históricas, se convertirán, por obra y gracia de los partidos políticos parlamentarios, en una realidad que muchos de los protagonistas, en momentos de lucidez, jamás habían pensado que fueran a alcanzar. Porque la "singularidad catalana" puede convertirse en un hecho real que figurará en los anales de la Historia como ejemplo de cómo una mínima parte de los ciudadanos de esta región española, con la colaboración  de un Gobierno Nacional  y de todos los partidos políticos, consiguieron mediante la reforma de la Carta Magna, que se reconociera no sólo su singularidad sino la de todos los que se sintieran "singulares" en las diversas comunidades autónomas e, inclusive, dentro de los propios municipios, parroquias, urbanizaciones y apartamentos.

Mientras que el resto de naciones occidentales, lejos de plantearse retroceder al tercer mundo, emplean toda su energía, todos sus medios, en el progreso económico, social, científico, técnico y cultural, salvaguardando la libertad y unidad de todos sus ciudadanos, aquí andamos tras el reconocimiento de la independencia de tribus íberas, para constituir la Confederación Ibérica de repúblicas independientes.

Solamente confío en que la contundencia y claridad de nuestro Monarca, la valentía de los catalanes y demás españoles, que no nos dejamos engañar, y la sensatez de la Unión Europea, salven a nuestra nación de sus destructores  y  esta farsa termine como una de las mejores obras del teatro del absurdo de Pirandello o Ionesco, con cualquier representante de la Generalidad proclamando solemnemente en el Parlamento catalán "me he comprado un orinal".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo