Viernes, 20 de abril de 2018

Sobre el 11 M

Justicia  hipotecada

 "Algo así nunca se supera", afirman los familiares de una persona asesinada el 11M  en una entrevista publicada por las LNE el pasado 19 de marzo. Y al igual que ellos, miles de familiares de los 192 muertos y  casi dos mil heridos en esta masacre difícilmente superarán tanto dolor y tanta rabia. Comparto el desamparo de otra de estas víctimas cuando afirma: que "no hay justicia". Pero disiento por el motivo. No es porque la sentencia del 11M sea demasiado blanda, sino porque hay evidencias sobradas e irrefutadas (véase la amplísima bibliografía crítica desde perspectivas científicas y procesales) de que esta sentencia fue un artificio, acorde con una instrucción y un sumario falseados, lo que ha permitido que puedan estar libres los verdaderos responsables de esos crímenes.

La noticia informaba de la excarcelación de autores del atentado. Si efectivamente lo fueran, estaríamos ante una condena alarmantemente benévola. Pero sus condenas, son por otras imputaciones, en ningún caso por  la autoría de los atentados.  

Constátese en las sentencias dictadas por la Audiencia Nacional  y por el Tribunal Supremo:

De los 28 juzgados (incluidos los mencionados en la crónica), mayoritariamente confidentes o controlados por  PN, GC y CNI, 11 fueron absueltos, 3 condenados por pertenecer a grupo terrorista y tenencia o tráfico de explosivos, 6 por pertenecer a grupo terrorista, 1 por suministro de explosivos y asociación ilícita, 2 por falsificación documental y 2 por transporte de explosivos. Con condenas ente 2 a 21 años. Por contra, solamente tres  fueron inculpados de los asesinatos. El-Gnaoui y Trashorras, condenados por traslado y suministro del supuesto explosivo utilizado (goma 2ECO) en los atentados. Según el tribunal: "el explosivo utilizado en los trenes fue dinamita plástica tipo goma (goma 2ECO y el Titadyn son de este tipo), si bien, no se sabe con certeza la marca de la dinamita que explotó, pero toda o gran parte de ella procedía de mina Conchita". A pesar de las escasísimas muestras entregadas para los análisis periciales (tras la  destrucción de trenes y demás vestigios) y del inexplicable desecho de su líquido de lavado, se hallaron componentes ajenos a la goma 2ECO. Recordemos que para el fiscal  Zaragoza, daba igual el explosivo utilizado.

Al tercer inculpado, Zougam, fue al único al que se atribuyó (tras anómalas declaraciones de tres supuestos testigos) la colocación de bombas en los trenes y de facilitar las tarjetas de los móviles para detonar dichas bombas (nunca pudo demostrarse que fueran activadas mediante móviles ni que sus supuestas tarjetas fueran suministradas por el acusado).

Para justificar el numero de autores de la masacre estaban los supuestos suicidas de Leganés, que nunca  podrían testificar. Unos personajes en busca y captura, reunidos tras el atentado en un piso marcado y contiguo al de un policía de la lucha antiterrorista. Tiroteo con la policía, sin localizarse proyectiles ni casquillos .Información de Díaz-Pintado al Jefe de los TEDAX de que en el piso había cartuchos de explosivos "sobrantes de los atentados". Llamadas de despedida desde un mismo teléfono, pero con sus respectivas tarjetas personales, algunas de ellas todavía operativas tras la explosión (el único destinatario de las llamadas citado a declarar no reconoció la voz del hermano). No se inmolan en los trenes, haciéndolo tres semanas más tarde, tras esperar la evacuación de infieles del edificio. Intactos, tras la explosión, libros islamistas "chiies", entre supuestos terroristas "sunnies", sus enemigos irreconciliables.

 No se analizaron los restos de la explosión, pero sí cartuchos intactos de goma 2ECO diseminados entre los escombros. No se encontró ni una sola huella, ni rastro de sangre dentro del piso, pero si innumerables muestras de ADN. Tampoco se practicaron las autopsias requeridas que informaran sobre la hora y la causa de la muerte. El TS afirmó: "no se puede determinar qué participación en el atentado tuvieron los muertos en Leganés".Sin investigar la extraña incineración del cuerpo del GEO Torrenteras. Al increíblemente huido Bouchar, y a diferencia de sus compañeros, el tribunal no lo consideró responsable de colocación de bombas.

Todo lo aquí expuesto solamente es una pequeña muestra de por qué, al menos hasta ahora, puede creerse fundadamente que no hay  justicia en el caso del 11M.




Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

11M: Año XIV del Tiempo Nuevo

Indignación, tristeza y perplejidad fue lo que sentí al leer La Nueva España del 11 de marzo y comprobar que mis peores augurios, a pesar de albergar una mínima esperanza, se habían cumplido. Ni una sola mención a los atentados que tuvieron lugar en Madrid hace catorce años -sumándose así al silencio de la mayoría de los medios de comunicación nacionales- sobre el mayor atentado perpetrado en Europa hasta la fecha.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Raíces del mal

El mal, el que amenaza de tantas formas a todo hombre o mujer, no se somete a los esquemas de los agitadores POublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Estrasburgo y nosotros

La interpretación evolutiva es un timo jurídico en virtud del cual el juez, en lugar de aplicar la ley, la reformula creativamente según su propia percepción de “las nuevas circunstancias sociales” convirtiéndose en legislador de hecho y violando la separación de poderes. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

LAS RAICES PROFUNDAS DEL INDEPENDENTISMO

En el momento actual, quizá la mayor preocupación de los españoles sea el problema independentista catalán y sus dos millones de partidarios con sus atrabiliarios jefes al frente.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Necesitamos más "brecha salarial"

i en España aumentase algo la “brecha salarial” porque un mayor número de mujeres han ralentizado sus carreras para tener varios hijos (nadie habla del techo de cristal reproductivo: la “parejita”; si queremos conseguir un repunte natalicio, habría que incentivar que muchas mujeres fuesen a por el tercer o el cuarto hijo, compensando así la infecundidad de las que no tienen ninguno)… ¡habría que celebrarlo! Significaría que hemos identificado por fin nuestro problema más grave, y que estamos intentando atenuarlo. Y nuestro problema más grave no es la brecha salarial, sino el suicidio demográfico.Publicado en la fundación "valores y sociedad".

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo