Sabado, 19 de enero de 2019

Inventarios y Balances

Ya el historiador D. Pío Moa decía en uno de sus libros que la democracia no existe ya que, realmente, siempre hay unos que mandan sobre otros o sea que de eso del mandato del pueblo, nada de nada. Y realmente así es, ni más ni menos: la oligarquía gobernante suele parecerse más a una dictadura o conjunto de dictaduras que a un mandato compartido y repartido como a todos nos gustaría, creo yo. Muchas veces lo hemos oído: partitocracia. Porque en realidad ¿cuándo el pueblo, en democracia, tiene algún poder, ese poder que se le otorga en teoría? Pues para mi modestísimo modo de entender, solamente en el momento en que el ciudadano, toma una papeleta, la dobla, hacia dentro o hacia afuera, eso sí, con toda libertad, la mete en un sobre y la introduce por la ranura de una urna, una vez acreditada su personalidad y ejerciendo por tanto, su derecho al voto libremente, pero... mlra por dónde, que aquí empieza el primer engaño: la persona que haya ejercido tal derecho al voto, a no ser que no haya introducido papeleta alguna en el sobre (voto en blanco), ha introducido una papeleta con una lista inamovible de personajes, resultando por tanto, que con su voto ha elegido forzosamente a algunos elementos con los que quizá no le gustaría compartir ni mesa ni mantel ni nada por el estilo. Este es otro gran engaño: las listas cerradas, esas listas que permiten que cualquier tramposo, inútil, majadero, vago o similares, se cuele y prospere a costa del inocente votante y después, claro, actúe no precisamente de acuerdo con ese votante sino como a él mejor convenga en cada ocasión, para medrar.


Otro engaño más que no me explico cómo no está debidamente regulado: el bien llamado transfuguismo, o sea, la posibilidad y facilidad a que tiene derecho cualquier elemento elegido en una lista, a abandonar esa lista y pasarse a un grupo mixto para seguir gozando de todas las prebendas, cuando lo más lógico es que se fuese para su casa a vivir de otra cosa. (Aclaro que lo que antecede es simple opinión mía pues intenté instruirme leyendo disposiciones y no entendí nada. Por ello pido disculpas y cada uno que piense lo que quiera). Fuente consultada: "Régimen jurídico del cambio del grupo parlamentario en las cámaras legislativas del Estado Español". ¡Ni p...idea!


Como estoy viendo además que me estoy escapando a los famosos cerros de Úbeda, intentaré ceñirme en lo posible al título del artículo.

Llega el 31 de Diciembre y con esta fecha, el momento en que las empresas, en general, realizan sus Inventarios y Balances y yo lo que pretendía, al iniciar el escrito, era hacer para mí, y para compartirlo con quien tenga la buena voluntad leer estas líneas, un inventario y balance políticos de este año que se nos acaba, imaginando que España es una empresa de nuestra propiedad.


El Inventario va a ser a la vez rápido y por otra parte muy difícil de realizar con exactitud ya que consiste en un recuento exhaustivo de existencias o sea, llegar a conocer el número de políticos que hay en España.


Pues resulta que ante mi imposibilidad material y manifiesta de hacer este recuento, me fuí una vez más a fuentes de cierta solvencia que me orientaron sobre tamaña pretensión, llegando a la conclusión, valorando unos y otros criterios, que en España hay unos 300.000 políticos. Sí, sí, así es y hay fuentes que elevan el número a 465.000. Y el Inventario lo dejo ahí, antes de que las lágrimas, y no de emoción, asomen a mi rostro pues, teóricamente esos señores están ahí para hacernos la vida placentera.


El balance, refleja las cuentas de activo, pasivo y patrimonio, pero una vez aquí, prefiero ir a la cuenta de resultados que no es lo mismo aunque es consecuencia de lo mismo, o sea, la rentabilidad de una empresa, considerando como dije anteriormente a nuestro conjunto de políticos como activo de una empresa y su rentabilidad, el cómo ha sido para nosotros su labor y lo que de ellos hemos sacado en limpio pues en esencia, ellos son nuestras inversiones y su labor, nuestros resultados (beneficios o pérdidas).


Estaba yo en estas consideraciones, cuando vi que en un programa televisivo pasaban revista e iban haciendo una presentación de nuestros políticos durante el año: "el mejor parlamentario", "la mejor intervención", "el más simpático", "el que mejor atiende a la prensa", etc., etc.

Fuí incapaz de mantener la atención más de un minuto: tal hartazgo, tanto cansancio de haberlos visto una y mil veces, tanta mentira, tanto postureo, en fin, tan poco respeto a sus electores a lo largo del año, tanto hacer siempre lo que les dió la gana mirando mucho más a lo personal, a sus caprichos, especulando siempre para mantener su "status"... En fin, no sé si ellos serán conscientes de lo poco que nos importan y lo desilusionados que nos tienen pero aunque se diesen cuenta, supongo que les importaría un bledo. Por ello me dí cuenta que mi pretendida cuenta de resultados estaba hecha y rematada con dichos resultados francamente decepcionantes.


Como el escrito salió bastante anárquico, debo rematarlo pronto, recordando casos que avalan lo dicho anteriormente:

No hace mucho, un destacado representante de Ciudadanos en el Congreso hoy día, militando entonces en UPyD, puso con su voto en las manos del PSOE el gobierno autonómico de Asturias; después, se marchó a militar en Ciudadanos donde vió, sin duda, mejor porvenir. No fué "transfuguismo" precisamente pero sí algo parecido.


Y ahora contemplando las actuales circunstancias de especulación con el resultado de las elecciones andaluzas vemos que a PP y Ciudadanos les ha salido una ampolla, VOX, que está condicionando sus acuerdos y componendas y, entre otras cosas, el listísimo sr. Rivera intenta ignorar a esa formación que ha cosechado cerca de 400.000 votos, mostrando lo democráticas que son sus ideas en la figura del sr. Marín que desde 1983 ha pasado por AP, PA, CIS y C,s que yo sepa.


No sabemos, hoy 27 de Diciembre, lo que pasará pero vamos a confiar en que domine el sentido común pues entendemos que si D. Alberto no se aclara y sigue adelante con sus tambaleantes proyectos, lo va a pagar en el futuro. Al pueblo le gusta que se le hable claro. VOX habla claro y no se dude de que VOX va a seguir creciendo...y volverán a encontrarse otra vez.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo