Miercoles, 20 de noviembre de 2019

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

La alegría, sin fecha de caducidad

 Este domingo, las lecturas de la Misa son provocativas. Podrían rivalizar con tantos titulares y echarles un pulso. Todos los profetas que en el mundo han sido, han sufrido el vértigo de anunciar esperanza a un pueblo desesperanzado; anunciar alegría, a gentes resignadas a tristeza y luto: ¿veis el desierto y los yermos, el páramo y la estepa? Pues florecerán como el narciso, y sonreirán con un gozo verdadero. ¿Os abruma la soledad,  que vuestra situación no hay nada ni nadie que la pueda cambiar? Pues no pactéis con la tristeza y que el miedo no llene vuestro corazón, sed fuertes, no temáis: vuestro Dios viene en persona, para resarciros y salvaros. Y como quien está ciego y vuelve a la luz, como quien renquea de cojera y salta cual cervatillo, como mudo amilanado que consigue cantar... así veréis terminar vuestro destierro, soledad, tristeza, pesadumbre..., y volveréis a vuestra tierra como rescatados del Señor. Esta explosión de vida que tiene la huella creadora el único Hacedor, se prolonga en el evangelio: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, a los pobres se les anuncia la Buena Noticia. La alegría profetizada por Isaías encontrará su plenitud en Jesús.        

Cada uno tendrá que reconocer cuáles son sus desiertos, sus yermos, sus páramos; y poner biográficamente nombre a la ceguera, la sordera, la cojera o la mudez que nos embargan. Pero es en toda esa situación donde hemos de esperar a quien viene para rescatarnos de la muerte, de la tristeza, del fatalismo. Somos llamados a testimoniar ante el mundo esa alegría que nos ha acontecido, que se ha hecho también para nosotros el Rostro, la Carne y la Historia de Jesucristo: id y anunciad no las fantasías que se os ocurran, sino lo que estáis viendo y oyendo. Así hicieron los primeros cristianos, y así transformaron ya una vez el mundo. Entonces la alegría deja de ser un lujo conquistado o una pose fingida, y se convierte en una urgencia, en una evangelización, en un catecismo. Esta es la alegría que esperamos y que se nos dará por quien está viniendo. Una alegría que no nos podrán arrebatar, como ya profetizó Cristo. La alegría que consiste en reconocer ese factor nuevo que se ha introducido en la historia, que permite ver las cosas de modo distinto, y abrazarlas, y disponerse de la mejor manera para llegar a cambiarlas. Ese factor se llama gracia, y tiene el nombre y el rostro de quien nos la da: Jesús el esperado, Jesús el que vino, Jesús el que volverá sin haber dejado nunca nuestro camino.    

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Nuevo fraude, ahora electoral

¿Es posible en dos días ponerse de acuerdo en todo aquello que no pudo concertarse en seis meses?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Modos, maneras...y efectos boomerang

Vuestro "don" señor Aitores el "don" del algodón,el cual para tener "don"necesita tener "algo".(Paráfrasis de un epigrama de Fco. Martínez de la Rosa).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

«PRINCESAS DEL MARTIRIO»

?No es ninguna novedad recordar que la Lay de la Memoria Histórica que nos trajo el perverso e indigno Rodríguez Zapatero y a quien ya ha mejorado en este camino el no menos perverso e indigno Pedro Sánchez, no tiene el mismo trato para las personas o acontecimientos según hayan estado en un bando o en otro durante la Guerra Civil

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

REALIDAD versus IGNORANCIA

Con frecuencia, el paso de los acontecimientos me hace pensar que llegará un momento en que ya mis ojos, mis oídos, en fin, todo mi ser, deje de contemplar, atónito, tanta incongruencia, tanto sinsentido, tanto absurdo acompañado todo ello y adornado de tanta mentira, tanta ignorancia, tanta insensatez, en fin, tanta osadía a cargo de la clase dirigente que nos ha tocado sufrir.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

LIBERTAD DE ORIENTACIÓN POLÍTICA

Una de las conquistas sociales, que parece que nadie discute, es la libertad de orientación sexual, pero no parece que haya el mismo interés en el respeto a la orientación política de cada persona.

Por Paco MexiaLeer columna

Mi debate con Patrick Deneen

Hay libros que ponen en un aprieto, porque son tan sustanciosos, que todos sus párrafos están reclamando el fluorescente. "¿Por qué ha fracasado el liberalismo?", de Patrick Deneen es uno de ellos. Publicado en EL DEBATE de hoy

Por Francisco J Contreras Leer columna

Desterrando a Franco

El deshonroso regreso forzado de Franco a El Pardo augura tiempos turbulentos   Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

El Valle y la derecha vil

La sustitución de la historia por la memoria suprime las cautelas metodológicas y éticas de los historiadores Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

AGONÍAS

"El día que la mataron Rosina estaba de suerte;de tres tiros que le dieron solo dos eran de muerte"(De nuestras "Coplas de ciego" y donde digo Rosina quiero decir España).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 LA RUINDAD DE JOSÉ  ÁBALOS

Con mucha cara dura, el ignorante  ministro, en funciones,  de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos Meco, ha declarado que el partido Vox es tan inconstitucional como Bildu porque, según él, ambos no respetan el espíritu de consenso de la Constitución ni el modelo territorial que está plasmado en la Carta Magna.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

Samuel Gregg y la simbiosis perdida de razón y fe

Benedicto XVI: “¿Qué hay en el origen? La Razón creadora, el Espíritu creador que obra todo y suscita la evolución, o la Irracionalidad que, carente de todo designio, produce extrañamente un cosmos ordenado de modo matemático, así como el hombre y su razón".   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Ganará Sanchez las elecciones y podeár formar gobiernos?

a) Si los españoles tienen una vena suicida
b) No la maldición caerá sobre él

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo