Miercoles, 21 de febrero de 2018

Malos tiempos

Iglesia, conciencia y moral

En un penetrante artículo publicado hace unos días en estas mismas páginas, mi compañero y, sin embargo, amigo Manuel Bustos, nos exponía sus dudas sobre el perfil adoptado por la Iglesia en estos últimos años, y decía: "Cuando el hombre más necesitado parece de su palabra firme y coherente, la Iglesia da la sensación, deseando un acercamiento, de renunciar, yendo si preciso fuera contracorriente, a ese papel de liderazgo espiritual, apostando en cambio por un modelo líquido en paralelo con el social". Estas dudas pueden tener muy distinta respuesta desde la propia Iglesia, en la que se ha instaurado y ganado naturaleza un pluralismo sobre casi todo que reproduce punto por punto el que existe fuera de ella, pero no puede velarse a nadie que desde hace un tiempo se siente un fuerte desasosiego interno que se va extendiendo de forma especial entre los sectores más formados e informados. Un desasosiego del que, me temo, no están exentos obispos ni cardenales.

A nadie se le oculta el controvertido papel del papa Francisco en esta situación que, como mínimo, resulta alarmante. Su calculada ambigüedad, sus peculiares opiniones y sus no menos extraños silencios, producen perplejidad. Todo papa ha tenido admiradores y detractores, aunque la prodigiosa sucesión de grandes pontífices del siglo XX haya hecho surgir una cierta papolatría que poco tiene de católica. Pero todavía en 1870, alguien de tanta talla eclesial como el hoy beatificado cardenal Newman, podía escribir lo que sigue sobre el magisterio petrino: "El Papa ha obtenido hoy su posición y éxito en el mundo gracias al sentido universal del bien y del mal, a la conciencia de pecado, al remordimiento de la culpa y al temor del castigo como primeros principios firmemente asentados en el corazón de los hombres? Su raison d'être es ser el campeón de la ley moral y de la conciencia. La misma existencia de su misión es la respuesta a las quejas de quienes sienten la insuficiencia de la luz natural, y la insuficiencia de esa luz es la justificación de su misión".

Sin duda, vivimos en tiempos en que ese sentido universal del bien y del mal se ha visto debilitado. La tentación puede estar en creer que ello exime a la Iglesia de la defensa a ultranza de "la ley moral y de la conciencia" para complacer a un mundo que aborrece a quien le habla de culpa, arrepentimiento y castigo.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo