Miercoles, 13 de diciembre de 2017

Malos tiempos

Iglesia, conciencia y moral

En un penetrante artículo publicado hace unos días en estas mismas páginas, mi compañero y, sin embargo, amigo Manuel Bustos, nos exponía sus dudas sobre el perfil adoptado por la Iglesia en estos últimos años, y decía: "Cuando el hombre más necesitado parece de su palabra firme y coherente, la Iglesia da la sensación, deseando un acercamiento, de renunciar, yendo si preciso fuera contracorriente, a ese papel de liderazgo espiritual, apostando en cambio por un modelo líquido en paralelo con el social". Estas dudas pueden tener muy distinta respuesta desde la propia Iglesia, en la que se ha instaurado y ganado naturaleza un pluralismo sobre casi todo que reproduce punto por punto el que existe fuera de ella, pero no puede velarse a nadie que desde hace un tiempo se siente un fuerte desasosiego interno que se va extendiendo de forma especial entre los sectores más formados e informados. Un desasosiego del que, me temo, no están exentos obispos ni cardenales.

A nadie se le oculta el controvertido papel del papa Francisco en esta situación que, como mínimo, resulta alarmante. Su calculada ambigüedad, sus peculiares opiniones y sus no menos extraños silencios, producen perplejidad. Todo papa ha tenido admiradores y detractores, aunque la prodigiosa sucesión de grandes pontífices del siglo XX haya hecho surgir una cierta papolatría que poco tiene de católica. Pero todavía en 1870, alguien de tanta talla eclesial como el hoy beatificado cardenal Newman, podía escribir lo que sigue sobre el magisterio petrino: "El Papa ha obtenido hoy su posición y éxito en el mundo gracias al sentido universal del bien y del mal, a la conciencia de pecado, al remordimiento de la culpa y al temor del castigo como primeros principios firmemente asentados en el corazón de los hombres? Su raison d'être es ser el campeón de la ley moral y de la conciencia. La misma existencia de su misión es la respuesta a las quejas de quienes sienten la insuficiencia de la luz natural, y la insuficiencia de esa luz es la justificación de su misión".

Sin duda, vivimos en tiempos en que ese sentido universal del bien y del mal se ha visto debilitado. La tentación puede estar en creer que ello exime a la Iglesia de la defensa a ultranza de "la ley moral y de la conciencia" para complacer a un mundo que aborrece a quien le habla de culpa, arrepentimiento y castigo.


Comentar

Columnistas

Andrea Chénier, casi a la altura de otras épocas

Ayer, viernes, víspera de la Inmaculada se presentó en el Campoamor el anteúltimo título de esta temporada, que gozó del favor del público por su calidad.

Por Cosima Wieck Leer columna

Objetivo: La Constitucion

Dicho clara, cruda y dolorosamente: no podemos ni debemos fiarnos de nuestro parlamento en materia de reforma constitucional Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Fortaleza y debilidad de la Constitución de 1978

El autor del artículo repasa lo mejor y lo peor de la Constitución española del 78 que este miércoles cumple 39 años. Publicado en actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Iglesia, conciencia y moral

Vivimos en tiempos en que ese sentido universal del bien y del mal se ha visto debilitado Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo