Domingo, 23 de septiembre de 2018

Sobre las feministas en el Congreso

La falacia de la teta

Que la cajera de un supermercado te diga que si queda embrazada se va a la calle; que una mujer tenga que verse obligada a elegir si trabajar o tener hijos porque los poderes públicos no son capaces de apoyar a las empresas y familias; que tengas rechazo social si eliges quedarte en casa cuidando a tus hijos… estas son situaciones reales, que hoy, octubre de 2013 se están dando. En pleno s.XXI. En el primer mundo, ese del bienestar y de las economías desarrolladas. Y todo esto nos ha llevado a la crisis que tenemos hoy, donde el sistema es insostenible porque no hay contribuyentes para mantenerlo, y tampoco se les espera puesto que el relevo generacional es insuficiente. Aquí hay injusticia y motivo para alzar la voz.

El día que las feministas pensaron que abortar era el derecho, y no salida, asumieron darles la vía fácil a los poderes públicos e instituciones. Si seguimos abanderando esos planteamientos, nos estaremos negando a nosotras mismas la posibilidad de luchar por la libertad; la liberad de elegir de tener o no tener hijos; el derecho a ser excelentes profesionales y madres extraordinarias (por el esfuerzo extra que supone tal apasionante dedicación). Optamos por defender la vía fácil que quita problemas a las empresas, ahorra dinero al Estado y por supuesto, optamos por ir en contra de nosotras mismas, las únicas capaces de albergar vida. Mucho se ha escrito y se está escribiendo en defensa de los embriones, que por supuesto entiendo que hay una vida única desde el momento de la concepción. Pero aquí no me detendré, puesto que hay voces sobradamente autorizadas haciendo una ingente defensa. Pero sobre los derechos reales de la mujer hay muy pocas.

Al comienzo mencionaba la injusticia social. Y de esas somos culpables todos y todas, empezando por las feministas que son las primeras que arrinconan públicamente a una mujer que decide quedarse en casa cuidando a su familia. Algunas veces es por realización personal, pero otras muchas es por obligación ante la imposibilidad de llegar a todo. No es porque no les guste su trabajo, sin porque no pueden literalmente trabajar. Y una opción más que responsable es cuidar, educar y proteger a los hijos que se han traído al mundo. Vaya por delante mi aplauso a todas estas valientes, sensatas y responsables mujeres. Pero vaya también la firme condena de esta situación. A día de hoy la vida está cada vez más cara y los sueldos cada vez son menores; así que si tienes que trabajar y cuidar a tu familia, solo puedes dormir menos, correr más y aguantar, porque a excepción de tu pareja y familia cercana, no encontrarás mucho más apoyo por ahí fuera.

Las conquistas sociales no se tienen que referir a cuestiones que afectan al ámbito privado, sino a aquellas en las que nos la jugamos todos. Las luchas feministas a día de hoy son poco ambiciosas y un tanto incoherentes: criticamos la teta pero la usamos como golpe de efecto. El ejemplo más inmediato podría ser el de las Fiestas de San Fermin 2013. Una joven a hombros de otro chico se quita la camiseta, y una veintena de manos se alzan para sobar lo que puedan. En ese momento, muchasfeministas con tribuna en algún periódico lo calificaron de agresión sexual. Hoy son las mismas las que aplauden el acto llevado a cabo en el Congreso de los Diputados por tres activistas del grupo FEMEN. Muchas de esas feministas se quejan (algo más bajito) del uso de la mujer como reclamo publicitario. Sin embargo, como mujer me pregunto porqué utilizar el cuerpo como reclamo político, no legitima también su uso como reclamo publicitario.

De mujer a mujer: demos un buen par de razones a este sistema para que invierta esta situación y no argumentos que se caigan por la fuerza de la gravedad, que de eso las mujeres ya sabemos bastante por naturaleza. Y no montemos estos números que más que atraer la atención a los problemas reales, la distraen y mucho.


Comentarios

Por yoloquierotodo 2013-10-14 17:06:00

En la vida hay que escoger, elegir. No es de recibo quererlo todo y al no sernos dado decir que uno es discriminado. Uno no tiene derecho a tenerlo todo. Menos demagogia y mas sentido comun


Por JMGP 2013-10-14 12:56:00

Para Por para Carolina. Mientras un cuerpo degrada, el otro enaltece y salva, a pesar suyo. Le parecera sorprendente, pero a las mujeres, nos pasa lo que a Ud. tenemos cerebro y podemos reivindicar muchas cosas utilizando la inteligencia y por ello argumentar. Mal asunto tener que argumentar distrayendo el entendimiento enseñando el físico. Por otro lado si tiene tanto interés el la cultura del "busto" encontrara muy interesante las revistas de pornografía.


Por Para Carolina 2013-10-11 23:53:00

Utilizar el cuerpo.................¿ Y que vamos utilizar? Independientemente, de las manías prejuicios, un cuerpo bonito y encima femenino con un par de tetas bien puestas, me parecen mejor que un cuerpo masculino torturado y colgado de un palo, aparte de la plástica del ART, si asi algunos lo viesen. El Mundo de los sentidos, pudiera ser un aviso a navegantes sin gastar la pólvora que buena falta pudiese hacer.


Por pacense 2013-10-11 20:58:00

Porqué utilizar el cuerpo como reclamo político, no legitima también su uso como reclamo publicitario. Magnifica observación. Por que siempre ha sido así con la feministas. Cuento un caso. Hay una famosa presentadora de un pueblo de Badajoz, tal vez el más bonito. De muy joven fue a trabajar a la SER de Badajoz, se lió con el director y ascendió rápidamente, al año vino uno de los jefes de Barcelona de inspección, se fue con él a Barcelona, repitió la jugada y pronto llegó a la cumbre en la SER. Ahora quizás sea una de las más cotizadas en lo suyo, por supuesto despachó al catalán. Pero curiosamente es de las feministas que, con más pasión, critica el uso de cuerpo de la mujer para cosas, que, propiamente, no son de las mujeres antes llamadas decentes.


Comentar

Columnistas

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió —siglo XIV— fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan lasmentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Covadonga y su sentido, 718-2018

«Es lícito esperar, como quienes escribieron la Crónica Profética hace casi doce siglos, la «Restauratio Hispaniae», y con ella una nueva interpretación del sentido de la historia de Covadonga y de España que permita enlazar con lo que aquellos hombres afirmaron con alegría y confianza: que Dios no abandona a su pueblo ni traiciona su alianza» Publicado en ABC  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría en el banquillo

Relanzar la natalidad nacional requiere a su vez fortalecer las familias y proteger la vida. Por ese lado, Orban entra en rotunda colisión con el proyecto neomarxista de ideología de género. Cuando en Hungría se habla de “libertad de elección”, se está pensando en un sí a la maternidad y a la vida Publicado en Actuall.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Que vienen los nazis!

Demócratas de Suecia ha alcanzado el 40% de los votos, y ya deben estar desfilando por allí las SS Publicado en El Diario de Sevilla  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Fuenteovejuna, el primer estreno de una ópera en Oviedo

Ayer daba comienzo la septuagésima primera temporada de ópera ininterrumpidamente en Oviedo y lo hacía con las pretensiones que presta el estreno de una nueva obra, la ópera Fuenteovejuna, basada en la obra homónima del autor de nuestro siglo de oro, Lope de Vega

Por Cosima Wieck Leer columna

San Atanasio y el arrianismo.

San Atanasio fue, sin duda, uno de los Padres de la Iglesia antigua más importantes y venerados.Pero este gran santo es, sobre todo, el apasionado teólogo de la encarnación del Logos, el Verbode Dios que, como dice el prólogo del cuarto evangelio, "se hizo carne y puso su morada entrenosotros" Benedicto XVI

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Prisioneros del odio

El odio inextinguible es una enfermedad muy penosa para quien la padece. No conoce ideologías (Publicado en el Diario de Sevilla)

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Una oportunidad de curación para la Iglesia

Como han señalado varios comentaristas, esta tribulación puede ser una oportunidad de oro para una sanación en profundidad. Comprender que uno tiene un tumor y no un resfriado es el primer paso para aplicar una terapia efectiva. Recordando siempre que la insumergibilidad de la barca está garantizada por el propio Cristo. Pese a los hombres. Publicado en LIBERTAD DIGITAL (https://www.clublibertaddigital.com/ideas/tribuna/2018-08-30/francisco-jose-contreras-una-oportunidad-de-curacion-para-la-iglesia-85898/).

Por Francisco J Contreras Leer columna

Covadonga, 13 siglos después

Cada generación, cada siglo, fue ampliando y enriqueciendo el sentido de lo que sucedió en la gruta del monte Auseva Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Google: El "memo" y los memos

Ahora que sabemos que Google tiene ideología, tenemos derecho a sospechar que pueda estar incrustando sus preferencias en los algoritmos que priorizan unos u otros contenidos en las búsquedas Publicado en disidentia.com

Por Francisco J Contreras Leer columna

El disparate como medio y fin de gobierno

¡Qué difícil resulta para algunos el liberarse del recuerdo de aquel hombre que les ganó la guerra y que tras más de cuarenta años de paz, consiguió situar a España entre las diez naciones más florecientes del mundo, superando el bloqueo a que fué sometida por los vencedores de la guerra mundial!

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo