Lunes, 23 de octubre de 2017

Mirada en torno

La cataluña traicionada

Ripoll es la capital de una de las comarcas más hermosas y con mayor índice de bienestar de España, una especie de Suiza pirenaica en la que no sabe uno qué admirar más, si la belleza de los paisajes, el nivel de los servicios, la calidad de las infraestructuras o el ambiente general de satisfacción con la vida, el país y sus tradiciones. También es tierra de riguroso catalanismo, en la que ya en los 90, cuando pasé allí varias semanas, había desaparecido de la vista cualquier señal de que nos encontrábamos en España y donde no era infrecuente que los niños no supieran expresarse en castellano, como ocurría con el menor de la casa que nos acogía, siendo profesor, por cierto, su padre.

Pero Ripoll es mucho más que eso. Ripoll debe su potencia histórica a su célebre monasterio benedictino, fundado nada menos que en siglo IX, y elevado a una de las cumbres culturales de la Cristiandad gracias a la personalidad del más sobresaliente de sus abades, Oliba, pacificador y verdadero padre espiritual de la Cataluña que, en las primeras décadas del siglo XI, hace exactamente mil años, y en lucha contra los moros, comenzaba a organizarse como comunidad política en torno a los condes de Barcelona, de los que Oliba fue principal consejero. Ripoll fue, por tanto, cuna y corazón de la Cataluña naciente, pero Oliba no la encerró en sí misma, sino que la abrió y relacionó todo lo que en aquel tiempo era posible con el resto de España y con Europa.

Es necesario recordar esto para así valorar lo que supone en el plano simbólico que la célula yihadista responsable del atentado de las Ramblas estuviera constituida por marroquíes asentados precisamente en Ripoll, alguno de ellos con claras simpatías secesionistas. Del Ripoll cristiano del abad Oliba se ha pasado al Ripoll nacionalista, multicultural y solar de fanáticos asesinos. Una advertencia demoledora sobre el fruto resultante de la proximidad que se ha propiciado entre el islamismo y la hispanofobia que lleva décadas manipulando la historia de Cataluña para inocular el odio a España y convencer a sus gentes de que su destino está fuera de la patria común. Que la más bella y profunda raíz de Cataluña haya alumbrado, justamente ahora, estas flores hediondas, es una señal, una traición, que habrá hecho estremecerse en sus tumbas al abad Oliba y a los buenos condes catalanes que allí reposan.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Somos libres los ciudadanos?

El autor reflexiona sobre la consciencia que tienen los ciudadanos de los paises autodenominados democráticos de la manipulación a la que son sometidos por su clase política poniendo como ejemplo paradigmático de esta incómoda verdad la situación que se está viviendo en Cataluña

Por Juan J. RubioLeer columna

Juego de trolas

Que todo lo referente a lo que esta ocurriendo con el independentismo catalán es un montaje pactado lo vengo diciendo desde hace muchos años, particularmente en las  páginas de LNE, desde mi condición de española burlada por nuestra clase política. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Qué se puede negociar en Cataluña?

La primera y más antigua acepción de justicia es la defensa del oprimido. Cataluña necesita justicia, no diálogo.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Pedro Sánchez, Antonio Pérez y Bellido Dolfos

La actitud desleal de Pedro Sanchez con España puede no sólo fracturar definitivamente al PSOE sino llevarlo a la irrelevancia electoral, Se pensaba que Zapatero era insuperable en su eficacia destructora pero siempre acaba apareciendo alguien que nos supera

Por Togas y Dignidad Leer columna

Después del 1 de Octubre

A la vista del empecinamiento de los partidos independentistas catalanes, ya no cabe cerrar los ojos o mirar a otro lado. La toma de decisiones debe seguir otras reglas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

No habrá primavera árabe en Cataluña

La demografía es el destino: las revoluciones las hacen los mozos (que no Mossos) de menos de treinta años. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Hay solución

Para que España viva el Estado de las Autonomías, cumplido su ciclo, debe ser liquidado democráticamente Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Reflexión marxista

Lo que decía el sabio: Es comprensible que determinados socios quieran dejar de pertenecer a un club que tolera lo que tolera a socios como ellos. Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿Metera el Gobierno a los golpistas en la carcel?

a) No no se atreve porque el PSOE no le apoyaria
b) Si no le queda ya otro remedio

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo