Miercoles, 26 de julio de 2017

Terror en londres

Guerra sin gloria

Durante el partido del Madrid con la Juve alguien comentó que el estadio de Cardiff había sido cubierto por temor a un sofisticado ataque terrorista con drones. Pocos minutos después, tres tipos armados con cuchillos de cocina ponían Londres patas arriba y lo sumían en un baño de sangre infiel que, las cosas como son, ya no ha provocado el estupor e incredulidad generales de los primeros atentados en suelo europeo. A la estupefacción y los peluches ha sucedido un estado de resignación y de sordo temor que sólo espera, como esa misma noche en Turín, de alguna nimiedad para convertirse en pánico colectivo.

Una singular característica de la reacción ante el terrorismo actual en Europa es la ausencia de respuesta espontánea por parte de la población contra los grupos cómplices o asociados con la autoría. No hace tanto, las masas reaccionaban con terrible ira y violencia contra aquéllos a quienes se suponía responsables de atentados o traiciones. Los pogromos antijudíos, la caza de brujas, las matanzas de frailes y curas no son episodios excesivamente lejanos y, sin embargo, siguen pareciéndonos muy remotos, apenas imaginables incluso en las presentes circunstancias. Es algo de lo que debemos felicitarnos y, sin duda, sentirnos orgullosos, pues está en relación directa con la educación emocional y cívica de nuestros países, pero no deberíamos dar por supuesto que se mantendrá siempre.

Una condición esencial para que las gentes puedan sobrellevar con alguna paciencia los ataques, las matanzas y el miedo es la convicción de que las autoridades hacen algo para prevenirlos y castigar a los autores. Por eso es tan necesario, además de por prioritarias razones de seguridad y justicia, que los políticos den muestras de haber comprendido el inmenso problema a que nos enfrentamos y la carga que ha caído sobre ellos. Ésta será una guerra larga y muy difícil, pues todas las acciones llamativas e impactantes serán del enemigo. La guerra contra el terrorismo islamista se ganará no con demagogia o buenismo sino con información, operaciones policiales, molestas medidas preventivas, expulsiones, eliminación de santuarios, control extremo sobre grupos de riesgo... Actuaciones que, al contrario que las islamistas, no serán nunca primera noticia y sólo dan fruto a la larga, mientras irá creciendo la lista de víctimas inocentes, que ya se cuentan por cientos, y el rosario de ciudades heridas. Nos esperan años muy duros en una guerra sin gloria que no podemos perder.



Comentarios

Por Flossiecof 2017-07-26 04:14:29

Absolutely NEW update of SEO/SMM software "XRumer 16.0 + XEvil 3.0": captchas regignizing of Google, Facebook, Bing, Hotmail, SolveMedia, Yandex, and more than 8400 another types of captchas, with highest precision (80..100%) and highest speed (100 img per second). You can connect XEvil 3.0 to all most popular SEO/SMM software: XRumer, GSA SER, ZennoPoster, Srapebox, Senuke, and more than 100 of other programms. Interested? You can find a lot of introducing videos about XEvil in YouTube. See you later ;) XRumer20170725


Comentar

Columnistas

EL SEXO Y EL GÉNERO EN BIOLOGÍA

La Audiencia Provincial de Madrid ha resuelto que el texto que figuraba en el autobús de Hazte Oir, noconstituye un delito de odio. ¡Menos mal! Aunque han tardado varios meses en darse cuenta, es un alivio que,finalmente, se reconozca la libertad de expresión.

Por Paco MexiaLeer columna

La fórmula de la felicidad

Si usted tiene un empleo relativamente satisfactorio, está casado, participa en iniciativas vecinales o filantrópicas y practica la religión, su probabilidad de declararse "muy feliz" es estadísticamente muy alta. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

América y la felicidad

Por favor, señores de los telediarios, lo que necesitamos es más América y menos Cataluña Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

LOS EEUU TAMBIEN TIENEN SU  LADO OSCURO

The New York Times pide a Rajoy que permita la consulta secesionista al tiempo que pide a los catalanes que voten no.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

La nueva clase alta norteamericana

La dualización social y la dimisión moral-pedagógica de la élite presagian su declive como superpotencia. Publicado en Actuall  

Por Francisco J Contreras Leer columna

España y el Rey

La Monarquía ha sido durante siglos la garante de la unidad entre los españoles- Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La nueva generación de lectores

Hoy en día es más que corriente escuchar la frase “los jóvenes ya no leen”, lo cual es cierto en términos generales. Sin embargo, algo peor que no leer es –a mi juicio- alimentarse de pésimas lecturas de una calidad literaria ínfima o inexistente.  

Por Inma Vieitez Leer columna

Guerra sin gloria

Ésta será una guerra muy difícil, pues todas las acciones llamativas e impactantes serán del enemigo Publicado en El diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría y la eficacia pedagógica de la ley

La Hungría de Orban y la España de Rajoy son dos modelos contrapuestos respecto a las politicas sobre familia y vida. Porque las leyes no son inocuas, tienen su importancia. Como argumenta el autor las leyes y las políticas sí tienen un impacto “educativo” sobre las creencias y las costumbres Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

CATAPLASMAS NOTARIALES

El notariado percibe la problemática que lo acosa y la analiza pero carece de la decisión para hacerle frente con la contundencia necesaria

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

SALVAR LA ENSEÑANZA PÚBLICA

Los niños son seres candorosos e indefensos que acuden a las aulas confiando en sus profesores, como confían en sus padres. Carecen de sentido crítico, aceptan como buenos los mensajes que reciben y por ello son muy proclives al adoctrinamiento ideológico y político.

Por Paco MexiaLeer columna

Encuesta
¿Logrará Pesro Sanchez dinamitar España?

a) Si, solo piensa en su propio interés
b) No, no puede ser tan irresponsable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo