Lunes, 22 de octubre de 2018

Cambien el nombre del reglamento municipal de honores y distinciones por el de “honores y aberraciones"

Honores y aberraciones

Vayamos por partes. No sorprende la iniciativa de una izquierda monolítica en su sectarismo ideológico, y experta en premiar a sus afectos y castigar, cuando no perseguir, a sus oponentes. Alarma, eso sí, que se sume al carro un partido representante, o eso dicen, del centro-derecha, y a ello dedicaremos buena parte de este comentario.

No pretendemos descubrir ahora las luces y las sombras, desgraciadamente estas últimas mayores que las primeras, del personaje ahora premiado. En estas mismas páginas de Dignidad Digital pueden encontrar con todo lujo de detalle, y gracias al trabajo de D. Francisco Alamán, una relación de la hoja de servicio de este nuevo “héroe de la patria”.

Nadie le va a negar a D. Santiago su actitud durante la transición española, esa que Pío Moa ha bautizado ahora con acierto como "transición de cristal", y en concreto el posibilitar que el Partido Comunista se sumara al proceso de construcción del nuevo régimen democrático. Bien está decirlo, pero aclarando, en primer lugar, que dicha contribución no fue en modo alguno del todo desinteresada o gratuita. Baste decir que el propio Carrillo fue uno de los mayores beneficiados por la ley de amnistía y que, con mayor generosidad, la sociedad española en su conjunto renunció a pedirle cuentas por las oscuras y sangrientas sombras que se cernían sobre su pasado público y político.

 Respeto por tanto sí, pero una cosa es tolerar y perdonar, y otra muy diferente ensalzar y proponer como modelo ciudadano a quien no lo merece, y cuyo solo nombre sigue revolviendo las entrañas de muchos españoles. En este país, o al menos nuestros políticos, tienen una rara habilidad para pasar de un extremo del péndulo al otro, sin aprender de los errores cometidos. Y a este respecto uno no puede evitar recordar las palabras escritas hace ya muchos años, y con rechifla, por el inefable Vizcaíno Casas. Aventuraba D. Fernando que dejaríamos de llamar a la localidad gallega como “El Ferrol del Caudillo”, y pasaríamos a conocer a la localidad asturiana como “Gijón del Carrillo”. Pues ya hemos llegado a ese punto, y muy señores míos, y en mi opinión, ni lo uno ni lo otro.

No me meteré en honduras para tratar de averiguar las razones por las que Carrillo abandonó Gijón a una temprana edad. Hay quien me aconseja prudencia en este punto.

Lo que no admite dudas es que D. Santiago ocupaba el puesto de Consejero de Orden Público en Madrid cuando el régimen de terror impuesto por su partido, el comunista, cometió el asesinato genocida de miles de personas en Paracuellos del Jarama. Agustín de Foxá nos narra en su libro, “Madrid de corte a checa”, el espeluznante espectáculo de una capital donde fueron asesinados impunemente, y con saña, miles de personas. Religiosos y religiosas, padres de familia acompañados de sus hijos menores de edad, a los que se acusaba de desafectos al régimen republicano por ir a Misa los domingos, o simpatizar con la CEDA. Sin duda uno de los episodios más negros y lamentables de nuestra guerra civil.

El hispanista Ian Gibson, poco sospechoso de cercanía ideológica al bando vencedor de la guerra civil, afirma que “es difícil de creer que Santiago Carrillo no estuviese enterado de las matanzas que se habían producido los días 7 y 8 de noviembre, si no enseguida, sí muy poco tiempo después”. Por tanto, y aún concediéndole el beneficio de la duda de que no tuviera responsabilidad directa en las mismas, cabe concluir que, en el mejor de los casos, recaería sobre él un grave error de omisión, al no haber hecho nada por evitarlas desde su directa y alta responsabilidad.

Por ello sorprende la distinción, y sorprende aún más como señalábamos, que la misma cuente con el apoyo de un partido de centro-derecha, como es el PP. Aunque según las noticias, pues alguno de los concejales gijoneses de este grupo ha reconocido públicamente que nadie le informó del acuerdo, todo respondería a una decisión caudillista, otra más, de la presidenta local de este partido, y eterna candidata a la alcaldía de Gijón.

Dña. Pilar Fernández Pardo ha defendido su posición afirmando que el PP cedió, como lo hicieron los restantes grupos municipales. Aludiendo así al hecho de que, en virtud del mismo acuerdo, se logró el nombramiento de D. Rodrigo Rato como Hijo Adoptivo de Gijón. Alguien tendrá que explicarle a esta señora que ceder no es algo bueno por definición. Dependerá del objeto y de las circunstancias de la cesión. Y que evidentemente, y este caso es una muestra ejemplar de ello, no siempre se puede ceder. Flaco favor le ha hecho la señora Pardo a su partido, a los gijoneses, y al mismo D. Rodrigo Rato, al ofrecerle un título comprado al dudoso precio de compartirlo con personas indignas de su merecimiento.

Resulta patético imaginar el espectáculo de chalaneo entre los mediocres políticos gijoneses, de uno y otro signo, acordando y repartiendo los nombramientos y distinciones de esta noble e industriosa villa asturiana. Títulos que ellos mismos han devaluado hasta dejarlos ahora reducidos a quincalla y papel pintado.

Sólo debiéramos pedirles algo más de coherencia y que, fruto de un consenso tan edificante como este, cambien el nombre del reglamento municipal de honores y distinciones por el nombre más fiel de “honores y aberraciones”. Dña. Pilar puede seguir ejercitando con tan brillantes resultados el noble ejercicio de la cesión, quizá logre que en la próxima tanda la nombren a ella misma Hija Adoptiva de Gijón, ya que por derecho propio, y es el único consuelo que nos queda a los gijoneses, no lo es ni lo será nunca.

                                     Macero Macerado


Comentarios

Por Nuria Martínez-Viademont 2010-12-08 11:02:00

Y la de votos que va a perder el PP en Asturias... Lo que sin duda alguna deja clara la dejadez de Madrid en determinadas provincias y desde luego, que o no hay material humano o el que de verdad vale, no interesa que llegue. Que se queden con Carrillo y Rato, no pasopalabra pero si, pasovoto.


Por Universitario trabajando 2010-12-06 09:19:00

Impresentable la nena esa y el PP de gijón


Por Cabo Furriel 2010-12-05 18:05:00

En el penúltimo párrafo, queda perfectamente definido, lo que es el Ayuntamiento de Gijón en estos momentos, y la composición de los " eficientes " profesionales de la politica.


Comentar

Columnistas

El caso Olona

Macarena Olona desveló una red corrupta en el País Vasco que afectaba a cargos nacionalistas Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

VOX y el voto católico

Es triste ver cómo tantos católicos militantes dejan pasar la oportunidad de apoyar a un partido que, por primera vez desde la Transición, está dispuesto a plantear una verdadera alternativa ideológica a la izquierda en todos los terrenos. Publicado en ACTUALL  

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Gregorio VII

Gregorio VII fue  un hombre que, bien se puede decir, llenó por sí el siglo XI y el mundo de entonces; y sacudió toda Europa sumergida en. tantos errores y envuelta en preocupante ignorancia. El mismo manifestaba conocimiento de su ardua misión y vaticinó lo que su mismo nombre significaría en las edades futuras. Y, sin embargo, murió en el exilio. (Juan XXIII)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Triunfa un "luminoso" Turco en Italia

Ayer se estrenó el segundo título de la actual emporada de ópera ovetense con una obra de Gioachino Rossini de desigual aceptación según la época.

Por Cosima Wieck Leer columna

Hablan los que saben

Un documento de 43 medievalistas y arabistas confirman que la Mezquita pertenece a la Iglesia Publicado en el Diario de Sevilla

Por Recaredo 1972Leer columna

Inmigración, Estado asistencial y el ogro Trump

Es imposible tener a un mismo tiempo fronteras abiertas y Estado del Bienestar: mejor dicho, es posible, pero también una receta para la ruina. Habrá que desactivar alguno de los factores. Y no parece que vaya a ser el Estado del Bienestar. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Covadonga y su sentido, 718-2018

«Es lícito esperar, como quienes escribieron la Crónica Profética hace casi doce siglos, la «Restauratio Hispaniae», y con ella una nueva interpretación del sentido de la historia de Covadonga y de España que permita enlazar con lo que aquellos hombres afirmaron con alegría y confianza: que Dios no abandona a su pueblo ni traiciona su alianza» Publicado en ABC  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría en el banquillo

Relanzar la natalidad nacional requiere a su vez fortalecer las familias y proteger la vida. Por ese lado, Orban entra en rotunda colisión con el proyecto neomarxista de ideología de género. Cuando en Hungría se habla de “libertad de elección”, se está pensando en un sí a la maternidad y a la vida Publicado en Actuall.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Que vienen los nazis!

Demócratas de Suecia ha alcanzado el 40% de los votos, y ya deben estar desfilando por allí las SS Publicado en El Diario de Sevilla  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Fuenteovejuna, el primer estreno de una ópera en Oviedo

Ayer daba comienzo la septuagésima primera temporada de ópera ininterrumpidamente en Oviedo y lo hacía con las pretensiones que presta el estreno de una nueva obra, la ópera Fuenteovejuna, basada en la obra homónima del autor de nuestro siglo de oro, Lope de Vega

Por Cosima Wieck Leer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo